Archivo de la etiqueta: el banco

Familia Basagoiti

Antonio Basagoiti Pastor nació en Madrid el 25 de octubre de 1969, en el seno de una familia de destacados empresarios y banqueros vizcaínos, que cuentan con una fuerte presencia en la Banca, siendo hijo de Antonio Basagoiti García-Tuñón, presidente de Banesto desde el año 20108 , y tataranieto9 de Antonio Basagoiti Arteta, fundador de Iberdrola y del Banco Hispano Americano, ahora integrado en el Banco Santander. Tal y como cuenta él mismo, vivió en Guecho desde que cumplió un año hasta que a la edad de siete años abandonó el País Vasco por razones familiares. Regresando nuevamente a Bilbao para estudiar en la Universidad de Deusto donde se licenció en Derecho. Tras trabajar en la banca, entró en política con 25 años motivado por su tía Ascensión Pastor.10

Conseguido, España quebró, ¿Siguiente?

FUENTE

David Ramírez Lozano
Periodista y miembro del Frente Cívico-Somos Mayoría.

Las primeras consecuencias del colapso financiero ya están aquí.

España entra oficialmente en quiebra y la insolvencia ya tiene cifras, acaban de hacerse públicos datos sobre la economía española que así lo dejan ver. El Gobierno tendrá que seguir vendiendo y/o privatizando el patrimonio nacional para compensar las pérdidas.

Varios hechos ofrecen una idea del grado de desconocimiento que se tiene de cómo están las cuentas de nuestro país, de las que dependen todos/as los españoles/as. Y la conclusión sólo puede ser una: las cuentas están quebradas y la información no ha llegado al gran público.

¿Pero, cuáles son los principales hechos que confirman la Quiebra?

  1. El FROB en quiebra. Pérdidas de 26.060 millones en 2012 y agujero patrimonial de 21.831 millones. Esto implicaría que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria creado para detener la crisis, no sólo está agotado sino que habrá que sumarle el agujero encontrado en el Banco Malo.
  2. Descontrol total en el Banco Malo (Sareb). 51 mil millones en activos tóxicos se ha tragado ya y de ellos el 92% de la financiación corresponde a bonos garantizados. A esto habría que añadir unos 1.700 millones de euros en costes operativos estimados: lo que ha costado montarlo. Si recordamos “Colapso financiero en marcha” nos adelantaba que “el mercado de bonos estaba agotado por la especulación financiera y presencia su propia implosión. La Fed anuncia una retirada de compra de bonos para finales de año¿Entonces, quién va a pagar el agujero de la Banca cuando no pueda financiarse con Bonos?¿Quebramos?
  3. El INEM, sin fondos: El Gobierno destina 5.850 millones para pagar el paro. ¿Cómo piensa pagar el Gobierno las prestaciones por desempleo? Pues en principio parece que preparan el “Mecanismo de Estabilidad Financiero” que fijaría el importe de los pagos de desempleo y pensiones en función de la marcha económica del país. Si bajara la riqueza bajarían sus retribuciones o dineros percibidos por prestación o jubilación. A eso habría que sumar la bajada de las ayudas a la dependencia, entre otras.
  4. El fondo que garantiza los depósitos bancarios o dineros en cuenta corriente podría ser desvalijado  para salvar a los Bancos. El Fondo de Garantía de Depósitos cerró 2012 con un agujero de 1.247 millones. Podríamos estar presenciando una congelación e incautación masiva de depósitos bancarios como en el caso de Chipre  pero esta vez con una Directiva comunitaria: Bruselas prepara una directiva con quitas a depósitos superiores a 100.000 euros sobre la mesa. Lo que significaría que muchos ciudadanos/as perderían sus ahorros para rescatar a los bancos de nuevo y todo de manera legal gracias a la nueva directiva.

Las posibles consecuencias que pueden traer estos hechos a las economías de la Zona Euro (Artículo: “El colapso financiero”)

¿Y qué está haciendo la Zona Euro para ayudarnos?

Siguen su tendencia a la bajada de sueldos en toda la zona, y potencian también su tendencia a la subida de impuestos (recortes) para que las cuentas cuadren.

