Archivo de la etiqueta: burbuja inmobiliaria

Un desahucio cada 15 minutos

FUENTE

El fin de la burbuja inmobiliaria provocó, solo durante el año 2012, que la banca se quedara con 30.034 primeras viviendas por impago de los créditos, una media de 115 desahucios por día hábil o, lo que es lo mismo, uno cada 15 minutos, según un estudio del Colegio de Registradores de España dado a conocer ayer. El número de viviendas, de primera y segunda residencia, que se quedaron los bancos el año pasado, asciende a 38.778, según el mismo informe. Otro dato que muestra la crudeza de la situación es que la banca admitió 11.441 daciones en pago en primera vivienda ante la insolvencia de sus clientes. Y, por último, el informe afirma que en 2012 se iniciaron 65.778 procesos de ejecución hipotecaria.

Los expertos valoran el informe argumentando que “la fuente de los registradores es la más fiable” y comentan que los datos son más abultados de los que se presumían. “El estudio revela la enorme gravedad del problema social que existe”, apunta Julio Rodríguez, experto del sector y miembro del colectivo Economistas frente a la crisis.

El informe llega después de muchos intentos fallidos del Gobierno, el Consejo General del Poder Judicial y la banca para obtener los datos concretos de uno de los mayores dramas de la democracia: las familias desahuciadas. Hasta ahora, conocer la situación real del problema había resultado una misión casi imposible.

Esta bomba social ha caído, sobre todo, en Madrid, Valencia, Cataluña y Andalucía, que suman el 65% de los procedimientos de ejecución hipotecaria. El estudio no revela los nombres de las entidades bancarias que han realizado los desahucios pero, casualidad o no, de las cuatro comunidades afectadas, en tres de ellas estaban radicadas las cajas nacionalizadas: Caja Madrid, Bancaja y Catalunya Caixa. Estas comunidades autónomas son las que vivieron mayor auge económico con la burbuja inmobiliaria. Ahora sufren la otra cara de la moneda.

Fuente: Registradores de España. / EL PAÍS

Respecto a las nacionalidades, los españoles están a la cabeza con el 75% de los casos iniciados o el 63% de los desahucios. Entre los extranjeros se repite la lista, por este orden: ecuatorianos, marroquíes, británicos, rumanos y colombianos

El Colegio de Registradores, que inició la encuesta a propuesta de la Vocalía de Relaciones Institucionales en febrero pasado, afirma que “el objetivo del estudio es aportar información objetiva, en números, que contribuya y dé solidez al debate social planteado en estos momentos en nuestro país sobre los lanzamientos de viviendas como consecuencia de las ejecuciones hipotecarias y su repercusión social”.

El Colegio de Registradores consultó a todas sus oficinas, obteniendo respuesta de 934, lo que representa el 85% del total. Dado que no todas las oficinas respondieron al cuestionario, es de suponer que la cifra definitiva de los desahucios será ligeramente mayor. No obstante, es posible que en parte de los 30.044 desahucios realizados, la familia afectada haya continuado en su domicilio pero con un alquiler social. Es una fórmula que utilizan los bancos para obtener algunos ingresos y evitar poner a la venta pisos cuyo precio ha caído en picado

Uno de los mayores valores que tiene el estudio del Colegio de Registradores es que ha excluido los garajes, trasteros, oficinas, naves y locales comerciales. También ha dejado fuera todos los casos en los que el titular de la finca es una persona jurídica, es decir, una empresa. Este dato es muy importante porque los bancos han utilizado en muchas ocasiones la dación en pago para las promotoras inmobiliarias, por lo que el dato podía haber resultado adulterado.

El 77% de media de los casos afectó a primera vivienda. “Se trata de un dato sin duda significativo debido a que la pérdida de la primera vivienda tiene un impacto social muy superior a la segunda residencia u otro tipo de fincas”, dice la nota de los registradores.

Estas cifras contrastan con las del Consejo General del Poder Judicial que, sin desglosar las, publicó que en 2012 se habían realizado 91.622 ejecuciones hipotecarias, que son las tramitadas por los juzgados de primera instancia en las que se ha exigido en pago de deudas garantizadas por propiedades hipotecarias. De todas ellas, 70.257 acabaron en los juzgados como lanzamientos, que son los cambios en la propiedad de un inmueble, ya sea rústico o urbano, de empresas o de particulares. No obstante, los menos precisos fueron los bancos, cuyas patronales dijeron al Gobierno que el número de desalojos de primera vivienda oscilaba entre 4.000 y 15.000 en los últimos cuatro años.

