Archivo de la etiqueta: moncloa

El régimen condena a 5 economistas por decir la verdad sobre las finanzas españolas

FUENTE

El Gobierno “ha llamado al orden” a dos economistas españoles y “ha cogido la matrícula” de otros tres por airear las trampas de la contabilidad pública y negarse a vocear que España ha salido de la crisis. Se trata de Juan Laborda (Vozpópuli), Roberto Centeno (El Confidencial), José Carlos Díez (Cinco Días), Alejandro Inurrieta (Vozpópuli) y Juan Ramón Rallo (El Economista). En una España esquilmada y en quiebra –este lunes se supo que Renfe-Adif ha “enterrado” 435 millones de euros en un túnel inservible para el Ave Murcia-Almería y otros 288 millones en el trayecto Málaga-Sevilla sin que ningún responsable esté en la cárcel– la órden de Moncloa es tajante: hay que cantar y contar la recuperación económica de España pese a los 6 millones de parados y los dramas diarios de sus ciudadanos con el empleo, la vivienda y hasta la alimentación, incluída la infantil. La periodista Ana I. Martín ha recogido el guión que el Ejecutivo quiere imponer a todos los analistas económicos:el paro registró en marzo su sexto mes de caídas consecutivascreció el empleo en casi 84.000 afiliados; las exportaciones han crecido hasta los 230.000 millones de euros -sólo el Reino Unido ha experimentado una subida mayor-; la Semana Santa ha dado otro empujón al turismo, un sector que siempre es un seguro de vida”. Pero estos 5 economistas no se lo tragan y son los únicos que a juicio del gabinete alzan la voz de forma disonante al ver el vaso “medio vacío” y acusar a esta casta de dirigentes político-empresariales de “manipular los datos. “Son los irreductibles, los críticos entre los críticos, los “aguafiestas profesionales“, como hay quienes los llaman en La Moncloa. Aunque obviamente ellos prefieren llamarse a sí mismos “los no atados al pesebre“, dice la periodista.

Beaumont

El Gobierno coge la matrícula a cinco economistas que lo machacan. Se autodenominan “los no atados al pesebre” y traen de cabeza al Ejecutivo, que ha llamado al orden a dos de ellos recientemente por acusarle de falsear la contabilidad nacional afirma la periodista Ana I. Martín desde “El semanal digital”, un diario que dirige el antiguo diputado de Alianza Popular, Antonio Martín Beaumont, que es a su vez biógrafo de Dolores de Cospedal y pidió el premio Nobel de la paz para Juan Carlos. Gracias a su cercanía al régimen se ha enterado y publicado que ante una posible debacle del PP-PSOE en las elecciones del 25-M, hay que intentar acallar a los críticos y señalar estas 5 cabezas de turco: “Lo peor para el Ejecutivo es que no predican precisamente en el desierto, sino que escriben en diarios como Cinco Días y El Economista, van a programas de debate como los de La Sexta, opinan en la radio y además su puerta siempre está abierta cuando algún corresponsal extranjero quiere una visión experta sobre lo que pasa en España”, señala su redactora en el artículo.

Según esta información, “los de Rajoy están tan hartos de que este grupo de economistas extienda constantemente un manto de sospecha sobre los datos oficiales que en los últimos días el INE ha decidido dar un toque de atención a dos de ellos. En concreto, a Roberto Centeno y a Alejando Inurrieta. Al primero porque después de denunciar en su blog “las continuas mentiras de este Gobierno corrupto de incompetentes y embusteros” pidió una auditoría externa de la contabilidad nacional. Tras el apercibimiento escribió otro artículo en el que denunciaba que el INE, “un organismo modélico hasta la Transición”, había quedado reducido hoy a mero “portavoz de las cifras que el Gobierno oligárquico desea hacer llegar a los ciudadanos y a los mercados”.

montoro guindos

A Inurrieta, por su parte, el Gobierno lo ha señalado por un artículo titulado Desconfianza estadística creciente, en el que definía la recuperación económica como “una supuesta realidad que no existe más que en el imaginario electoral del Partido Popular” y acusaba a España de haber usado “trucos contables y estadísticos para cambiar la realidad económica“. Por ello le urgió a un desmentido: “Nos resulta del todo inaceptable cuestionar sin ningún fundamento, y basándose exclusivamente en infundios, la independencia, rigor y profesionalidad del INE y de sus más de 4.000 trabajadores”, le respondió el INE por escrito.

Los 6 artículos de estos 5 economistas que han despertado la ira del Gobierno son los siguientes: Los economistas, esos nuevos bufones, de Juan Laborda; Las rentas familiares, en caída libre y Respuesta al Instituto Nacional de Estadística de Roberto Centeno, Desconfianza estadística creciente de Alejandro Inurrieta, Las exportaciones no van bien de José Carlos Díez y No a Arias Cañete de Juan Ramón Rallo.

Laborda

Juan Laborda (Vozpópuli): Economista de la Universidad Carlos III. Su blog se titula “Desde la heterodoxia” y él se define así: “La actual crisis económica ausculta algo trascendental que no se debate en los medios. Se trata del vacío intelectual y del escaso soporte empírico de muchas teorías macro y micro que se imparten en las universidades y se engullen como dogmas de fe. Tras ser economista y estratega jefe de varias entidades financieras, alguien ha tenido la ocurrencia de ponerme un blog; con él aspiro a irrumpir en los cafés, las facultades y las porfías entre enemigos reconciliables para evidenciar las carencias de las teorías dominantes”.

El artículo que lo lleva a la hoguera: Los economistas, esos nuevos bufones

Todos los artículos de Juan Laborda

Centeno

Roberto Centeno (El Confidencial): Seguidor del pensador Antonio García Trevijano. Su blog “El disparate económico” es ya un clásico de los lunes y él se define así: “Desde la Salamanca de mi niñez, siempre quise ser ingeniero. Después trabajaría toda mi vida en el mundo de los hidrocarburos. En ENAGAS como Director General, en CAMPSA como Consejero-Delegado, y a la desaparición del Monopolio asociado con Massimo Moratti, Presidente del Inter., y propietario de la mayor refinería del Mediterráneo. A la enseñanza llegué de la mano de Ramón Tamames, y gracias a su inestimable ayuda, obtuve la Cátedra de Economía de Escuela de Minas”.

Los artículos de la discordia: “Las rentas familiares, en caída libre”

Respuesta al Instituto Nacional de Estadística

Todos los artículos de Roberto Centeno

Díez

José Carlos Díez (Cinco Días). En su blog “El economista observador” se define así: “es profesor de economía de Icade y autor del libro “Hay Vida Después de la Crisis”, un best seller en el que explica la crisis financiera internacional, la Gran Recesión, la crisis del Euro y la crisis española. Siempre ha combinado su faceta académica, empresarial y de divulgación en medios de comunicación, nacionales e internacionales. Este blog comenzó en 2008 y se ha convertido en un referente y lidera el ranking de visitas en redes sociales sobre economía”.

El polémico artículo “Las exportaciones no van bien”

Todos los artículos de José Carlos Díez

Rallo

Juan Ramón Rallo (El Economista): Se define así: “doctor en Economía, habiendo concluido la licenciatura con Premio Extraordinario de fin de carrera y licenciado en Derecho con Premio Extraordinario de fin de carrera por la Universidad de Valencia, así como master en economía de la Escuela Austriaca por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Actualmente es profesor en el centro de estudios OMMA, en el centro de estudios ISEAD y en la Universidad Católica de Ávila. Ha recibido el ‘Premio Julián Marías’ 2011 a la trayectoria científica en el ámbito de las ciencias sociales para menores de 40 años. Asimismo es analista económico de esRadio y director del Instituto Juan de Mariana. También es coautor del estudio sobre el coste de las energías renovables en “España Study of the effects on employment of public aid to renewable energy sources” y de los libros “Una crisis y cinco errores”, galardonado con el Premio Libre Empresa de la Fundación Rafael del Pino, “Crónicas de la Gran Recesión (2007-2009)”, “El liberalismo no es pecado”, “Los errores de la vieja Economía”, “Un modelo realmente liberal”, “Una alternativa liberal para salir de la crisis”, “Crónicas de la Gran Recesión (2010-2013)” y “Una revolución liberal para España”.

