Archivo de la etiqueta: javier arenas

Cascos aparece entre los que más cobraron por dobles sobresueldos del PP

FUENTE

El político asturiano habría percibido de 1990 a 1995 147.441 euros mientras que el ex presidente José María Aznar ingresó 178.793 euros

30.04.2013 | 01:54

El Partido Popular llegó a pagar en los años noventa dos sobresueldos al mes a sus secretarios generales y a sus vicesecretarios, que en concepto de dietas y de gastos de representación llegaron a percibir por entonces hasta 6.000 euros, además de su salario como parlamentarios y de cobrar por otras vías sus comidas y viajes.

En este caso de los sobresueldos, Francisco Álvarez-Cascos aparece como uno de los que más cobraron; según el «El País», un total de 24.532.136 pesetas (147.441 euros), por detrás de José María Aznar, que figura en la información con 29.748.653 pesetas (178.793 euros).

El actual líder de Foro recibió 6.338.675 pesetas (38.096 euros) de sobresueldo y 18.193.461 pesetas (109.345 euros) de gastos de representación. Francisco Álvarez-Cascos ingresó por esos pagos 36.855 euros, en 1990; 59.420 euros, en 1992; 43.216 euros, en 1993; 4.249 euros, en 1994, y 3.720 euros en el año 1995. Aznar desapareció de esa lista desde 1994 tras sumar ingresos por 178.715 euros.

Como perceptores de sobresueldos dobles figuran, además, Mariano Rajoy, Javier Arenas y Ana Mato entre otros dirigentes del PP. Este partido no consideraba incompatible abonar a sus máximos dirigentes, además de los gastos de representación en catorce pagas, otras retribuciones por dietas a las que se añadían pagos por viajes y comidas.

Fue el propio ex tesorero Luis Bárcenas quien explicó al fiscal que con estos sobresueldos por gastos de representación el PP remuneraba a parte de sus dirigentes completando así sus ingresos de diputados. La actual ministra de Sanidad, Ana Mato, recibió algo menos que Cascos, un total de 136.364 euros, mientras que Javier Arenas figura con 127.968 euros y Mariano Rajoy con 41.176 euros. También aparecen el ex tesorero Álvaro Lapuerta (217.449 euros), Ángel Acebes (174.423 euros), Cristóbal Montoro (49.650 euros), Rodrigo Rato ( 21.462 euros) y Luis Bárcenas, con 20.746 euros.

Aznar, presidente del PP entre 1990 y 2004, percibió en 1990 siete millones de pesetas (42.000 euros) que se incrementaron hasta ocho millones en 1991 (48.000 euros) y los 10 millones en 1992 (60.000 euros). Desde ese momento su nombre desaparece de los listados de cuentas del PP aunque en 2003 figuran sus siglas (JMA) asociadas a la cuenta 530 con cantidades superiores a las 300.000 pesetas mensuales (1.800 euros).

En ese período la contabilidad oficial del partido paga a Cascos, Rajoy y Arenas por «trabajos extraordinarios» diversas cantidades mensuales que se duplicaban en julio y diciembre. Según «El País», sumado a lo anterior, Cascos cobró en concepto de dietas, en 1990, 1,8 millones de pesetas (10.800 euros). El partido le sufragó otras 215.000 pesetas (1.300 euros) durante ese ejercicio por facturas de viajes y comidas.

En cambio, según «El Mundo», los sobresueldos cobrados por Cascos entre 1994 y 1996 ascendieron a 10.000 euros mensuales entre los años 1994 y 1996 como indemnización por su dedicación al partido. Entonces, el político asturiano tenía unos ingresos de 14.000 euros al mes.

Hasta que José María Aznar lo incorpora a su Gobierno, en 1996, Mariano Rajoy percibe pagas por conceptos similares. En 1990 ingresa al menos 1,3 millones de pesetas (7.831 euros) por trabajos, dietas, viajes y comidas del partido. Dos años más tarde pasa a percibir mensualmente 231.836 pesetas (1.396 euros) por «trabajos» y entre 170.000 y 350.000 pesetas como «dietas».