Lo más preocupante es que en medio de este desplome financiero la Unión Europea esté negociando con Estados Unidos, también en recesión, el “Tratado de libre comercio” y entre las ideas que se barajan esté la creación de una nueva moneda a modo de Euro-dollar.

Recordemos ahora, algo tan sencillo como los “precios democráticos” de los que habla Anguita, y que se implantaron con la llegada del Euro a nuestros bolsillos. Recordemos que un café pasó de costar 100 pesetas a 1 euro=166,382 pesetas. Esas 66 pesetas de más representaría la Inflación provocada en el caso de un café. Salimos perdiendo capacidad adquisitiva. Nos hicieron más pobres.

¿Qué pasaría si se unieran las dos economías, europea y americana? El casi seguro resultado sería la hiperinflación de reajuste entre zonas: Todo sería mucho más caro que ahora y ahora muchas familias declaran no llegar a final de mes.

¡A organizarnos ya!

salireuro

“¿Es que no se ve a los de primera clase subir a los botes salvavidas?” (Segunda parte: opinión)

Es literalmente imposible salir de ésta, si leéis con atención la primera parte del texto veréis que a día de hoy estamos arruinados como país, y hoy por hoy es imposible un acuerdo sobre quitas de deuda generalizadas a todos los miembros de la Eurozona.

He de decir a todos/as los ciudadanos/as  que en este punto ha llegado la hora de organizarse socialmente y de buscar iniciativas que posibiliten un cambio de rumbo y pronto. A este ritmo no va a quedar nada que sea de todos/as, nos van a quitar lo público; educación, sanidad y pensiones incluidas.

Cuando uno contempla la cantidad de países que están pasando por este mismo proceso de recortes: Grecia, Italia, Portugal, Irlanda, Bulgaria, Rumania, Eslovenia, Francia… no puede dejar de pensar que pudieran estar desde Bruselas posibilitando el desmontaje los “Estados Nación” tal y como los conocemos desde el tratado de Wesfalia, parece como si viniera un nuevo sistema de ordenamiento. Y a las informaciones me remito.

¿Y en España qué?

Empezaron con la privatización de empresas estatales, siguieron con las cajas de ahorros y continuaron con la Constitución, documento en la actualidad violado por el artículo 135 que viene a dictar que el pago de la deuda está por delante de atender las necesidades de todo/a español/a. Sin consulta, sin referéndum.

No podemos olvidar que la Constitución es hija de una “oferta” de los entonces en el poder para escapar del régimen de una dictadura, y su resultado es la democracia actual. Y que a día de hoy es pospuesta como ley a favor de una interpretación de la legalidad más gubernamental, dominada por Decretos Ley que en última instancia prevalecen. Estamos ante una Constitución interpretada y modificada cuando “los de Arriba” quieren.

La mayoría absoluta del gobierno no vino más que a agravar esta situación. Deberíamos ir pensando seriamente en como abrir un proceso constituyente y empezar de nuevo.

¿Y la deuda, quién la va a pagar, con qué?

Cuando un país quiebra, los ciudadanos de ese país se hacen cargo de la deuda, se divide simbólicamente entre todos y todas. El estado como tal se valora y trocea y se procede a su venta por partes y/o lotes  (El Gobierno pone a la venta 15.000 edificios públicos) y/o se privatizan (Lista de privatizaciones 1984-1996  y  lista desde 1996 a la actualidad ambas publicadas por el SEPI:  Sociedad Estatal de Participaciones Industriales).

Por todos/as es sabido que los intereses se disparan debido al riesgo de impago. En eso intervienen las calificadoras, subiendo y bajando el grado de confianza en la inversión. Y nuestro país está en quiebra. Veremos las calificaciones para España, en las próximas semanas.

Y a todo esto, es un despropósito que todavía sean legales y operen los sistemas de tasa variable y no hayamos regresado inmediatamente a un “Sistema de Cambios Fijos de Interés Crediticio” para poder frenar una parte de la especulación, es urgente y se podría implementar con una simple directiva comunitaria pero “no quieren”.

Ellos favorecen a los acreedores, a la vista está.