El artículo de la discordia: “No a Arias Cañete”

Página personal de Juan Ramón Rallo con todos sus artículos

Inurrieta

Alejandro Inurrieta (Vozpópuli): Fue expulsado del PSOE. Se define así: “Mi paso por la Universidad, donde me desencanté de la docencia, por la empresa financiera, donde vi las carencias del sistema y finalmente el paso por la política nacional, Ministerio de Economía como asesor, y la local, concejal en Madrid, me han hecho abrazar y admirar el concepto de economista ciudadano”, con el que titula su blog.

El artículo “Desconfianza estadística creciente”

Todos los artículos de Alejandro Inurrieta

Anuncios

¡NO AL RESCATE! HAY OTRA SALIDA A LA CRISIS Lectura OBLIGADA

Fuente.

RAJOY PEDIRÁ EL RESCATE EN UNAS SEMANAS

Lamento que sea la tercera vez que tengo que dedicar un post al asunto del rescate, pero es que Rajoy no me deja otra opción. Tras haber pedido el primer rescate, el de la banca, del que advertí cuando él y todos sus ministros lo negaban, volví a avisar de que el rescate de la banca acabaría en el rescate de España. Todo parece indicar que es cuestión de semanas que se pida.

El único obstáculo que hay aquí son las elecciones en Galiza y en Euskadi,adelantadas precisamente por eso. Fuera, son varios los obstáculos, el principal, lo que el Tribunal Constitucional alemán diga sobre el nuevo mecanismo de rescate o en otros países como Finlandia las reticencias de sus políticos a poner más dinero en los países PIGS (Portugal, Irlanda, Grecia y Spain).

En cuanto al obstáculo nacional, el de la inmediata campaña electoral en la que el PP podría perder el gobierno de la Xunta de Galiza y desaparecer en Euskadi, la estrategia que se ha planteado desde Moncloa es fácilmente entendible. Vamos a ver, el primer rescate -el de la banca- se anunció el 9 de junio. Sin embargo, la redacción del MOU (Memorándum de Entendimiento), en el que se concretaban las condiciones -recortes- exigidos a España se dilató en el tiempo, y finalmente varias de esas condiciones se aplicaron en septiembre, como la subida del IVA al 21 %.
Es decir, pasaron más de dos meses desde que se pidió hasta que los ya sufridos ciudadanos comenzamos a notar sus efectos. Es lo que se hará ahora. Dilatar en el tiempo la entrada en vigor de las condiciones del nuevo rescate para celebrar las elecciones bajo la apariencia de que no son malas. Así que muy probablemente la petición del rescate se haga en lo que queda de septiembre o en octubre, antes de las elecciones. Pero los efectos del mismo se notarán después de las elecciones gallegas y vascas.

Para saltar el segundo obstáculo -el que ponen los países del centro y norte de Europa-, hay que repasar como ha sido el primer rescate, el bancario.

Digan lo que digan en Moncloa, el MOU del primer rescate -o crédito preferente como Rajoy lo denominó- establece en su punto 31 que: “Regarding structural reforms, the Spanish authorities are committed to implement the country-specific recommendations in the context of the European Semester. These reforms aim at correcting macroeconomic imbalances, as identified in the in-depth review under the Macroeconomic Imbalance Procedure (MIP). In particular, these recommendations invite Spain to: 1) introduce a taxation system consistent with the fiscal consolidation efforts and more supportive to growth, 2) ensure less tax-induced bias towards indebtedness and home-ownership, 3) implement the labour market reforms, 4) take additional measures to increase the effectiveness of active labour market policies, 5) take additional measures to open up professional services, reduce delays in obtaining business licences, and eliminate barriers to doing business, 6) complete the electricity and gas interconnections with neighbouring countries, and address the electricity tariff deficit in a comprehensive way.
Perdón por la parrafada en inglés, pero… es que el MOU fue redactado en ese idioma. Bien, lo que establece en ese punto 31 es la OBLIGACIÓN de cumplir las recomendaciones de la Unión Europea. Entre ellas, estaba subir el IVA, por poner un ejemplo.
También establece más liberalización de servicios -privatizaciones- o subir la luz -cuando dice que hay que reducir el déficit de tarifa eléctrica-. Es decir, ese MOU traía consigo condiciones macroeconómicas -recortes- muy concretas y detalladas que lo convirtieron en un rescate porque ha sido una intervención en toda regla de la economía española y no como se pretendió vender, sólo una ayuda para sanear la maltrecha banca española.
Llegados a este punto ¿si ese rescate a un parte del sector bancario español trajo consigo semejantes condiciones concretas a la economía española… alguien puede ser tan ingenuo de creer que un rescate de la economía española, a través de la deuda pública o de otro mecanismo, no va a traer condiciones mucho más concretas y más duras? Porque eso es lo que va a salvar los obstáculos extranjeros a poner dinero para rescatar España.
De lo contrario no pondrían un sólo euro ni permitirían que el BCE lo hiciera, porque no nos olvidemos que el Banco Central Europeo no es un sólo hombre, Draghi, sino un consejo en el que están los representantes de los bancos centrales de los distintos países de la eurozona.
Vamos, pues, con las condiciones. No hay que ser economista, ni experto para conocerlas. Basta con leer la prensa internacional para ver las medidas que se han aplicado en Grecia, Irlanda o Portugal cuando fueron rescatadas. Doy a continuación un listado exhaustivo de las que se podrán tomar aquí, aunque no exclusivo, ya que podrían tomarse otras.

El PVP DEL RESCATE:

          * En materia de impuestos y con el objetivo de recaudar más para pagar el rescate:
-Otra subida del IVA, que podría llegar al 23 %, ante la caída de ingresos en la Hacienda Pública.
-Más subidas en todos los tramos del IRPF, y bajada del límite a partir del cual uno está exento de pagarlo, lo que hará que los que menos ganan también lo paguen.
Peaje en las autovías.
Nuevas tasas por servicios públicos hasta ahora gratuitos, como pagar por tener una antena para ver la televisión.
-Impuesto por el que el estado se queda con la paga extra de los empleados del sector privado.
Eliminación de las deducciones por vivienda en el IRPF, para quienes aún tengan derecho a ella.
Eliminación de la deducción por cotizar a planes de pensiones en el IRPF, tanto a los que contraten nuevos planes, como a quienes ya los tenían.
Subidas de tarifas en la luz, la gasolina, el agua, el gasóleo de calefacción, telefonía etc.
-Subidas de los impuestos especiales, como el tabaco o el de bebidas alcohólicas
-El IBI se pagará en función del valor real de mercado de la vivienda, y no del catastral, lo que hará que suba, y mucho.
Impuestos al automóvil por circular en el centro de ciudades, y subida de los que ya pagan, con la disculpa de que contaminan.
 

Aumento de los impuestos que pagan las empresas, en especial el de Sociedades.

         * En materia de sanidad y pensiones con el objetivo de gastar menos para pagar el rescate:
-Rebaja de las pensiones en 2013 por falta de cotizantes a la Seguridad Social.
-Adelanto de la edad de jubilación a los 67 o incluso subir la edad hasta los 70 años.
Supresión o rebaja hasta dejarlas en ridículas de las pensiones no contributivas.
Más copago en Sanidad: desde pagar por ir al médico, a urgencias, al especialista o por pruebas o estancias hospitalarias.
Exclusión del derecho a la sanidad pública de personas que no coticen y que no sean familiares dependientes del cotizante.
 

Supresión o privatización de las ayudas a la Dependencia
-Fomento de la sanidad privada por la vía de excluir a los funcionarios que aún tienen acceso a ella, que pasarán a la pública. Ésta aumentará las listas de espera y funcionarios y no funcionarios tendrán que contratar seguros privados de salud. 
-Exclusión de la cobertura por la sanidad pública de muchas de las prestaciones que aún da. Es decir, buena parte de la medicina preventiva dejará de entrar en ella, al igual que operaciones como cambios de sexo, cirugía reparadora etc. Se reducirá aún más el tiempo de estancia en hospitales, enviándote a casa con los tubos puestos para la recuperación post-operatoria, y se limitará el acceso a urgencias y especialidades.