El capítulo de las daciones es revelador. Tanto Julio Rodríguez como Fernando Encinar, director del servicio de estudios de El Idealista, coinciden en que es una cifra muy elevada y se lo explican por el interés de las entidades por retener el piso como único valor ante la desesperada situación del cliente.

Fuentes del mercado explican que, en ocasiones, alguna de las antiguas cajas más grandes, ahora nacionalizadas, financiaban el viaje en avión a ecuatorianos que se habían marchado de España para que así firmaran la dación en pago y regresaban horas después. De esta forma, se ahorraban los casi dos años de proceso judicial.

A las entidades financieras no les gusta admitir que utilizan la dación en pago porque creen que eso incentiva la cultura del impago. Los bancos siempre recuerdan que “el problema de los desahucios es grave, pero la morosidad solo afecta al 4% de los créditos. El 96% restante paga puntualmente”.

En la tramitación de la reforma de la ley hipotecaria, el sector financiero se ha opuesto radicalmente a que se establezca la dación en pago como medio para saldar la deuda por creer que “pondría en peligro los miles de millones emitidos en cédulas hipotecarias, ya que perderían la principal garantía de esos activos”.

Sin embargo, la dación en pago esta es la principal reivindicación de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), que presentó un millón y medio de firmas para cambiar la legislación. En las daciones, los extranjeros suponen el mayor porcentaje, el 38,75% sobre el total.

Fernando Encinar señala que esta situación refleja “que los bancos no hicieron bien su trabajo al medir el riesgo. Utilizaron las hipotecas como un producto financiero más, igual que las acciones, pero se puede perder la inversión en Bolsa y no pasa nada, pero si se pierde la vivienda, la situación es un drama”.

Mikel Echavarren, consejero delegado de Irea, firma especializada en servicios de asesoramiento inmobiliario, augura que durante los próximos años “la situación será peor porque estos datos reflejan lo ocurrido en 2010, pero desde entonces, el paro no ha hecho más que subir. Si se hiciera una relación entre la curva de paro y la de desahucios, se vería el paralelismo. Este estudio refleja los que tiraron la toalla hace dos años”.

Julio Rodríguez también espera un empeoramiento de la situación. “En el mejor caso, el año 2013 será similar. El único efecto que se puede ver es si los bancos redujeron los desahucios para evitar el problema social que suponía. De todas formas, el informe es un reflejo del grave problema que se vive en España y que ya ha llegado a la clase media porque el paro también le está afectando”.

Por el contrario, Encinar destaca que, sin restar dramatismo, “no se debe caer en la alarma general. La mayoría de las familias de este país no van a perder su vivienda. De las 800.000 hipotecas que se concedían en los años de la burbuja inmobiliaria, están teniendo problemas unos 65.778, el 8%”, concluye. Los expertos también recalcan que la situación es un reto para el Gobierno, que ahora está legislando sobre este asunto, con gran oposición social

Anuncios

Hay que echar al PP de una vez

Carlos Martínez – ATTAC Andalucía

La desvergüenza del PP y su Gobierno estatal o los autonómicos que domina, exige por limpieza democrática y salud pública que le echemos. Llegó al poder mediante engaños, financiado corruptamente según sus tesoreros y no ha cumplido sus compromisos electorales, además de que cada vez somos más pobres, los de abajo, naturalmente. No solo están deslegitimados por ser un partido corrupto,- en ese aspecto y si bien no a su nivel recaudatorio, no está solo por desgracia y todos los grandes partidos sistémicos tienen excesivos casos en su haber-. Aunque llegados a este punto hay que advertir que no todos los partidos se han corrompido, pero PP, PSOE, CiU figuran en el cuadro de honor junto a otros, aunque más alejados. Pero, no solo hablamos de librarnos de esta franquicia política de la derecha, por corrupta, sino también por cruel para con las clases populares y trabajar solo en beneficio de los bancos y las grandes compañías, fondos de inversión, al igual que engañar y manipular a las clases populares.

Las políticas del PP solo buscan salir de la crisis capitalista, -es decir la de sus clientes-, empobreciendo a las y los trabajadores, liquidando derechos laborales, sociales, educativos y sanitarios. Ahorrando a costa de las personas humildes y trabajadoras o desempleadas. Con un ejército de paradas y parados que supera ampliamente los seis millones, y favorece el miedo, la sumisión y la precariedad de unas clases trabajadoras asustadas, sin referentes de ningún tipo y embrutecidas en muchos casos, por canales de televisión basura tanto públicos como privados y una información en todos los medios corporativos, tendenciosa, falsa y preñada de ideología neoliberal o directamente conservadora y autoritaria.