Los españoles/las todavía no son conscientes de lo que se les viene encima, mientras toman sus merecidas vacaciones, se estarán haciendo los preparativos para el anuncio de la quiebra, porque más tarde o más temprano todo el mundo se tiene que enterar. España está oficialmente en quiebra a la luz de los datos. Lo podrán retrasar, lo podrán maquillar, pero al final se terminará sabiendo a través de la economía real de todos/as.

¿Qué les queda por recortar, los estómagos para que comamos menos?

Creo que ha llegado la hora de que nos plantemos, nos responsabilicemos de nuestras vidas, y recuperemos el rumbo de nuestro país. Paremos este proceso, ya estamos tardando.

EL RESCATE EUROPEO Y LOS LÍMITES DE LA DEMOCRACIA

Por el 20 junio, 2012 en Política

El rescate de Europa para evitar la quiebra de buena parte de nuestro sistema bancario marca el final de una etapa. Una larga etapa en la que los bancos, las instituciones implicadas y los grandes partidos han tratado de ocultar las malas prácticas financieras que han contribuido a que nuestra economía llegue al estado comatoso en que se encuentra. Es lógico, por tanto, que al hilo de todo esto se haya disparado el clamor popular para que se investigue a fondo qué ha pasado, cómo hemos llegado a esta situación y se exijan las responsabilidades que correspondan.

Seguro que si esta investigación se llevara a cabo nos enteraríamos de un montón de actuaciones u omisiones calificables como mínimo de negligentes, y de ahí para arriba. En las Cajas de Ahorro desde luego, pero también en las Comunidades Autónomas y en los partidos que las han estado gobernando. Tampoco se libraría el Banco de España ni el Gobierno central. Porque, ¿cuántos de los préstamos incobrables que ahora asfixian a las Cajas se otorgaron para financiar no se sabe qué gastos o proyectos de sus Gobiernos autonómicos o de los propios partidos que los regentaban? ¿Y los sindicatos? ¿Qué hacían sus representantes en los Consejos de Administración de esas Cajas? ¿Y el Banco de España? ¿Ha sido su Gobernador el único responsable? ¿En su funcionamiento interno todo es tan profesional como nos cuentan? ¿Y por qué los sucesivos Gobiernos de la nación no actuaron antes, impidiendo que se extendiera la gangrena? ¿Acaso era tan difícil de prever lo que ha sucedido? Y así podríamos seguir y seguir con las preguntas que nos hierven a todos en la cabeza.

Salta a la vista, sin embargo, que ni al Gobierno ni al PSOE les entusiasma la idea de abrir una investigación a fondo sobre todo esto. Y si se deciden a hacer algo en este sentido será por la presión social. Ambos se justifican en que ponerse ahora a airear todas nuestras vergüenzas extremaría, aún más, la desconfianza internacional hacia la solvencia de nuestro sistema financiero y endurecería las condiciones que nos impondrán nuestros queridos socios europeos. Y la verdad es que no les falta razón. Además, habría que ver la gracia que les haría a los líderes políticos del resto del mundo si, fruto de esa investigación, la inestabilidad financiera española colocase a la zona euro contra las cuerdas, amenazando la economía de Estados Unidos, Rusia, China y el resto.

Es evidente que cuando está en riesgo la estabilidad del sistema financiero y la salud de la economía otras cuestiones, como el derecho de los ciudadanos a saber qué es lo que ha pasado y en definitiva la calidad democrática, quedan relegadas. Aquí y en todas partes (salvo la honrosa excepción de Islandia). Así que podemos imaginarnos cómo evolucionará ese derecho de los ciudadanos cuando sea una realidad el proyecto de crear una única Autoridad bancaria a nivel europeo que asuma la responsabilidad de vigilar a todos los bancos de la zona euro. No me imagino a nadie de la Comisión Europea explicando a la opinión pública las miserias que hipotéticamente hubieran podido conducir a la quiebra de uno de los grandes bancos alemanes o franceses. Ya se encargaría la Sra. Merkel o el Sr. Hollande de presionar para que eso no sucediese. ¿O acaso esos países han sido un ejemplo de transparencia con sus sistemas financieros? Más bien al contrario. Baste recordar los pocos bancos alemanes y franceses que aceptaron someterse a las pruebas de estrés o de solvencia del 2010.