        En materia laboral, con los objetivos de privatizar lo que se pueda, para obtener ingresos por ello, disminuir el gasto público en funcionarios, liberalizar sectores, reducir el poder de los sindicatos, y convertir a España en un país exportador, reduciendo los costes de producción por vía salarial:
Disminución de los salarios (tanto públicos como privados).
Aumento de la jornada laboral, tanto en el sector público como privado.
Reducción del número de días festivos y vacaciones de todos los trabajadores.
Reducción de las prestaciones por desempleo tanto en cuantía como en tiempo que se cobra
-Supresión de los 400 y 450 euros a parados de larga duración
Despidos de empleados públicos (interinos en principio y funcionarios de carrera si no llega).
Recortes de los salarios de los empleados públicos, adicionales al 5 % bajado por Zapatero y a la supresión de la paga extra de navidad impuesta por Rajoy. Podrían ser la supresión de complementos o una rebaja porcentual, como la que hizo Zapatero, pero de mayor cuantía.
 

Extensión de la liberalización de la negociación sindical, de manera que empleados y empresa puedan pactar sus condiciones al margen de los sindicatos en todas las empresas.
Reducción del número de delegados sindicales por lo anterior, así como de las subvenciones que reciben los sindicatos.

Desaparición de la mayoría de empresas públicas, mediante su privatización o su cierre. En el primer caso, con rebaja de sueldo de sus trabajadores, y en el segundo con el despido de los mismos.
Privatización de servicios públicos (como hospitales, universidades etc.)
Apertura de sectores estratégicos a la inversión extranjera, lo que nos dejará en manos de las grandes fortunas extranjeras, como el caso de Eurovegas.
         * En materia bancaria, con el objetivo de aumentar la solvencia de la banca para que pague sus cuantiosas deudas al BCE y a otros bancos extranjeros:
-Reducción del número de entidades y sucursales bancarias, con despidos masivos en el sector de bancos y cajas.
Privatización de las pocas Cajas de Ahorros que aún son públicas
-Los tenedores de preferentes, accionistas y demás inversores en bancos y cajas rescatados asumirán cuantiosas pérdidas de sus inversiones.
-Más fusiones bancarias que convertirán el sector en un oligopolio, dominado por el BSCH y el BBVA
 

Traspaso de buena parte de los créditos inmobiliarios, pisos y solares en poder de la banca al “banco malo”, que se esperará a que vuelvan a subir los precios para venderlos.
-Más facilidades a bancos extranjeros para establecerse en España.
Aumento de todo tipo de comisiones bancarias.
Obligación de uso de los servicios bancarios en las compras y ventas, por ejemplo, obligando a efectuar pagos de cierto importe a través de tarjeta y obligando a la retribución salarial siempre en una cuenta bancaria.

Corralito (limitación de la cantidad de dinero que se puede sacar cada día) si prosigue la fuga de capitales o hay riesgo de quiebra del euro.

   * En materia de organización territorial del estado, con el objetivo económico de reducir sus gastos y el político de reducir el poder de las CCAA:
Reducción del número de ayuntamientos con la consiguiente supresión de los servicios que prestan
Supresión de Administraciones Públicas. como las Diputaciones Provinciales por mucho que Rajoy se empeñe en conservarlas
Supresión de buena parte de los Organismos de las CCAA y de los Ayuntamientos (como los Defensores del Pueblo Autonómicos y la mayoría de las empresas públicas autonómicas y locales)
Reducción de los salarios que cobran los altos cargos para hacer “admisibles” los recortes que recaerán principalmente sobre los ciudadanos de a pie.
-Supresión o modificación del concierto vasco y de Navarra.
Recentralización de competencias que actualmente están en manos de CCAA y Ayuntamientos que pasarán al estado.
Fiscalización de ingresos y gastos de CCAA, Ayuntamientos etc. por el estado, por la vía de asfisiarlos, obligándolos a pedir el rescate -con duras condiciones-, y / o por vía legal, dando más poder al estado central en detrimento del resto.
         * En materia de gasto social, con el único objetivo de reducirlo:
Copago en educación (tanto obligatoria como universitaria o de formación profesional).
Supresión de las ayudas a personas sin recursos (las llamadas “Rentas de Inserción Social”)
Supresión de las ayudas a los inmigrantes españoles retornados, del paro para quienes salgan de prisión, etc. ydisminución drástica de las subvenciones públicas a ONGs que atienden desde inmigrantes extranjeros en España hasta a españoles en apuros y por supuesto a las que operan en el extranjero.
Reducción del número de asistentes sociales y de los servicios que prestan

LOS RESCATES SÓLO EMPEORAN A LOS PAÍSES RESCATADOS

Aunque todavía está por decidir, de las últimas declaraciones públicas de Draghi y diferentes responsables económicos tanto nacionales como de la Unión Europea y el FMI, todo parece indicar que se hará media la compra de deuda pública española por el Banco Central Europeo usando para ello el Mecanismo de Estabilidad Europea (ESM por sus siglas en inglés).

Es decir, el BCE comprará deuda pública española en el mercado secundario -no en el primario-, con el objetivo de bajar la prima de riesgo que paga España por financiarse en los mercados. Para ello se requiere que, primero, España solicite el rescate formalmente, algo que, como he explicado, ocurrirá en cuestión de semanas.
El uso del ESM (o MEDE por sus siglas en español) supone acatar las condiciones del mismo, entre las que están el sometimiento de quien lo usa al la Comisión Europea, al FMI y al BCE (la llamada “troika”), a través de un MOU que en este caso se llama “Convenio de Cooperación”. Estamos, pues, ante una intervención aún mayor, y condicionada al cumplimiento de las condiciones que se impongan (que serán las que he denominado en el apartado anterior como “el pvp del rescate”), de manera tal que, si el Gobierno de España deja de aplicarlas, el BCE dejará de comprar la deuda española, lo que conduciría al país a la quiebra al no obtener financiación en los mercados, tras una elevación de la prima de riesgo inasumible.

El uso de este mecanismo adolece de varios fallos. En primer lugar que sólo actuará en el mercado secundario. Es decir, que el BCE seguirá prestando dinero a la banca a un interés bajo, que lo usará para comprar deuda española a un interés mayor, pero supuestamente inferior al que paga ahora España por su deuda. Es decir, en lugar de comprar directamente la deuda al Estado, como hace la FED (el Banco Central de EEUU), nos vuelve a dejar en manos de quienes provocaron la crisis, que no son otros que los mercados financieros, fondos de inversión y bancos.

La razón de que así sea es precisamente para salvar las cuentas de todos ellos, garantizándoles no sólo que seguirán obteniendo pingües beneficios con el negocio de la deuda, sino además que en caso de que al final todo se vaya al garete y España quiebre, estarán en igualdad de condiciones con el resto de acreedores.
Es decir, el dinero del fondo europeo y del BCE usado -público- podría perderse en el caso de que España entrara en quiebra, a diferencia de lo que ocurría antes, cuando tenía preferencia para el cobro frente al resto de acreedores privados de España.

Distribución de toda la deuda, pública (de las administraciones) y privada (el resto)

En segundo lugar, otro fallo es que el mecanismo actuará sobre la deuda pública, no sobre la deuda privada. Es conveniente recordar en este preciso instante la distribución de lo que “debemos” (ver gráfico arriba).

En conjunto, España debe un 400 % de su PIB, lo que supone una deuda de aproximadamente unos 4 billones (con b) de euros. La deuda pública ronda aproximadamente el 20 % del total de la deuda que en su mayor parte es privada. De la privada, la mayoría corresponde a empresas (banca incluida), mientras que sólo el 25 % corresponde a las familias.
Así pues, el rescate sólo va a actuar, en la práctica, sobre un 20 % del problema de España, salvo que, como está ocurriendo, se produzca un trasvase de buena parte de la deuda privada a pública para que así pueda ser rescatada. Digo que está ocurriendo porque con el primer rescate -el de la banca- se transfieren recursos públicos a entidades como Bankia, lo que eleva la deuda pública española.
Asimismo, desde el inicio de la crisis, el sector público ha ido inyectando en esas entidades cantidades ingentes de dinero (a través del FROB y otras vías), que ha detraído de sus presupuestos lo que, junto a la caída de ingresos, ha obligado a emitir deuda pública -del estado y de las CCAA- para financiarse. Véase la rapidez con que se dispara la deuda pública en los últimos cuatro años de crisis, tras un descenso lento pero constante hasta 2008:

Evolución de Deuda Pública en porcentaje sobre el PIB
Así pues, lo que puede ocurrir es que convirtamos la deuda de las grandes empresas y de la banca -derivada en buena medida del ladrillazo- en deuda de todos, por la vía de convertirla en pública.
Esto nos hará cada vez más pobres a la mayoría, al sumarse a la deuda de las familias, que no se rescata, y a los recortes que he denominado “el pvp del rescate”, mientras que serán dos sectores, el bancario y el de las grandes empresas, el más beneficiado por el rescate.
De ahí el interés que han mostrado tanto los representantes de la banca, Emilio Botín, Goirigoltzarri etc., como de la CEOE, por boca de su presidente, Rosell, en que Rajoy pida ya ese segundo rescate.
En tercer lugar, falla el mecanismo de rescate al imponer una serie de condiciones -“el pvp del rescate”- para poder usarlo. No hay más que ver la evolución de la situación económica en los países rescatados para ver que ha sido peor el remedio que la enfermedad. Voy a tomar algunas variables macroeconómicas de cada uno de ellos para demostrarlo:
         * Tasa de paro:
-En Grecia han pasado de una tasa inferior al 10 % en 2007 a estar casi en el 25 % en 2012 (más del doble)
-En Irlanda en 2007 estaban con una tasa inferior al 5 %. En 2012 el paro ha llegado al 15 % (el triple)
-En Portugal han pasado de un paro de inferior al 10 % en 2007 a superar el 15 % en 2012 (casi el doble)
         * Prima de riesgo (interés que paga el país por su deuda sobre el que paga Alemania):

-En Grecia el diferencial ha subido de 32 puntos porcentuales (1-1-2008) a 2010 puntos (7-9-2012)
-En Irlanda han pasado de 19 puntos porcentuales (1-1-2008) a 610 puntos (7-9-2012)
-En Portugal la subida ha sido de 24 puntos porcentuales (1-1-2008) a 663 (7-9-2012)

* Déficit público (diferencia entre lo que ingresa el estado y lo que gasta):
-Grecia cerró 2008 con un déficit del 9,4 % sobre su PIB. En 2011 cerró en el 9,1 % (casi igual)
-Irlanda ha pasado de un déficit del 7,3 %  en 2008 a cerrar 2011 con el 13,1 % (casi el doble)
-Portugal en 2008 tenía un déficit del 2,9 % en 2008 y cerró 2001 con uno del 4,2 % (casi el doble)

* Deuda pública:
-Grecia en 2008 debía el 110,7 % de su PIB. En 2011 cerró con una deuda del 165,3 % (casi el doble)
-Irlanda en 2008 tenía una deuda pública del 44,4 % y  en 2011 ascendió al 108,2 % (más del doble)
-Portugal ha subido del 71,6 % en 2008 al 107,8 en 2011 (casi el doble)

* PIB
-En Grecia el PIB creció un 1,3% en 2008. En 2011 decreció un 5,4 % (recesión grave)
-Irlanda mejoró poco: decrecieron un 3,5% en 2008 y en 2011 crecieron un 0,7% (crecimiento débil)
-Portugal en 2008 estaba estancada, con un 0 % de crecimiento. En 2011 decreció un 1,6 % (recesión)

De todas las variables analizadas, los rescates de Grecia, Irlanda y Portugal sólo han servido para mejorar muy poco una de ellas, el crecimiento de Irlanda.

El resto de variables, en los tres países ha empeorado, o se ha mantenido igual de mal que estaba

¿Alguien me explica para qué diablos han servido los rescates?
La única explicación que encuentro es la siguiente.

En la variable de la tasa de paro… se ha dispuesto en los tres de mano de obra más barata, porque a mayor número de parados más bajan los sueldos.

En cuanto al déficit público se ha empobrecido al estado, al ser cada vez más dependiente de préstamos (negocio para los acreedores que cobran intereses) por no poder recaudar lo suficiente. La deuda pública creciente en los tres supone algo parecido al déficit: alguien se está forrando con que esos países estén cada vez peor al tener más deuda pública… porque cada vez pagan más por ella, como lo refleja la evolución de la prima de riesgo.

Al mismo tiempo se observa como se ha producido un traspaso de la deuda privada a pública, en especial en el caso de Irlanda, que para salvar a su banca empeñó al estado. Creo que resulta ocioso señalar a los beneficiarios de los rescates: bancos, fondos de inversión y grandes empresas nacionales y sobre todo, en el sector financiero, extranjeros.

SALIDA A LA CRISIS CON MEDIDAS ALTERNATIVAS AL RESCATE
En lugar de ese rescate que se nos viene encima, que perjudicará a la mayoría de ciudadanos con los recortes señalados en el “pvp del rescate” y beneficiará tan sólo a los mismos que ha beneficiado en los otros tres países rescatados, una alternativa viable, que además depende exclusivamente del Gobierno de la Nación es la siguiente, desglosada por materias:
         * Para atajar el problema del paro:
Subidas salariales que estimulen el consumo interno, que está caído. La demanda externa jamás compensará la caída de la interna. Las exportaciones no pueden compensar, por mucho que se abarate la mano de obra, la caída de la demanda interna derivada de ese abaratamiento.
Inversión pública para dinamizar la economía, directamente (como en infraestructuras) o indirectamente (con subvenciones a sectores productivos diferentes del ladrillo)
Mantenimiento del empleo público para no crear más parados, y con subidas salariales y condiciones de seguridad en el empleo que los animen a consumir.
Creación de empresas públicas en aquellos sectores donde la inversión privada nacional se ha demostrado poco eficiente o inexistente, como en energías renovables, investigación científica, electrodomésticos etc.

Para acabar con el déficit público:

Este apartado lo tengo desarrollado en otro post, en el que propongo una reforma fiscal completa, que sintetizo a continuación:

-Aplicar las reformas propuestas por el Sindicato de Técnicos de Hacienda:
a) Nuevo tipo del 35 % en el Impuesto de Sociedades
b) Lucha contra el fraude fiscal que reduzca la economía sumergida
c) Prohibición de las operaciones en corto contra la Deuda Pública
d) Restricciones al sistema de módulos, SICAV, tipo de la Renta del Ahorro y ganancias patrimoniales especulativas
e) Impuesto a las transacciones financieras
-Impuesto sobre las grandes fortunas
-IVA del 35 % a los artículos de lujo
-Supresión de la desgravación por cotizaciones a planes de pensiones privados
-Aumento de los tipos en los tramos altos del IRPF
-Reforma de la tributación de las profesiones liberales, para que paguen en función de lo que ganan
-Restablecimiento obligatorio del Impuesto de Patrimonio
-Restablecimiento obligatorio del Impuesto de Sucesiones
-Implantación de la tasa Tobin gravando con un 1 % los movimientos de capitales
-Aumentar la tributación de las rentas del capital para que no estén paradas
-Disminuir la tributación de las rentas de trabajo para dinaminzar el consumo
-Supresión de cualquier tipo de amnistía fiscal
-Unificación de ayuntamientos, estableciendo un mínimo de población y/o superfice para que se puedan constituir, conservando las funciones que prestaban, y eliminando tan solo los concejales y alcaldes sobrantes.
-Supresión de las Diputaciones Provinciales, y reparto de sus competencias entre las CCAA y los Ayuntamientos.
-Homologación de los sueldos públicos, de manera que todos los presidentes de cada CCAA cobre lo mismo, y menos que el del Gobierno. Fijación de sueldos de sueldos en la administración local en función del número de habitantes. Fijación de sueldos de diputados y senadores, de forma que también cobren lo mismo. Ninguno de ellos podrá cobrar más que el presidente del gobierno.
-Despido de todos los cargos de confianza, secretarios particulares, conductores oficiales etc. no estrictamente imprescindibles, y reutilización de coches y edificios públicos oficiales para fines necesarios.
-Los bienes de todas las confesiones religiosas, sindicatos, organizaciones empresarias partidos políticos y asimilados pagarán los impuestos en igualdad de condiciones que el resto de ciudadanos, incluido el IBI.

* Para reducir la Deuda Pública:

Impedir el rescate de bancos o empresas quebradas con dinero público, porque eso acaba por suponer la transferencia de deuda privada a pública, incrementando ésta.

-Unificación de la emisión deuda pública. Es decir, hispabonos, en lugar de rescates a CCAA.
-Revisión de la deuda pública para renegociar aquella considerada como deuda odiosa.

-Las medidas que propongo para reducir el paro y el déficit reducirían además de forma drástica la necesidad de financiación exterior, al generar suficiente riqueza y recaudación dentro de España.