Los sobresueldos fueron dos y no uno, y los recibieron Rajoy, Aznar, Ana Mato, Arenas…

Los tesoreros los reflejaron en la contabilidad oficial del PP como gastos de representación y dietas, aunque eran retribuciones mensuales fijas

ELPLURAL.COM | 29/04/2013

No fueron uno, sino dos los sobresueldos que recibían los altos cargos del Partido Popular, descubiertos al ver la luz los papeles de Bárcenas, en enero pasado. La prueba de que esos pagos se realizaban no es, sin embargo, por ahora, esa presunta contabilidad oculta de dineros en B, sino la propia contabilidad oficial del partido, en manos del juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz. De acuerdo con esos datos, cargos como Mariano Rajoy, José María Aznar, Javier Arenas o Francisco Álvarez-Cascos recibieron, al menos, entre 1990 y 1993, retribuciones mensuales fijas en concepto de “trabajos extraordinarios” o “gastos de representación” y otras, también fijas, en concepto de dietas. Se distribuían en 14 pagas idénticas, con extras en julio y diciembre.

Adicionales a los salarios como diputados
Según publica este lunes El País, estos sueldos eran adicionales a los salarios que recibían estos altos cargos como diputados del Congreso. El PP no consideraba incompatible abonar a los cargos, además de los mencionados “gastos de representación” en 14 pagas (contando las dobles de julio y septiembre), otras retribuciones en concepto de dietas, a las que además se añadían pagos por gastos de las comidas o los viajes que realizaban.

Bárcenas dijo que declaraban a Hacienda
Bárcenas se refirió a esos pagos adicionales como “sobresueldos” y dijo en su declaración ante el juez que el despacho jurídico de Miguel Crisantemo recomendó al partido que los reflejaran en conceptos de “gastos de representación” ante Hacienda. Así que cada cargo recibía el correspondiente “recibo en los que figuraba la cantidad bruta”, al que, según el extesorero, se le descontaba “una retención del 21%, la misma que se aplicaba en el Congreso y el Senado”.

Diferentes conceptos
Pero no siempre se reflejaba el mismo concepto. Por ejemplo, entre 1990 y 1993, José maría Aznar recibió 29.735.653 de pesetas (178.715 euros) como “gastos de representación”. Sin embargo, Álvarez-Cascos, Rajoy y Arenas ingresaron cantidades mensuales fijas por “trabajos extraordinarios”, sin que se precise a qué trabajos se refieren los pagos.

Los pagos a Rajoy a partir de 2003 no quedaron reflejados
En los años posteriores, el partido llevó una contabilidad menos transparente, en la que se intentaba no identificar a los destinatarios de los sobresueldos, según apunta El País. Mariano Rajoy declaró ingresos anuales del partido entre 2003 y 2011, cuando llegó a la Presidencia del Gobierno, pero esos cobros no aparecen atribuidos a él en la contabilidad oficial enviada a la Audiencia Nacional.

Pagos en los años anteriores
En los años anteriores, Rajoy, como miembro del Comité Ejecutivo Nacional y diputado por Pontevedra hasta que en 1996 pasa a formar parte del Gobierno de Aznar, ingresó en 1990 al menos 1,3 millones de pesetas (7.831 euros) por trabajos, dietas, viajes y comidas del partido. En 1992 pasó a percibir mensualmente 231.836 pesetas (1.396 euros) por “trabajos” y entre 170.000 y 350.000 pesetas en concepto de “dietas”.

Los pagos a Aznar
Por su parte, Aznar recibió en 1990 sobresueldos de siete millones de pesetas (42.000 euros) que se incrementaron hasta los ocho millones en 1991 (48.000 euros) y los 10 millones en 1992 (60.000 euros). A partir de ese momento su nombre desaparece de los listados de cuentas del PP aunque en 2003 figuran sus siglas (JMA) asociadas a la cuenta 530 con cantidades superiores a las 300.000 pesetas mensuales (1.800 euros).

Pagos de alquileres a Arenas y Mayor Oreja

Además de los gastos de comidas de trabajo, la contabilidad oficial del PP refleja también pagos en especie, como los desembolsos en concepto de “utilización de vivienda” por el que el partido pagó 6.000 euros en 1995, siendo Aznar presidente del PP, o el pago del alquiler de la residencia de Arenas, en su etapa de secretario general, de 481.481 pesetas (2.900 euros), o el también alquiler de “J.Mayor Oreja”, de 450.000 pesetas (2.710 euros). Ambos vuelven a figurar en 2002 con sus respectivos alquileres.