En vista de ello habrá muchos que se sientan ofendidos en sus ideales democráticos. Pero, para ser del todo honestos, habría que preguntarse qué es lo que realmente quieren los ciudadanos cuando reclaman una y otra vez esa investigación a fondo sobre las causas de nuestra crisis bancaria. Supongo que la respuesta sería que los jueces llevaran al banquillo a los responsables de todos estos desmanes para que pagaran sus culpas. Porque, dirían, lo que más escuece de todo esto es que encima los culpables se vayan de rositas.

Seamos conscientes, sin embargo, que lo que de verdad necesita el país es que se tomen las medidas necesarias para que no se vuelva a repetir una crisis como esta. Porque, una cosa es buscar culpables y otra, completamente distinta, es detectar todo lo que ha funcionado mal y cambiarlo para que no vuelva a suceder. Lo primero es necesario, pero en modo alguno suficiente. Para lo primero basta un juez decidido y una fiscalía independiente. Pero, ¿quiénes y cómo abordan lo segundo?

No nos engañemos, las causas de esta crisis tienen múltiples ramificaciones que afectan de lleno al funcionamiento de las Administraciones, el Parlamento, la Justicia, los partidos, los sindicatos y, en definitiva, buena parte de nuestro entramado institucional. No digo que todos hayan tenido el mismo grado de responsabilidad, pero puestos a arreglar a fondo los males de nuestro funcionamiento habría que revisar en detalle cómo ha contribuido cada cuál. Y, sobre todo, para estar seguros de que los virus causantes de la enfermedad de nuestro sistema financiero no volviesen a aparecer, habría que rediseñar gran parte de la arquitectura de funcionamiento de las instituciones públicas implicadas, así como las relaciones entre estas y los partidos que las gobiernan.

¿Y eso, repito, quiénes lo harían? ¿Los partidos? En este ambiente de crisis generalizada de confianza, mucha gente diría que son juez y parte. Y no les faltaría razón. ¿El Gobierno? Dirían que tres cuartas de lo mismo. ¿La Administración? Estaríamos en las mismas. ¿Entonces, quién? ¿Los ciudadanos de a pie? Tener razón para estar indignados no equivale a saber cómo arreglarlo. Y solucionar de verdad una cosa como esta es una tarea ardua y compleja, que está fuera del alcance de la gran mayoría de los ciudadanos.

Para arreglar bien, y a fondo, todo este entramado, sin cargarse al enfermo, no hay más remedio que recurrir a los técnicos que trabajan en cada institución, que son quienes mejor pueden distinguir lo que funciona bien de lo que funciona mal. Pero como también es probable que éstos estén “contaminados” en su visión de los problemas y de las soluciones que se precisan, habría también que recurrir a la opinión de otros técnicos externos. Por ejemplo, si se tratase de cambiar a fondo los procedimientos de supervisión del Banco de España, además de contar con sus mejores técnicos habría que contar también con los de otros bancos centrales europeos.

Sin embargo, puede que a muchos ciudadanos no les gustase nada la idea de dejar la solución del problema en manos de quienes están dentro de todo este tinglado, y preferirían ver que alguien ajeno a todo ello y en quien ellos pudieran confiar fuese el artífice de esa solución. Y aquí topamos con los propios límites de nuestra democracia. Sin poder airear públicamente todo lo que ha sucedido, solo nos queda confiar en que quienes tengan el conocimiento necesario para construir la solución adecuada sean personas honestas y fiables. Y si no queremos dejar todo ello exclusivamente en manos de los técnicos, y tampoco nos fiamos de los políticos… tenemos un serio problema.

Quizás no sea tan fantasioso soñar con que llegue el día en que la sociedad se haya ido organizando hasta el punto de disponer de grupos capaces de intervenir en un asunto como este, con la credibilidad necesaria. Pero, hoy por hoy, eso no forma parte de nuestra realidad. Quizás, si nos ponemos manos a la obra, algún día lo sea.

La recapitalización de la banca con dinero público cuesta de momento 1,4 billones de Euros.