-Creación de un banco público bueno, en lugar del “banco malo”. Con éste se socializan las pérdidas y con un banco público saneado, a partir de los restos de bancos y cajas rescatados, se puede financiar a las Administraciones Públicas, además de a los particulares y pequeñas y medianas empresas. De hecho, ese banco ya existió en su día, Argentaria… que finalmente fue privatizada.

Expropiar sin indemnización de los activos inmobiliarios tóxicos en poder de la banca, por grave perjuicio a la economía nacional, y uso de los mismos para dar vivienda a personas que lo necesiten, vendiéndolos o alquilándolos a precios razonables, dejando una parte para uso gratuito en el caso de personas sin ningún recurso. Si siguen en poder de la banca esos activos tóxicos o son comprados, utilizarán el dinero para el negocio de la deuda pública o pedir más rescates, convirtiendo su deuda privada en pública.

* Para reducir la prima de riesgo:

-Las medidas que propongo para reducir la Deuda Pública harían que al tener menor necesidad de financiación externa, los intereses a pagar disminuyeran drásticamente.

-Las medidas que propongo para reducir el paro y el déficit generarían la confianza que los mercados exigen a un país, por lo que estarían dispuestos a financiarnos a intereses razonables.

-Regulación del mercado financiero para impedir la especulación.

-Compra directa de deuda pública por parte del BCE (esta es la única medida que no depende exclusivamente de España, sin embargo, con el resto de medidas sería suficiente).

* Para salir de la recesión y permitir que el PIB crezca:

-Las medidas expuestas anteriormente haría, por si solas, que la economía creciera.

-Adicionalmente se deben adoptar medidas tendentes a favorecer el comercio de productos nacionales en lugar de extranjeros, suprimiendo para ello muchas de las ayudas que reciben empresas extranjeras para establecerse aquí (como Eurovegas) y establecido las oportunas barreras comerciales frente a países cuyos productos son vendidos aquí a precios muy competitivos porque en los países donde se fabrican su producción se hace con condiciones laborales inaceptables.

Por otro lado, he ido dando más alternativas, que se pueden consultar en los post que publiqué sobre el primer rescate y el segundo.

NO AL RESCATE

A la vista he dejado dos modelos.

El del rescate, que efectivamente sirve para algo -beneficiar a las grandes empresas y a la gran banca y fondos de inversión- y el que he propuesto, que sin perjudicar ni a los bancos sanos ni a las empresas que invierten en economía real -y no en la financiera o en el ladrillazo-, nos beneficia a todos.
Si la gente tiene más ingresos podrá pagar sus deudas (ese billón de euros que deben) y si las empresas venden más también podrán pagar casi los 2 billones que deben. Digo casi, porque hay una parte del sector que tendrá que asumir pérdidas inexorablemente: el del ladrillazo.
Tanto del lado de empresas (inmobiliarias, constructoras, y también bancos y cajas).
La banca, asimismo tiene que asumir parte pérdidas por sus inversiones en deuda a tipos de interés exagerados… que no van a cobrar, bien porque se ha condonado una parte (caso de Grecia) bien porque se ha de renegociar.
Y finalmente el sector público podrá volver a una senda de endeudamiento razonable, que incluso podría llegar a dar superávit en lugar de déficit, al recaudar mucho más en una economía saneada. No sería por lo tanto necesario seguir por la senda de recortes que tanto daño hacen al ciudadano, en sanidad, educación y prestaciones sociales.


A la vista de las declaraciones efectuadas por los líderes del PP, y en vista de que ya han pedido un rescate -el primero-, mucho me temo que su intención es pedirlo. Así que, desde todos los sectores sociales hay que presionar para evitarlo. Tanto en la calle, sindicatos, 15-M, DRY etc. como en las instituciones, no votando al PP en las próximas elecciones de Euskadi y Galiza.

Al PSOE se le debe exigir que declare públicamente que no respetará ni el primer rescate ni el que venga si se pide, cuando lleguen al gobierno.
Es la única manera de que desde Europa se nieguen a él. En Grecia se exigió no sólo al partido del Gobierno, sino al de la oposición acatar los términos del rescate, para asegurarse de que, en caso de cambio del mismo -como de hecho ha ocurrido- sigan cumpliendo las exigencias de la Troika.
Si el PSOE, que tradicionalmente ha sido la alternativa real de gobierno al PP, no se pronuncia de forma contundente en este sentido, debe sufrir el mismo castigo electoral que el PP.
Posted 4 weeks ago by 

¡NO AL RESCATE! HAY OTRA SALIDA A LA CRISIS Lectura OBLIGADA

RAJOY PEDIRÁ EL RESCATE EN UNAS SEMANAS

Lamento que sea la tercera vez que tengo que dedicar un post al asunto del rescate, pero es que Rajoy no me deja otra opción. Tras haber pedido el primer rescate, el de la banca, del que advertí cuando él y todos sus ministros lo negaban, volví a avisar de que el rescate de la banca acabaría en el rescate de España. Todo parece indicar que es cuestión de semanas que se pida.

El único obstáculo que hay aquí son las elecciones en Galiza y en Euskadi,adelantadas precisamente por eso. Fuera, son varios los obstáculos, el principal, lo que el Tribunal Constitucional alemán diga sobre el nuevo mecanismo de rescate o en otros países como Finlandia las reticencias de sus políticos a poner más dinero en los países PIGS (Portugal, Irlanda, Grecia y Spain).

En cuanto al obstáculo nacional, el de la inmediata campaña electoral en la que el PP podría perder el gobierno de la Xunta de Galiza y desaparecer en Euskadi, la estrategia que se ha planteado desde Moncloa es fácilmente entendible. Vamos a ver, el primer rescate -el de la banca- se anunció el 9 de junio. Sin embargo, la redacción del MOU (Memorándum de Entendimiento), en el que se concretaban las condiciones -recortes- exigidos a España se dilató en el tiempo, y finalmente varias de esas condiciones se aplicaron en septiembre, como la subida del IVA al 21 %.
Es decir, pasaron más de dos meses desde que se pidió hasta que los ya sufridos ciudadanos comenzamos a notar sus efectos. Es lo que se hará ahora. Dilatar en el tiempo la entrada en vigor de las condiciones del nuevo rescate para celebrar las elecciones bajo la apariencia de que no son malas. Así que muy probablemente la petición del rescate se haga en lo que queda de septiembre o en octubre, antes de las elecciones. Pero los efectos del mismo se notarán después de las elecciones gallegas y vascas.

Para saltar el segundo obstáculo -el que ponen los países del centro y norte de Europa-, hay que repasar como ha sido el primer rescate, el bancario.

Digan lo que digan en Moncloa, el MOU del primer rescate -o crédito preferente como Rajoy lo denominó- establece en su punto 31 que: “Regarding structural reforms, the Spanish authorities are committed to implement the country-specific recommendations in the context of the European Semester. These reforms aim at correcting macroeconomic imbalances, as identified in the in-depth review under the Macroeconomic Imbalance Procedure (MIP). In particular, these recommendations invite Spain to: 1) introduce a taxation system consistent with the fiscal consolidation efforts and more supportive to growth, 2) ensure less tax-induced bias towards indebtedness and home-ownership, 3) implement the labour market reforms, 4) take additional measures to increase the effectiveness of active labour market policies, 5) take additional measures to open up professional services, reduce delays in obtaining business licences, and eliminate barriers to doing business, 6) complete the electricity and gas interconnections with neighbouring countries, and address the electricity tariff deficit in a comprehensive way.
Perdón por la parrafada en inglés, pero… es que el MOU fue redactado en ese idioma. Bien, lo que establece en ese punto 31 es la OBLIGACIÓN de cumplir las recomendaciones de la Unión Europea. Entre ellas, estaba subir el IVA, por poner un ejemplo.
También establece más liberalización de servicios -privatizaciones- o subir la luz -cuando dice que hay que reducir el déficit de tarifa eléctrica-. Es decir, ese MOU traía consigo condiciones macroeconómicas -recortes- muy concretas y detalladas que lo convirtieron en un rescate porque ha sido una intervención en toda regla de la economía española y no como se pretendió vender, sólo una ayuda para sanear la maltrecha banca española.
Llegados a este punto ¿si ese rescate a un parte del sector bancario español trajo consigo semejantes condiciones concretas a la economía española… alguien puede ser tan ingenuo de creer que un rescate de la economía española, a través de la deuda pública o de otro mecanismo, no va a traer condiciones mucho más concretas y más duras? Porque eso es lo que va a salvar los obstáculos extranjeros a poner dinero para rescatar España.
De lo contrario no pondrían un sólo euro ni permitirían que el BCE lo hiciera, porque no nos olvidemos que el Banco Central Europeo no es un sólo hombre, Draghi, sino un consejo en el que están los representantes de los bancos centrales de los distintos países de la eurozona.
Vamos, pues, con las condiciones. No hay que ser economista, ni experto para conocerlas. Basta con leer la prensa internacional para ver las medidas que se han aplicado en Grecia, Irlanda o Portugal cuando fueron rescatadas. Doy a continuación un listado exhaustivo de las que se podrán tomar aquí, aunque no exclusivo, ya que podrían tomarse otras.