Pagos a Ana Mato
Otro de los cargos que aparecen como beneficiarios de los sobresueldos es la actual ministra de Sanidad, Ana Mato. El primer apunte en la contabilidad oficial referido a ella data de 1994 por “gastos de representación”. Le abonan mensualmente en ese año 232.432 pesetas (1.400 euros). En los meses de enero, julio y diciembre sus remuneraciones se incrementan considerablemente. Además, aparecen otros “gastos varios”, que no se especifican. En total, los apuntes referidos a Mato suman la cantidad de 22,6 millones de pesetas entre 1990 y 2000 (136.000 euros).

Los tesoreros eran los que más cobraban
Curiosamente, los que más cobraban en el partido eran los tesoreros. Álvaro Lapuerta, que se ocupó de las cuentas del PP entre 1993 y 2008 y era, además, diputado por Madrid durante siete legislaturas, cobraba gastos de representación que sumados, alcanzaron los 36 millones de pesetas (216.000 euros) entre 1993 y 2000. Su sucesor en el cargo, Luis Bárcenas, recibía un salario anual de 200.000 euros, más incluso de lo que percibía Rajoy hasta que llegó a la Presidencia del Gobierno (entre 41.195 euros y 200.628 euros en el periodo 2003-2011).

El PP pagó “sobresueldos” a Aznar como gastos de representación

FUENTE
El dinero, que también recibía la cúpula del partido, se abonaba cada mes, incluía pagas extra, y tributaba, según el extesorero popular Luis Bárcenas, a solo el 21%

/ Madrid 19 ABR 2013 – 00:21 CET

El expresidente del Gobierno José María Aznar ingresó, durante los años previos a su llegada al poder, en 1996, una remuneración mensual en forma de gastos de representación además de su salario como diputado. Este mecanismo también se aplicó a otra media docena de dirigentes que ocuparon en aquel tiempo los principales cargos del partido como Javier Arenas, Ángel Acebes, Ana Mato, Jesús Sepúlveda o Cristóbal Montoro.

La contabilidad oficial del PP remitida por el partido a la Audiencia Nacional a la que ha tenido acceso EL PAÍS recoge en el año 1990 un epígrafe con esas supuestas entregas al entonces diputado José María Aznar. Los pagos mensuales, según esos documentos, ascendieron en ese ejercicio a 500.000 pesetas (3.000 euros), y esta cifra se dobló en julio y diciembre, como si de una paga extraordinaria se tratara. Según la contabilidad, el partido abonó ese año a su entonces presidente siete millones de pesetas (42.000 euros), una cantidad que el año siguiente se incrementó en un 14%. Ni el PP ni José María Aznar quisieron valorar ayer esta información. La práctica de compatibilizar remuneraciones dentro y fuera del partido es utilizada por el PP habitualmente y considerada como totalmente legal. El propio partido compensó a Mariano Rajoy entre los años 2007 y 2011 con retribuciones que incrementaron sus ingresos un 27%.

Luis Bárcenas, extesorero del Partido Popular, explicó así estas operaciones en su declaración ante el fiscal Anticorrupción el pasado 6 de febrero: “Sobresueldo, claro que sí. El diputado nacional o el senador nacional que estaba teniendo una responsabilidad parlamentaria, como en cualquier empresa, se supone que tiene un nivel de responsabilidad superior, un nivel de horas de dedicación superior”. La Cámara baja pagaba un promedio de 400.000 pesetas mensuales (2.400 euros) a sus miembros.

Bárcenas justifica la fórmula legal que el partido utilizó para remunerar a su líder con pagos que complementaban sus ingresos como diputado. El extesorero aseguró que consultó esta fórmula con el despacho jurídico de Miguel Crisantemo: “Nos dijo que no había ningún problema”, relató Bárcenas al fiscal. “El pago se articuló mediante recibos en los que figuraba la cantidad bruta. La retención que se practicaba normalmente era la misma que se aplicaba en el Congreso y el Senado, […] era de un 21%”, relató el extesorero.