FUENTE

25 abril 2013

Rescate sin crédito

1,4 billones de euros. Esta es la cantidad de dinero que el estado español y el Banco Central Europeo han empleado en rescatar a la banca española. Un exhaustivo análisis del economista Carlos Sánchez Mato a partir de datos del Banco de España, FROB, Tesoro, FGD, FAAF, SAREB Y BCE, nos propoporciona esta escandalosa cifra. De ese importe, poco más del 6% son medidas de capitalización mientras que el 94% restante corresponden a medidas de liquidez o facilitación de la misma.

 

 

Mientras, los bancos siguen sin soltar un euro para familias y PYMES. Según datos del Informe de Estabilidad Financiera, elaborado por el Banco de España, el crédito al sector privado sigue dando muestras de contracción. En junio de 2012, en relación con el mismo periodo del año anterior, se redujo en un 4,7% el crédito al sector privado residente en los negocios en España (gráfico 2.1.A, página 22).

 

 

Además, los últimos datos disponibles muestran que esta tendencia persiste, al registrarse una tasa de variación interanual negativa del 5,5% en agosto de 2012. La contracción del crédito, aunque se mantienen diferencias en su intensidad, es generalizada entre entidades (gráfico 2.1.B, página 21).

 

 

Con estos datos, no nos debe extrañar que el Foro Económico Mundial sitúe a España en el puesto 122 de un total de 144 países en acceso al crédito en su Informe de Competitividad Global (página 327), convirtiéndose éste en el factor más problemático para crear un negocio en España (página 326).

Belén Romana será nombrada presidenta del banco malo el próximo jueves

Economía

FUENTE

El ministro de Economía puso su nombre encima de la mesa el pasado mes de mayo para presidir el MEDE, el fondo de rescate europeo

y. gómez / madrid
Día 13/11/2012 – 14.05h

El Fondo de Reestructuración Bancaria Ordenada (FROB) tiene previsto nombrar este jueves a la ex directora general del Tesoro, Belén Romana, como presidenta del banco malo, según informa hoy EFE y tal y como avanzó ABC el pasado viernes.

Persona de confianza de Luis de Guindos, con quien trabajó en el Ministerio de Economía entre los años 2000 y 2005, primero como directora general de Política Económica y luego como directora general del Tesoro, Belén Romana es la principal candidata a presidir el banco malo.

El ministro de Economía puso su nombre encima de la mesa el pasado mes de mayo para presidir el MEDE, el fondo de rescate europeo. Su candidatura llegó incluso a contar con el apoyo de la canciller alemana, Angela Merkel. Pero el Gobierno tuvo que pedir ayuda al fondo de rescate para sanear la banca, y las aspiraciones españolas de tener un puesto importante en los organismos europeos cayeron por tierra.

Belén Romana también sonó como candidata a presidir el Banco de España, la CNMV e incluso para sustituir a González-Páramo en el consejo del Banco Central Europeo.

Aunque la decisión definitiva no está tomada y no se conocerá hasta la próxima semana, la ahora secretaria general del Círculo de Empresarios es quien en estos momentos cuenta con más posibilidades de dirigir la Sareb, sociedad que aglutinará los activos tóxicos de la banca.

Mientras, el Gobierno y el Banco de España se esmeran en encontrar 2.750 millones de inversión privada para el banco malo tanto dentro como fuera de nuestras fronteras.

Los responsables del ‘banco malo’ cobrarán hasta 500.000 euros

FUENTE

Prevé vender un 35% de los activos en cinco años

Espera vender el 35% de los activos en los primeros cinco años

  • Las obras a medio construir se podrían terminar en un plazo de tres años
  • País Vasco, Navarra y Madrid, donde hay menos problemas para vender
  • Santander, La Caixa y Sabadell invertirán en el ‘banco malo’
  • BBVA aún no ha decidido si participará en la Sareb

Efe | Europa Press | Madrid

Actualizado viernes 16/11/2012 17:49 horas

La presidenta del ‘banco malo‘, Belén Romana, y el director general de la sociedad, Walter de Luna, no podrán cobrar más de 500.000 euros anuales, el mismo límite de retribución que se ha impuesto a los directivos de entidades que han recibido ayudas públicas.