El PVP DEL RESCATE:

          * En materia de impuestos y con el objetivo de recaudar más para pagar el rescate:
-Otra subida del IVA, que podría llegar al 23 %, ante la caída de ingresos en la Hacienda Pública.
-Más subidas en todos los tramos del IRPF, y bajada del límite a partir del cual uno está exento de pagarlo, lo que hará que los que menos ganan también lo paguen.
Peaje en las autovías.
Nuevas tasas por servicios públicos hasta ahora gratuitos, como pagar por tener una antena para ver la televisión.
-Impuesto por el que el estado se queda con la paga extra de los empleados del sector privado.
Eliminación de las deducciones por vivienda en el IRPF, para quienes aún tengan derecho a ella.
Eliminación de la deducción por cotizar a planes de pensiones en el IRPF, tanto a los que contraten nuevos planes, como a quienes ya los tenían.
Subidas de tarifas en la luz, la gasolina, el agua, el gasóleo de calefacción, telefonía etc.
-Subidas de los impuestos especiales, como el tabaco o el de bebidas alcohólicas
-El IBI se pagará en función del valor real de mercado de la vivienda, y no del catastral, lo que hará que suba, y mucho.
Impuestos al automóvil por circular en el centro de ciudades, y subida de los que ya pagan, con la disculpa de que contaminan.
 

Aumento de los impuestos que pagan las empresas, en especial el de Sociedades.

         * En materia de sanidad y pensiones con el objetivo de gastar menos para pagar el rescate:
-Rebaja de las pensiones en 2013 por falta de cotizantes a la Seguridad Social.
-Adelanto de la edad de jubilación a los 67 o incluso subir la edad hasta los 70 años.
Supresión o rebaja hasta dejarlas en ridículas de las pensiones no contributivas.
Más copago en Sanidad: desde pagar por ir al médico, a urgencias, al especialista o por pruebas o estancias hospitalarias.
Exclusión del derecho a la sanidad pública de personas que no coticen y que no sean familiares dependientes del cotizante.
 

Supresión o privatización de las ayudas a la Dependencia
-Fomento de la sanidad privada por la vía de excluir a los funcionarios que aún tienen acceso a ella, que pasarán a la pública. Ésta aumentará las listas de espera y funcionarios y no funcionarios tendrán que contratar seguros privados de salud. 
-Exclusión de la cobertura por la sanidad pública de muchas de las prestaciones que aún da. Es decir, buena parte de la medicina preventiva dejará de entrar en ella, al igual que operaciones como cambios de sexo, cirugía reparadora etc. Se reducirá aún más el tiempo de estancia en hospitales, enviándote a casa con los tubos puestos para la recuperación post-operatoria, y se limitará el acceso a urgencias y especialidades.

        En materia laboral, con los objetivos de privatizar lo que se pueda, para obtener ingresos por ello, disminuir el gasto público en funcionarios, liberalizar sectores, reducir el poder de los sindicatos, y convertir a España en un país exportador, reduciendo los costes de producción por vía salarial:
Disminución de los salarios (tanto públicos como privados).
Aumento de la jornada laboral, tanto en el sector público como privado.
Reducción del número de días festivos y vacaciones de todos los trabajadores.
Reducción de las prestaciones por desempleo tanto en cuantía como en tiempo que se cobra
-Supresión de los 400 y 450 euros a parados de larga duración
Despidos de empleados públicos (interinos en principio y funcionarios de carrera si no llega).
Recortes de los salarios de los empleados públicos, adicionales al 5 % bajado por Zapatero y a la supresión de la paga extra de navidad impuesta por Rajoy. Podrían ser la supresión de complementos o una rebaja porcentual, como la que hizo Zapatero, pero de mayor cuantía.
 

Extensión de la liberalización de la negociación sindical, de manera que empleados y empresa puedan pactar sus condiciones al margen de los sindicatos en todas las empresas.
Reducción del número de delegados sindicales por lo anterior, así como de las subvenciones que reciben los sindicatos.

Desaparición de la mayoría de empresas públicas, mediante su privatización o su cierre. En el primer caso, con rebaja de sueldo de sus trabajadores, y en el segundo con el despido de los mismos.
Privatización de servicios públicos (como hospitales, universidades etc.)
Apertura de sectores estratégicos a la inversión extranjera, lo que nos dejará en manos de las grandes fortunas extranjeras, como el caso de Eurovegas.
         * En materia bancaria, con el objetivo de aumentar la solvencia de la banca para que pague sus cuantiosas deudas al BCE y a otros bancos extranjeros:
-Reducción del número de entidades y sucursales bancarias, con despidos masivos en el sector de bancos y cajas.
Privatización de las pocas Cajas de Ahorros que aún son públicas
-Los tenedores de preferentes, accionistas y demás inversores en bancos y cajas rescatados asumirán cuantiosas pérdidas de sus inversiones.
-Más fusiones bancarias que convertirán el sector en un oligopolio, dominado por el BSCH y el BBVA
 

Traspaso de buena parte de los créditos inmobiliarios, pisos y solares en poder de la banca al “banco malo”, que se esperará a que vuelvan a subir los precios para venderlos.
-Más facilidades a bancos extranjeros para establecerse en España.
Aumento de todo tipo de comisiones bancarias.
Obligación de uso de los servicios bancarios en las compras y ventas, por ejemplo, obligando a efectuar pagos de cierto importe a través de tarjeta y obligando a la retribución salarial siempre en una cuenta bancaria.

Corralito (limitación de la cantidad de dinero que se puede sacar cada día) si prosigue la fuga de capitales o hay riesgo de quiebra del euro.

   * En materia de organización territorial del estado, con el objetivo económico de reducir sus gastos y el político de reducir el poder de las CCAA:
Reducción del número de ayuntamientos con la consiguiente supresión de los servicios que prestan
Supresión de Administraciones Públicas. como las Diputaciones Provinciales por mucho que Rajoy se empeñe en conservarlas
Supresión de buena parte de los Organismos de las CCAA y de los Ayuntamientos (como los Defensores del Pueblo Autonómicos y la mayoría de las empresas públicas autonómicas y locales)
Reducción de los salarios que cobran los altos cargos para hacer “admisibles” los recortes que recaerán principalmente sobre los ciudadanos de a pie.
-Supresión o modificación del concierto vasco y de Navarra.
Recentralización de competencias que actualmente están en manos de CCAA y Ayuntamientos que pasarán al estado.
Fiscalización de ingresos y gastos de CCAA, Ayuntamientos etc. por el estado, por la vía de asfisiarlos, obligándolos a pedir el rescate -con duras condiciones-, y / o por vía legal, dando más poder al estado central en detrimento del resto.
         * En materia de gasto social, con el único objetivo de reducirlo:
Copago en educación (tanto obligatoria como universitaria o de formación profesional).
Supresión de las ayudas a personas sin recursos (las llamadas “Rentas de Inserción Social”)
Supresión de las ayudas a los inmigrantes españoles retornados, del paro para quienes salgan de prisión, etc. ydisminución drástica de las subvenciones públicas a ONGs que atienden desde inmigrantes extranjeros en España hasta a españoles en apuros y por supuesto a las que operan en el extranjero.
Reducción del número de asistentes sociales y de los servicios que prestan

LOS RESCATES SÓLO EMPEORAN A LOS PAÍSES RESCATADOS

Aunque todavía está por decidir, de las últimas declaraciones públicas de Draghi y diferentes responsables económicos tanto nacionales como de la Unión Europea y el FMI, todo parece indicar que se hará media la compra de deuda pública española por el Banco Central Europeo usando para ello el Mecanismo de Estabilidad Europea (ESM por sus siglas en inglés).