Si Aznar hubiese tributado la suma de esas cantidades como rendimientos del trabajo, la retención que se le habría aplicado sería probablemente distinta: “Es muy difícil calcularlo. Dependiendo de sus circunstancias personales rondaría un 30% de media con un tipo marginal máximo del 56%”, señala un experto consultado por este periódico.

Siempre según la contabilidad oficial del partido, en el año 1991 la formación conservadora pagó al expresidente del Gobierno ocho millones de pesetas (48.000 euros). En 1992 los “gastos de representación”, cambian y aumentan. El líder del PP percibió en esa época cantidades distintas según los meses: entre 894.416 y 629.375 pesetas (5.375 y 3.782 euros). Sumadas alcanzan los 10,4 millones de pesetas (62.000 euros), un 48% más que en el ejercicio 1990.

A partir de esa fecha la contabilidad se hace más difusa. En 1993, los gastos de representación incluyen ya no solo a Aznar, sino a buena parte de la cúpula del PP y a empleados de la formación. Todos ellos aparecen mezclados. Las cuentas oficiales de ese año reflejan únicamente un pago a Aznar con su nombre y apellidos. El 18 de enero de 1993, figura una entrega de 1.793.000 pesetas con la siguiente descripción: “Asignac Presid Grupo J. M. Aznar”.

A lo largo de ese año, en el que hubo elecciones generales anticipadas, que el PP perdió, desaparece toda referencia expresa a Aznar en la contabilidad. No obstante, a partir de febrero los gastos de representación más cuantiosos se recogen con un sistema de códigos numéricos o con una combinación de cifras y siglas. Así, el 26 de febrero de 1993, la contabilidad apunta: “G Representación 530” junto a una cantidad de 1.793.000 pesetas. El 29 de abril del mismo año, hay dos anotaciones similares: “BP (siglas de Banco Popular) Gastos Representación 530”. Las cifras que llevan asociados estos apuntes, 1.434.400 y 358.600, suman 1.793.000 pesetas. Esta cantidad coincide con la que figuraba en el pago a Aznar del 18 de enero de 1993.

A lo largo de ese año, la contabilidad registra transferencias a Luis Bárcenas, Mariano Rajoy y a J. Arenas. Los epígrafes que recogen los mayores abonos del partido no se vinculan a personas con nombre y apellidos, sino que se califican con códigos como “530 JA; 530 JMA y 540 FAC”.

En 1994 los gastos de representación que figuran en la contabilidad muestran pagos a Ana Mato, Mariano Rajoy, “C. Montoro”, o “A. de Lapuerta”. Bárcenas defendió ante el juez la transparencia de estas operaciones justificando que se realizaba la retención y su posterior ingreso en Hacienda. “Esos sueldos [los llama así] se declaraban, lógicamente, porque al final de año se les entregaba el documento con las retenciones y se separaban perfectamente los conceptos”, menciona el extesorero en su declaración del 6 de febrero.

A partir de mayo de 1996, tras formar Aznar su primer gobierno tras la victoria electoral del PP de marzo de ese año, los miembros de la cúpula que se incorporaron al Ejecutivo dejan de constar como perceptores de gastos de representación, según se desprende de la contabilidad oficial. En ese momento, se incorpora a esos pagos Ángel Acebes, recién nombrado coordinador general del PP. El partido le abonó, según los documentos, desde junio de 1996 y hasta al menos diciembre de 1997 un total de 798.462 pesetas cada mes, que en julio y diciembre se convierten en 1.596.923, exactamente el doble.

Los ministros no pueden legalmente percibir remuneraciones al margen de su cargo. Precisamente en 1997, al año siguiente del acceso del PP al poder, Bárcenas comienza a registrar en su cuaderno —el mismo que el PP considera falso—, pagos trimestrales (6.100 euros) o semestrales (12.200) a la cúpula del partido, entre ellos los ministros Javier Arenas, Francisco Álvarez Cascos, Rodrigo Rato, Jaime Mayor Oreja o Mariano Rajoy. Las cantidades consignadas por Bárcenas eran similares a las que, según la contabilidad oficial, estaban cobrando en la etapa anterior como gastos de representación.