Este tope es superior sin embargo al que limita la remuneración de ejecutivos en entidades nacionalizadas (Bankia, CatalunyaBanc, Banco de Valencia, Novacaixagalicia) hasta 300.000 euros como máximo.

Al margen de estos dos ejecutivos, la sociedad contará con una plantilla de unas 100 personas.

El plan de negocio

Se prevé que en los primeros cinco años de vida de la sociedad se haya vendido el 35% del total de la cartera de activos transferidos, y deberá tener un ritmo de venta “fuerte” para que en 10 años se haya deshecho del 74% de los activos y en 12 años del 85% del total, según fuentes del Ministerio de Economía.

El documento también incluye un ranking de las regiones y provincias en las que mejor se venderían estos inmuebles, una lista que estaría encabezada por País Vasco, Navarra, Madrid y Cantabria como comunidades, y Cáceres y Badajoz, como provincias.

Las mismas fuentes detallan que en las regiones más líquidas, el periodo de venta “razonable” de los inmuebles terminados se estimaría entre los 6 y los 18 meses, y en las menos líquidas entre 30 y 60 meses, es decir entre 3 y 5 años.

También se prevé que a partir del tercer año se puedan desarrollar y acabar todo lo que esté en proceso de construcción con el fin de hacer un plan de negocio individualizado para cada activo.

Finalmente, cuentan con que en los primeros cinco años de funcionamiento de la sociedad haya una inversión de 400 millones de euros para el mantenimiento de los activos.

Coste del ‘cazatalentos’

La Comisión Rectora del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) aprobó los nombramientos de estos dos directivos del ‘banco malo’ y una fuente del mismo organismo ha desvelado estos límites retributivos.

El FROB publicará toda la información sobre contratos que se han hecho para el ‘banco malo’, detallando el coste de todos los proveedores, incluido el cazatalentos contratado para fichar a Romana y Walter de Luna.

2.200 millones en mes y medio

La Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) necesitará 2.200 millones de capital privado antes de la transferencia de activos de las entidades pertenecientes al grupo 1, las nacionalizadas a través del FROB, prevista para el próximo mes de diciembre.

En una primera fase, el ‘banco malo’ necesitaría unos 3.900 millones de recursos propios, de los que el 45% serán aportados por el FROB y el resto tendrá que ser capital privado, unos 2.200 millones.

No obstante, las mismas fuentes indicaron que el ‘banco malo’ podría empezar a funcionar con menos de 2.200 millones, siempre y cuando la mayoría del capital fuese de naturaleza privada.

El Banco Santander ha decidido ya que será accionista del “banco malo” y BBVA estudia la misma opción, aunque por el momento no ha tomado ninguna decisión al respecto, según han explicado ambas entidades. También participarán La Caixa y Sabadell en el accionariado de la Sareb.

En cualquier caso, la cantidad tendrá que estar lista antes de la transferencia de activos de las nacionalizadas, que se materializará en el mes de diciembre. Dentro del capital privado, el Gobierno estima que los inversores extranjeros aportarán cerca del 10%, lo que supone unos 500 millones de euros.

El Gobierno celebrará un encuentro con cinco bancos de inversión para sistematizar contactos y actuar de forma más eficiente en la búsqueda de inversores.

Corrección: Por un error de interpretación, Efe situó el límite salarial en un primer momento en 300.000 euros, el correspondiente a entidades nacionalizadas, en vez de 500.000 euros, el máximo para entidades que sólo han recibido ayudas públicas.

¿Qué celebramos el día de la constitución?.

06 de diciembre de 2012

La semana pasada los pensionistas tenían una serie de garantías establecidas en una ley; de hecho, durante cierto tiempo, cada vez que se preguntaba a los integrantes del gobierno por la revalorización de las pensiones, la respuesta era siempre la misma: “se cumplirá lo que diga la ley, como no puede ser de otra forma”.

Pues todos sabemos que al final el viernes pasado, se nos vende como un ejercicio de responsabilidad el cambiar la ley, para que los pensionistas no cobren lo que la que la ley les otorgaba hasta la semana pasada.