Es decir, el BCE comprará deuda pública española en el mercado secundario -no en el primario-, con el objetivo de bajar la prima de riesgo que paga España por financiarse en los mercados. Para ello se requiere que, primero, España solicite el rescate formalmente, algo que, como he explicado, ocurrirá en cuestión de semanas.
El uso del ESM (o MEDE por sus siglas en español) supone acatar las condiciones del mismo, entre las que están el sometimiento de quien lo usa al la Comisión Europea, al FMI y al BCE (la llamada “troika”), a través de un MOU que en este caso se llama “Convenio de Cooperación”. Estamos, pues, ante una intervención aún mayor, y condicionada al cumplimiento de las condiciones que se impongan (que serán las que he denominado en el apartado anterior como “el pvp del rescate”), de manera tal que, si el Gobierno de España deja de aplicarlas, el BCE dejará de comprar la deuda española, lo que conduciría al país a la quiebra al no obtener financiación en los mercados, tras una elevación de la prima de riesgo inasumible.

El uso de este mecanismo adolece de varios fallos. En primer lugar que sólo actuará en el mercado secundario. Es decir, que el BCE seguirá prestando dinero a la banca a un interés bajo, que lo usará para comprar deuda española a un interés mayor, pero supuestamente inferior al que paga ahora España por su deuda. Es decir, en lugar de comprar directamente la deuda al Estado, como hace la FED (el Banco Central de EEUU), nos vuelve a dejar en manos de quienes provocaron la crisis, que no son otros que los mercados financieros, fondos de inversión y bancos.

La razón de que así sea es precisamente para salvar las cuentas de todos ellos, garantizándoles no sólo que seguirán obteniendo pingües beneficios con el negocio de la deuda, sino además que en caso de que al final todo se vaya al garete y España quiebre, estarán en igualdad de condiciones con el resto de acreedores.
Es decir, el dinero del fondo europeo y del BCE usado -público- podría perderse en el caso de que España entrara en quiebra, a diferencia de lo que ocurría antes, cuando tenía preferencia para el cobro frente al resto de acreedores privados de España.

Distribución de toda la deuda, pública (de las administraciones) y privada (el resto)

En segundo lugar, otro fallo es que el mecanismo actuará sobre la deuda pública, no sobre la deuda privada. Es conveniente recordar en este preciso instante la distribución de lo que “debemos” (ver gráfico arriba).

En conjunto, España debe un 400 % de su PIB, lo que supone una deuda de aproximadamente unos 4 billones (con b) de euros. La deuda pública ronda aproximadamente el 20 % del total de la deuda que en su mayor parte es privada. De la privada, la mayoría corresponde a empresas (banca incluida), mientras que sólo el 25 % corresponde a las familias.
Así pues, el rescate sólo va a actuar, en la práctica, sobre un 20 % del problema de España, salvo que, como está ocurriendo, se produzca un trasvase de buena parte de la deuda privada a pública para que así pueda ser rescatada. Digo que está ocurriendo porque con el primer rescate -el de la banca- se transfieren recursos públicos a entidades como Bankia, lo que eleva la deuda pública española.
Asimismo, desde el inicio de la crisis, el sector público ha ido inyectando en esas entidades cantidades ingentes de dinero (a través del FROB y otras vías), que ha detraído de sus presupuestos lo que, junto a la caída de ingresos, ha obligado a emitir deuda pública -del estado y de las CCAA- para financiarse. Véase la rapidez con que se dispara la deuda pública en los últimos cuatro años de crisis, tras un descenso lento pero constante hasta 2008:

Evolución de Deuda Pública en porcentaje sobre el PIB
Así pues, lo que puede ocurrir es que convirtamos la deuda de las grandes empresas y de la banca -derivada en buena medida del ladrillazo- en deuda de todos, por la vía de convertirla en pública.
Esto nos hará cada vez más pobres a la mayoría, al sumarse a la deuda de las familias, que no se rescata, y a los recortes que he denominado “el pvp del rescate”, mientras que serán dos sectores, el bancario y el de las grandes empresas, el más beneficiado por el rescate.
De ahí el interés que han mostrado tanto los representantes de la banca, Emilio Botín, Goirigoltzarri etc., como de la CEOE, por boca de su presidente, Rosell, en que Rajoy pida ya ese segundo rescate.
En tercer lugar, falla el mecanismo de rescate al imponer una serie de condiciones -“el pvp del rescate”- para poder usarlo. No hay más que ver la evolución de la situación económica en los países rescatados para ver que ha sido peor el remedio que la enfermedad. Voy a tomar algunas variables macroeconómicas de cada uno de ellos para demostrarlo:
         * Tasa de paro:
-En Grecia han pasado de una tasa inferior al 10 % en 2007 a estar casi en el 25 % en 2012 (más del doble)
-En Irlanda en 2007 estaban con una tasa inferior al 5 %. En 2012 el paro ha llegado al 15 % (el triple)
-En Portugal han pasado de un paro de inferior al 10 % en 2007 a superar el 15 % en 2012 (casi el doble)
         * Prima de riesgo (interés que paga el país por su deuda sobre el que paga Alemania):

-En Grecia el diferencial ha subido de 32 puntos porcentuales (1-1-2008) a 2010 puntos (7-9-2012)
-En Irlanda han pasado de 19 puntos porcentuales (1-1-2008) a 610 puntos (7-9-2012)
-En Portugal la subida ha sido de 24 puntos porcentuales (1-1-2008) a 663 (7-9-2012)

* Déficit público (diferencia entre lo que ingresa el estado y lo que gasta):
-Grecia cerró 2008 con un déficit del 9,4 % sobre su PIB. En 2011 cerró en el 9,1 % (casi igual)
-Irlanda ha pasado de un déficit del 7,3 %  en 2008 a cerrar 2011 con el 13,1 % (casi el doble)
-Portugal en 2008 tenía un déficit del 2,9 % en 2008 y cerró 2001 con uno del 4,2 % (casi el doble)

* Deuda pública:
-Grecia en 2008 debía el 110,7 % de su PIB. En 2011 cerró con una deuda del 165,3 % (casi el doble)
-Irlanda en 2008 tenía una deuda pública del 44,4 % y  en 2011 ascendió al 108,2 % (más del doble)
-Portugal ha subido del 71,6 % en 2008 al 107,8 en 2011 (casi el doble)

* PIB
-En Grecia el PIB creció un 1,3% en 2008. En 2011 decreció un 5,4 % (recesión grave)
-Irlanda mejoró poco: decrecieron un 3,5% en 2008 y en 2011 crecieron un 0,7% (crecimiento débil)
-Portugal en 2008 estaba estancada, con un 0 % de crecimiento. En 2011 decreció un 1,6 % (recesión)

De todas las variables analizadas, los rescates de Grecia, Irlanda y Portugal sólo han servido para mejorar muy poco una de ellas, el crecimiento de Irlanda.

El resto de variables, en los tres países ha empeorado, o se ha mantenido igual de mal que estaba

¿Alguien me explica para qué diablos han servido los rescates?
La única explicación que encuentro es la siguiente.

En la variable de la tasa de paro… se ha dispuesto en los tres de mano de obra más barata, porque a mayor número de parados más bajan los sueldos.

En cuanto al déficit público se ha empobrecido al estado, al ser cada vez más dependiente de préstamos (negocio para los acreedores que cobran intereses) por no poder recaudar lo suficiente. La deuda pública creciente en los tres supone algo parecido al déficit: alguien se está forrando con que esos países estén cada vez peor al tener más deuda pública… porque cada vez pagan más por ella, como lo refleja la evolución de la prima de riesgo.

Al mismo tiempo se observa como se ha producido un traspaso de la deuda privada a pública, en especial en el caso de Irlanda, que para salvar a su banca empeñó al estado. Creo que resulta ocioso señalar a los beneficiarios de los rescates: bancos, fondos de inversión y grandes empresas nacionales y sobre todo, en el sector financiero, extranjeros.