El PP pagó con sobresueldos dobles cada mes a parte de su cúpula

Los secretarios generales ingresaban más de 6.000 euros además del salario de parlamentario

El tesorero llegó a cobrar 17.893 euros de mensualidad

Álvaro Lapuerta y Luis Bárcenas abonaron durante su etapa al frente de las cuentas del PP sobresueldos dobles al mes a los principales miembros de la cúpula del partido, que a su vez tenían un salario fijo como parlamentarios nacionales. Estos dirigentes ingresaron dinero del partido al menos por dos vías diferentes y fijas durante un tiempo. Una de las retribuciones les llegaba como “trabajos extraordinarios”, entre 1990 y 1993, o “gastos de representación”, a partir de aquel año. Ese salario siempre se distribuía en 14 pagas de cantidades idénticas, con una extra en julio y otra en diciembre.

La segunda retribución, según la contabilidad oficial que el PP ha remitido a la Audiencia Nacional, la cobraban en concepto de dietas. En muchas ocasiones siempre se trataba de la misma cantidad fija mensual.

En este caso de sobresueldos dobles se encuentran algunos de los que han sido secretarios generales del partido, como Francisco Álvarez-Cascos, el que más cobró y que hoy está fuera de la formación; o Javier Arenas; y otros vicesecretarios generales que ingresaron esas cantidades de manera más esporádica a comienzos de los noventa, como Mariano Rajoy.

El partido no consideraba incompatible abonar a los cargos, además de los mencionados “gastos de representación” en 14 pagas (contando las dobles de julio y septiembre), otras retribuciones en concepto de dietas, a las que además se añadían pagos por gastos de las comidas o los viajes que realizaban.

Estos “sobresueldos”, como los calificó Luis Bárcenas, exgerente y extesorero del PP, ante el fiscal Anticorrupción el pasado 6 de febrero, son la fórmula que la formación conservadora buscó para remunerar a sus miembros y completar sus ingresos como diputados. El despacho jurídico de Miguel Crisantemo, según Bárcenas, les recomendó que los llamasen “gastos de representación” para no tener ningún problema ante Hacienda, y el pago se articuló “mediante recibos en los que figuraba la cantidad bruta” a la que se descontaba, según contó Bárcenas “una retención del 21%, la misma que se aplicaba en el Congreso y el Senado”.

Aunque en la contabilidad oficial del partido no siempre se denominan de la misma manera. Entre 1990 y 1993, Aznar sí percibió 29.735.653 pesetas (178.715 euros) como “gastos de representación”. Pero Cascos, Rajoy y Arenas ingresaron cantidades mensuales fijas por “trabajos extraordinarios”. La contabilidad no detalla de qué clase de tareas se trataba.

La práctica de las remuneraciones se perfeccionó en los años posteriores, a medida que las cuentas se volvían menos transparentes para identificar a los destinatarios de los sobresueldos. Rajoy declaró e hizo públicos ingresos anuales del partido entre 2003 y 2011 (hasta que pasó a ocupar la presidencia del Gobierno, incompatible con otras remuneraciones), pero estas retribuciones no figuran por ninguna parte atribuidas a su nombre en las cuentas oficiales remitidas por el partido a la Audiencia.

Trabajos extraordinarios y dietas

José María Aznar, presidente del PP entre 1990 y 2004, percibió en el año 1990 sobresueldos de siete millones de pesetas (42.000 euros) que se incrementaron hasta los ocho millones en 1991 (48.000 euros) y los 10 millones en 1992 (60.000 euros). A partir de ese momento su nombre desaparece de los listados de cuentas del PP aunque en 2003 figuran sus siglas (JMA) asociadas a la cuenta 530 con cantidades superiores a las 300.000 pesetas mensuales (1.800 euros). En ese periodo la contabilidad oficial del partido paga a Cascos, Rajoy y Arenas por “trabajos extraordinarios” diversas cantidades mensuales que se duplicaban en julio y diciembre.

Sumado a lo anterior, Cascos cobró en concepto de dietas en el año 1990 un total de 1,8 millones de pesetas (10.800 euros). El partido le sufragó otras 215.000 pesetas (1.300 euros) durante ese ejercicio por facturas de viajes y comidas.