Esta situación muestra un escenario en el que no debemos olvidar que existía un texto legal que se supone garantiza un determinado escenario, (en este caso las pensiones). En este escenario se daba por supuesto desde hace mucho tiempo que lo establecido por la ley no se iba a cumplir, porque existen numerosas presiones de todo tipo. Ahora sacarán otra normativa y nos dirán que están salvando la seguridad social, pero en realidad ¿Qué validez le damos a cualquier normativa que podrán cambiar sin pestañear en cada momento?. La respuesta es simple; no vale absolutamente nada; esto significa que no han reformado la ley de la seguridad social; se la han cargado.

Esta anécdota no es, ni mucho menos un hecho aislado, y tampoco es exclusiva de España. De esta forma nos encontramos con la enésima discusión sobre el techo de gasto en Estados Unidos que no es más que la enésima expresión del desprecio de las leyes. Se fija un límite legal al gasto público, que será algo que no podemos traspasar hasta el momento en el que estemos a punto de traspasar este límite. En cada una de estas reformas, lo que tenemos es que se han cargado esta ley, que  no sirve absolutamente para nada.

El Banco Central Europeo, imponía unos rating mínimos para las garantías del dinero que prestaba a la banca; estos rating decían que eran muy útiles porque servían para valorar las cosas y para que a su vez no se perdiese dinero. Sin embargo, cuando los activos se deterioraban, se cambiaba sin apenas despeinarse los criterios de tal forma que ¿de qué vale esta ley?.

Incluso tenemos el caso curioso en España de una ley que tiene un alto grado de cumplimiento, como es la del tabaco. Esta ley se cambió para beneficiar a los centros comerciales, pese a las obras que habían realizado pequeños negocios de hostelería, sin ningún problema y ahora tiene que ser el esperpento este de Eurovegas lo que parece que la va a poder permitir.

Al final, las leyes en su conjunto han dejado hace tiempo de ser un conjunto de normas que establecen las reglas de actuación de los ciudadanos de cara a construir una sociedad, para ser una herramienta más de poder, de tal forma que serán cumplidas, observadas, reformadas o ignoradas en función del poder que tenga cada una de las partes de la sociedad. Lejos de ser un imperativo absoluto para tratar de equilibrar las relaciones, cada vez está más claro que sirven para desequilibrar, hasta un punto en que primero se ponen en duda y luego directamente se comprueba que la ley no sirve para nada sino está alguien poderoso detrás de esto.

Si buscamos un símil con un partido de futbol, nos encontramos en una situación en la que en todo momento se deciden las reglas (y si se usan o no) en función de los intereses de uno de los equipos, de tal forma que cualquier conclusión que saquemos sobre el resultado como indicio de la capacidad en la competición será completamente absurda.

Pues esto hace tiempo que ha llegado a la constitución, ese texto normalmente llamado “la carta magna”, y que estaba llamado a ser el máximo exponente de las reglas del juego en este país llamado España.

En la constitución tenemos todos y cada uno de los argumentos que destrozan cualquier sistema de reglas; tenemos un conjunto de artículos que directamente son ignorados de forma palmaria; De hecho, tenemos incluso una situación en la que los recursos de inconstitucionalidad son usados sin ningún pudor en todo tipo de negociaciones de todo tipo, con el agravante de que son totalmente inútiles, ya que cuando alguno prospera nos encontramos con “esto no tiene efectos prácticos porque han pasado 10 años”, tenemos una situación en la que se ha reformado sin ningún problema cuando interesaba a los mercados financieros  y en los puntos que interesaba a los mercados financieros, y tenemos innumerables casos como el de la semana pasada en el que tras declarar constitucional el impuesto a los depósitos bancarios, el gobierno aprueba una normativa para dejar sin efecto alguno la sentencia esta.

En definitiva, puede que por decreto ley tengamos que celebrar el día de la constitución, pero el único beneficio que se obtiene de esto es que hay un día al año que no estamos obligados a madrugar. Lamentablemente es imposible que una sociedad funcione sin unas reglas, y en este sentido necesitamos una constitución.

Al igual que ocurrió en Islandia, se necesita una nueva constitución por la más que evidente razón de que esta si fuese un coche, sería declarada sin duda alguna por las compañías de seguro en estado de siniestro total.