SALIDA A LA CRISIS CON MEDIDAS ALTERNATIVAS AL RESCATE
En lugar de ese rescate que se nos viene encima, que perjudicará a la mayoría de ciudadanos con los recortes señalados en el “pvp del rescate” y beneficiará tan sólo a los mismos que ha beneficiado en los otros tres países rescatados, una alternativa viable, que además depende exclusivamente del Gobierno de la Nación es la siguiente, desglosada por materias:
         * Para atajar el problema del paro:
Subidas salariales que estimulen el consumo interno, que está caído. La demanda externa jamás compensará la caída de la interna. Las exportaciones no pueden compensar, por mucho que se abarate la mano de obra, la caída de la demanda interna derivada de ese abaratamiento.
Inversión pública para dinamizar la economía, directamente (como en infraestructuras) o indirectamente (con subvenciones a sectores productivos diferentes del ladrillo)
Mantenimiento del empleo público para no crear más parados, y con subidas salariales y condiciones de seguridad en el empleo que los animen a consumir.
Creación de empresas públicas en aquellos sectores donde la inversión privada nacional se ha demostrado poco eficiente o inexistente, como en energías renovables, investigación científica, electrodomésticos etc.

Para acabar con el déficit público:

Este apartado lo tengo desarrollado en otro post, en el que propongo una reforma fiscal completa, que sintetizo a continuación:

-Aplicar las reformas propuestas por el Sindicato de Técnicos de Hacienda:
a) Nuevo tipo del 35 % en el Impuesto de Sociedades
b) Lucha contra el fraude fiscal que reduzca la economía sumergida
c) Prohibición de las operaciones en corto contra la Deuda Pública
d) Restricciones al sistema de módulos, SICAV, tipo de la Renta del Ahorro y ganancias patrimoniales especulativas
e) Impuesto a las transacciones financieras
-Impuesto sobre las grandes fortunas
-IVA del 35 % a los artículos de lujo
-Supresión de la desgravación por cotizaciones a planes de pensiones privados
-Aumento de los tipos en los tramos altos del IRPF
-Reforma de la tributación de las profesiones liberales, para que paguen en función de lo que ganan
-Restablecimiento obligatorio del Impuesto de Patrimonio
-Restablecimiento obligatorio del Impuesto de Sucesiones
-Implantación de la tasa Tobin gravando con un 1 % los movimientos de capitales
-Aumentar la tributación de las rentas del capital para que no estén paradas
-Disminuir la tributación de las rentas de trabajo para dinaminzar el consumo
-Supresión de cualquier tipo de amnistía fiscal
-Unificación de ayuntamientos, estableciendo un mínimo de población y/o superfice para que se puedan constituir, conservando las funciones que prestaban, y eliminando tan solo los concejales y alcaldes sobrantes.
-Supresión de las Diputaciones Provinciales, y reparto de sus competencias entre las CCAA y los Ayuntamientos.
-Homologación de los sueldos públicos, de manera que todos los presidentes de cada CCAA cobre lo mismo, y menos que el del Gobierno. Fijación de sueldos de sueldos en la administración local en función del número de habitantes. Fijación de sueldos de diputados y senadores, de forma que también cobren lo mismo. Ninguno de ellos podrá cobrar más que el presidente del gobierno.
-Despido de todos los cargos de confianza, secretarios particulares, conductores oficiales etc. no estrictamente imprescindibles, y reutilización de coches y edificios públicos oficiales para fines necesarios.
-Los bienes de todas las confesiones religiosas, sindicatos, organizaciones empresarias partidos políticos y asimilados pagarán los impuestos en igualdad de condiciones que el resto de ciudadanos, incluido el IBI.

* Para reducir la Deuda Pública:

Impedir el rescate de bancos o empresas quebradas con dinero público, porque eso acaba por suponer la transferencia de deuda privada a pública, incrementando ésta.

-Unificación de la emisión deuda pública. Es decir, hispabonos, en lugar de rescates a CCAA.
-Revisión de la deuda pública para renegociar aquella considerada como deuda odiosa.

-Las medidas que propongo para reducir el paro y el déficit reducirían además de forma drástica la necesidad de financiación exterior, al generar suficiente riqueza y recaudación dentro de España.

-Creación de un banco público bueno, en lugar del “banco malo”. Con éste se socializan las pérdidas y con un banco público saneado, a partir de los restos de bancos y cajas rescatados, se puede financiar a las Administraciones Públicas, además de a los particulares y pequeñas y medianas empresas. De hecho, ese banco ya existió en su día, Argentaria… que finalmente fue privatizada.

Expropiar sin indemnización de los activos inmobiliarios tóxicos en poder de la banca, por grave perjuicio a la economía nacional, y uso de los mismos para dar vivienda a personas que lo necesiten, vendiéndolos o alquilándolos a precios razonables, dejando una parte para uso gratuito en el caso de personas sin ningún recurso. Si siguen en poder de la banca esos activos tóxicos o son comprados, utilizarán el dinero para el negocio de la deuda pública o pedir más rescates, convirtiendo su deuda privada en pública.

* Para reducir la prima de riesgo:

-Las medidas que propongo para reducir la Deuda Pública harían que al tener menor necesidad de financiación externa, los intereses a pagar disminuyeran drásticamente.

-Las medidas que propongo para reducir el paro y el déficit generarían la confianza que los mercados exigen a un país, por lo que estarían dispuestos a financiarnos a intereses razonables.

-Regulación del mercado financiero para impedir la especulación.

-Compra directa de deuda pública por parte del BCE (esta es la única medida que no depende exclusivamente de España, sin embargo, con el resto de medidas sería suficiente).

* Para salir de la recesión y permitir que el PIB crezca:

-Las medidas expuestas anteriormente haría, por si solas, que la economía creciera.

-Adicionalmente se deben adoptar medidas tendentes a favorecer el comercio de productos nacionales en lugar de extranjeros, suprimiendo para ello muchas de las ayudas que reciben empresas extranjeras para establecerse aquí (como Eurovegas) y establecido las oportunas barreras comerciales frente a países cuyos productos son vendidos aquí a precios muy competitivos porque en los países donde se fabrican su producción se hace con condiciones laborales inaceptables.

Por otro lado, he ido dando más alternativas, que se pueden consultar en los post que publiqué sobre el primer rescate y el segundo.

NO AL RESCATE

A la vista he dejado dos modelos.

El del rescate, que efectivamente sirve para algo -beneficiar a las grandes empresas y a la gran banca y fondos de inversión- y el que he propuesto, que sin perjudicar ni a los bancos sanos ni a las empresas que invierten en economía real -y no en la financiera o en el ladrillazo-, nos beneficia a todos.
Si la gente tiene más ingresos podrá pagar sus deudas (ese billón de euros que deben) y si las empresas venden más también podrán pagar casi los 2 billones que deben. Digo casi, porque hay una parte del sector que tendrá que asumir pérdidas inexorablemente: el del ladrillazo.
Tanto del lado de empresas (inmobiliarias, constructoras, y también bancos y cajas).
La banca, asimismo tiene que asumir parte pérdidas por sus inversiones en deuda a tipos de interés exagerados… que no van a cobrar, bien porque se ha condonado una parte (caso de Grecia) bien porque se ha de renegociar.
Y finalmente el sector público podrá volver a una senda de endeudamiento razonable, que incluso podría llegar a dar superávit en lugar de déficit, al recaudar mucho más en una economía saneada. No sería por lo tanto necesario seguir por la senda de recortes que tanto daño hacen al ciudadano, en sanidad, educación y prestaciones sociales.


A la vista de las declaraciones efectuadas por los líderes del PP, y en vista de que ya han pedido un rescate -el primero-, mucho me temo que su intención es pedirlo. Así que, desde todos los sectores sociales hay que presionar para evitarlo. Tanto en la calle, sindicatos, 15-M, DRY etc. como en las instituciones, no votando al PP en las próximas elecciones de Euskadi y Galiza.

Al PSOE se le debe exigir que declare públicamente que no respetará ni el primer rescate ni el que venga si se pide, cuando lleguen al gobierno.
Es la única manera de que desde Europa se nieguen a él. En Grecia se exigió no sólo al partido del Gobierno, sino al de la oposición acatar los términos del rescate, para asegurarse de que, en caso de cambio del mismo -como de hecho ha ocurrido- sigan cumpliendo las exigencias de la Troika.
Si el PSOE, que tradicionalmente ha sido la alternativa real de gobierno al PP, no se pronuncia de forma contundente en este sentido, debe sufrir el mismo castigo electoral que el PP.