Rajoy, entonces miembro del Comité Ejecutivo Nacional y diputado por Pontevedra hasta que Aznar lo incorpora a su Gobierno, en 1996, percibe pagas por conceptos similares. En 1990 ingresa al menos 1,3 millones de pesetas (7.831 euros) por trabajos, dietas, viajes y comidas del partido. Dos años más tarde pasa a percibir mensualmente 231.836 pesetas (1.396 euros) por “trabajos” y entre 170.000 y 350.000 pesetas como “dietas”.

Los beneficios del tesorero

Los tesoreros del PP fueron siempre mejor retribuidos que los políticos del partido, según demuestra la contabilidad oficial. Álvaro Lapuerta, guardián de las cuentas de la formación entre 1993 y 2008 y diputado por Madrid durante siete legislaturas, cobraba gastos de representación que sumados, alcanzaron los 36 millones de pesetas (216.000 euros) entre 1993 y 2000. Dependiendo del año podría llegar a ingresar entre 350.000 pesetas (2.108 euros, año 1994) y 2.970.370 pesetas en algunos meses (17.893 euros, año 1998). En la cuenta de “gastos varios”, figura un apunte atribuido a él en 1995 de otras 210.000 pesetas.

El PP pagaría a Bárcenas, su sucesor en el cargo en 2008 y hasta ese momento gerente, un salario anual de 200.000 euros al año, más incluso de lo que percibía Rajoy hasta que llegó a la presidencia del Gobierno (entre 41.195 euros y 200.628 euros en el periodo 2003-2011).

Restaurantes

Una de las partidas importantes de las cuentas del partido es la que corresponde a los gastos de comidas de trabajo. Cuando no figuran directamente relacionadas con un cargo del PP se atribuyen a la cuenta de los propios restaurantes, muchos de ellos situados cerca de la sede de Génova 13 en Madrid. De forma periódica se pagan comidas con la prensa en locales de restauración muy conocidos en la capital. Arenas es uno de los altos cargos que más gastos pasaba al partido por este concepto junto a Cascos.

Pagos en especie

Los pagos en especie no son habituales en el PP aunque algunos altos dirigentes recibían esta contrapartida por su especial dedicación. Es el caso de la cuenta de “utilización de vivienda”, vinculada al código 053 por la que el partido desembolsaba mensualmente 1.022.000 pesetas (6.000 euros) en el año 1995, siendo Aznar el presidente de la formación. Un año después continúa figurando en la contabilidad oficial el mismo importe abonado en un periodo que coincide con los cuatro meses previos a su llegada a La Moncloa.

En el año 2000 el partido abona a Arenas, entonces secretario general del partido y diputado por Sevilla, el alquiler de su casa de 481.481 pesetas mensuales (2.900 euros). En 2001 el partido añade el alquiler de “J. Mayor Oreja” de 450.000 pesetas (2.710 euros). Ambos vuelven a figurar en 2002 con sus respectivos alquileres.

La constancia de Ana Mato

La actual ministra de Sanidad, Ana Mato, llegó al PP de la mano de José María Aznar en 1991. Tras las elecciones a la Comunidad de Madrid se convierte en diputada autonómica, cargo que ocupa hasta 1993 para pasar a ser diputada nacional. Ella es una de las personas que regularmente cobra del partido, aunque no entra en el comité ejecutivo del mismo hasta 1999. El primer apunte en la contabilidad oficial se ingresa en 1994 por “gastos de representación”. Le abonan mensualmente en ese año 232.432 pesetas (1.400 euros) que en los meses de enero, julio y diciembre se incrementan considerablemente (ver gráfico adjunto). Junto a esa retribución figura como perceptora de “gastos varios”, que no se especifican. En total los apuntes de contabilidad atribuidos a Mato suman la cantidad de 22,6 millones de pesetas en la década 1990-2000 (136.000 euros). De manera aislada también se le abonan comidas de trabajo.

El puesto de Acebes

Cuando Aznar llega a la presidencia del Gobierno, en 1996, es relevado por Ángel Acebes en el partido, que se ocupará desde ese momento de la coordinación general hasta el congreso de 1999. Gracias a ello el exministro de Administraciones Públicas, Justicia e Interior en Gobiernos posteriores comienza a figurar en los “gastos de representación” de los años 1996, 1997 y 1998. La suma de sus retribuciones durante tres años es de 29 millones de pesetas (164.700 euros).

El fin de la transparencia

El nivel de detalle que muestra la contabilidad oficial del PP desaparece casi por completo a partir del año 2001. La cúpula del PP deja de figurar con nombre y apellidos en los gastos de representación y solo aparecen apuntes sueltos, como uno de Arenas de noviembre de 2001 en el que ingresa un millón de pesetas (6.000 euros); otro de Mayor Oreja de julio de 2002 (14.000 euros) o dos de Pío García Escudero de 2003 con poco más de 13.000 euros.

Otros nombres que aparecen anotados con pequeñas cantidades (al menos en una ocasión durante esa década) son los de Ángel Acebes y la actual secretaria general, María Dolores de Cospedal. Nadie de la cúpula del partido pasa gastos en hoteles o vuelos, que de manera genérica se imputan a agencias de viajes. Tampoco por comidas, que se pagan en las cuentas de los propios restaurantes.

La reacción del partido

La contabilidad oficial del PP no ha merecido ninguna explicación por parte de la formación conservadora. En un intento de restar interés al caso, Alfonso Alonso, portavoz parlamentario en la Cámara baja, comparó el repaso de los balances a un intento de “tirar de No-Do”, pese a que esa ha seguido siendo una práctica habitual de su partido hasta al menos el 2011

Rajoy y Camps los hombres trajeados del PP

La contabilidad de Bárcenas demuestra los sobresueldos a la cúpula del PP

By on enero 31, 2013 • ( 0 )

1

  • La contabilidad de Bárcenas desvela pagos periódicos a la cúpula del PP

  • Los papeles incluyen pagos anuales de 25.200 euros a Mariano Rajoy

  • Cascos, Rato, Acebes, Cospedal, Mayor Oreja y Arenas también aparecen

  • Se incluye un apartado titulado ‘Trajes Mariano’ por 9.100 euros

La contabilidad de Álvaro Lapuerta, tesorero del PP entre 1993 y 2008, y de Luis Bárcenas, tesorero en 2009, desvela pagos periódicos, trimestrales o semestrales a toda la cúpula del Partido Popular, incluyendo al actual presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y a la secretaria general, María Dolores de Cospedal, según publica el diario ‘El País’ después de que EL MUNDO denunciara que Bárcenas pagó sobresueldos en negro al PP.

Las anotaciones de Bárcenas reflejan que la contabilidad del partido se distribuía con aportaciones realizadas al PP con fecha y origen, con pagos con el nombre del destinatario, fecha y cantidad recibida, y con el saldo final de los movimientos de dinero, que en su mayoría procedían de importantes empresarios algunos de ellos imputados en causas por corrupción.

Los documentos del que fuera ex tesorero del partido reflejan pagos desde el año 1997, con Aznar ya como presidente. Los papeles registran una forma de pagos periódica a todos los secretarios generales y vicesecretarios que ha tenido el PP. Entre ellos Mariano Rajoy, los vicesecretarios Rodrigo Rato y Jaime Mayor Oreja, y los secretarios generales Francisco Álvarez-Cascos, Javier Arenas, Ángel Acebes y María Dolores de Cospedal, según desvela ‘El País’.

 Rajoy aparece en las anotaciones desde 1997 y hasta 2008 con pagos semestrales de 2.100.000 pesetas o trimestrales de 1.050.000 pesetas que, a partir de 2002, pasan a ser de 12.600 euros semestrales o 6.300 euros trimestrales, con una cantidad fija anual de 25.200 euros.

La cantidad que figura en el caso de Rato es de 6.850 euros trimestrales, mientras que los mayores pagos son los que reciben Arenas y Álvarez Cascos, con 9.900 euros trimestrales. También hay anotados pagos a Dolores de Cospedal, la actual secretaria general del PP: dos trimestres a razón de 7.500 euros cada uno.

‘Trajes Mariano’

En la contabilidad del ex tesorero, también figura un apartado de 9.100 euros bajo el epígrafe “Trajes Mariano” en diciembre de 2006. En abril de 2008, otros 11.020 euros aparecen destinados a “Trajes M. R.”

Diversos dirigentes del PP niegan en la misma información haber recibido esos pagos y aseguran que todas las retribuciones se han declarado a Hacienda.

La contabilidad de Bárcenas no está relacionada con las nóminas y salarios. Según ‘El País’, sólo incluye anotaciones de entregas a la cúpula y, muy esporádicamente, a otros cargos como Ana Palacio o Pilar del Castillo.

Los documentos de Bárcenas surgen días después de que EL MUNDO desvelase que Bárcenas pagó sobresueldos en negro durante años a parte de la cúpula del PP. Las cantidades que contenían los sobres oscilaban entre los 5.000 y los 15.000 euros mensuales.

3

Luis Bárcenas controló esta práctica tanto durante los casi 20 años que ejerció de gerente del partido, como en el año escaso que permaneció como tesorero. El dinero procedía de comisiones cobradas a constructoras y compañías de seguridad y de donaciones anónimas.

Desde que estallase el caso Gürtel a principios de 2009, Luis Bárcenas, que aparecía en la contabilidad paralela de la trama dirigida por Francisco Correa como ‘Luis el cabrón’, ha venido amenazando a las más altas instancias del PP con identificar a los perceptores de los sobresueldos si no le libraban de “comerse el marrón judicial”. Al más puro estilo Diego Torres, advierte que, o le buscan un atajo para sortear la cárcel, o arrojará “las bombas atómicas” que obran en su poder.

elmundo.es

La financiación irregular es una práctica habitual en el PP

ELMUNDO.es | Madrid
Actualizado viernes 18/01/2013 20:43 horas
El ex secretario general del PP Jorge Verstrynge ha reconocido que la financiación irregular es una práctica habitual en el partido, tanto durante su etapa -cuando era Alianza Popular-, como posteriormente, cuando, dice, era notorio y conocido el “reparto de sobrecitos”, de los queinforma EL MUNDO.
Así, ha explicado en ‘Las mañanas de Cuatro’ que, cuando él era secretario general, no se repartían sobres. “En primer lugar, porque el partido era pobre como Job, y en segundo lugar porque no era tolerable.

Si tú por ejemplo querías que una persona cobrase más dinero por su trabajo o por lo que fuera, le subías el sueldo y punto pelota”.

“El sistema de repartir sobrecitos”, aclara, “de establecer una cúpula como si fuera un chiringuito donde todo el mundo tiene como una especie de sueldo B, eso es posterior […] Al parecer, empezó en el 88“.

Y recuerda que, después de él -que se fue en 1986-, fueron secretarios generales Alberto Ruiz Gallardón, Francisco Álvarez Cascos, Javier Arenas, y María Dolores de Cospedal, “que es la que de alguna manera corta con este sistema”.

Bárcenas, el ‘dueño’ del partido

Según Verstrynge, toda la cúpula del PP conocía la existencia del sistema. “Había un rumor enorme de que se repartían sobres con dinero B, sobresueldos, vamos“.

“Esta es la demostración de cómo la cúpula de un partido político establece su chiringuito en un país que se parece más cada vez a Corrupistán y cómo un tesorero que anota bien las cositas que hace puede, literalmente, ser el dueño de un partido” ha dicho Verstrynge.

“Por eso”, continúa, “cuando Cospedal le dice, echándole valor al tema, que esto se tiene que acabar, está la famosa contestación: ‘Aquí hay muchos mamones y pocos cojones’. Realmente era él el dueño del partido”.
Además, al hilo del ‘caso Pallerols’, ha afirmado: “Cuando era secretario general del PP teníamos un equipo dedicado a falsificar facturas“, afirmó Verstrynge en ‘Las Mañanas de Cuatro’, cuando estaban tratando el ‘caso Pallerols’.

“En todos los partidos políticos hay donantes, sean empresas, instituciones, personas, que no desean figurar como donantes. Evidentemente, lo que tú no puedes hacer en ese momento es declarar ese dinero. Por la sencilla razón que la persona que te lo da dice que no se declare”, afirmó.

“En todas partes, en virtud del sistema de financiación de partidos políticos es así”, continuo Verstrynge. “Luego el uso que se hace de ese dinero es otra historia, puede ir a campañas, puede ir a trabajos de infraestructura de las sedes… O se puede repartir en sobrecitos