Una población hipotecada, engañada por años de falso crecimiento económico. Además los partidos con opciones a gobernar la han burlado de forma sistemática, lo que ha conducido a pensar que todos son iguales y que fuera del sistema, -de su sistema-, no hay alternativas. El estallido de la burbuja inmobiliaria inició una subida feroz del paro. Siendo el Estado español un desierto industrial puesto que el precio de su ingreso en la Unión Europea a cambio de migajas en forma de autovías fue desmantelar su industria y convertirse en país-balneario, que sin ladrillo es incapaz de crear empleo. A ello se suma una oligarquía incapaz, rentista, reaccionaria y nada imaginativa, de carácter especulativo, así como profundamente retrógrada y que sigue siendo la misma que domina el país desde hace más de cien años, con alguna anecdótica adición. Por tanto y no lo olvidemos, tenemos unas élites económicas que han cooptado a élites políticas y que por tanto son las culpables por su chantaje económico constante, sus golpes de estado o sus imposiciones, siempre. Pero también de nuestra nula capacidad productiva y la baja calidad democrática.

A ello se une un pueblo desorientado, que tras la dura derrota de la clase obrera y la democracia en 1939, ha sido incapaz todavía de generar una respuesta de clase y una alternativa democrática frente a la plutocracia tradicional y el neofranquismo activo que el PP representa de forma clara y convencida. Al fin y al cabo el PP es el partido de los ricos, al que votan demasiados pobres engañados, perdidos o sin dignidad. Pero también fruto de la incapacidad de las izquierdas políticas y sindicales de generar la respuesta que la reaccionaria oligarquía española y españolista merece. Una falta de valores y de valor de algún partido formado de aluvión y con miedo en sus moderados dirigentes, a que sus bases reclamaran demasiado o no olvidaran tanta miseria, represión, miedo y hambres. Una ley electoral tramposa y divisiones sectarias en las izquierdas, hicieron el resto.

La gigantesca operación del ser Europa como muy bien señala uno de los politólogos más lúcidos Manuel Monereo, fue el gigantesco señuelo que ahora nos tiene atascados.

En el País Valenciano, hay un deporte tradicional llamado el tiro y arrastre o” Tir i Arrastre”, que consiste en pasar un carro cargado, sobre una pista de tierra, blanda y arenosa en la que el carro se estaca si el conductor y el “aca” o caballo, no tienen pericia. Están conjuntados y saben qué deben hacer. Además y afortunadamente el uso del látigo está mal visto e incluso penalizado. Luego por analogía, las izquierdas sociales, sindicales y políticas, caminamos sobre una senda blanda, embarrada y sin consistencia debajo, con un carro cargado de cientos de kilos de sectarismo, división, miedo, egoísmo, falta de visión y estrategia política, en el que todos además queremos ser el carretero y nadie el noble e imprescindible caballo o yegua. El aca de los huertanos valencianos. Nadie para tirar sobre un camino lleno de barro, cieno y hojas muertas, olvidando que el caballo de las clases populares es imprescindible y que los carreteros no pueden ser los que a cualquier aparato se le ocurran o los que la prensa digital progresista invente. Además caballo o “aca”y carretero deben quererse, estar unidos y conocerse. Y ojo cualquiera no sabe conducir el carro y amar al caballo, sabiendo transmitir ese amor.

La lección del 15M es la respuesta a tanto engaño y el inicio de la crisis de régimen. Pero renuncia a plantear formulas organizativas políticas, que por otro lado no podía plantear. Si bien, pone el dedo en la llaga lo cual es muy importante. Gracias al 15M se reactivan además respuestas y plataformas ciudadanas y surgen novedosas fórmulas de denuncia. Ha habido varias huelgas generales, pero sin embargo vivimos una apatía generalizada en este ocaso del verano y las agresivas propuestas de la gran patronal la CEOE, no han tenido la contundente respuesta que merecen.

No encuentro otra vía de acción que conquistar nuevamente la ilusión, los valores, el valor y las emociones que nos inflamen y permitan crear un ambiente alternativo y de: sí se puede.

Todo este esfuerzo exigirá un nuevo formato organizativo plural de movimientos, sindicatos y fuerzas políticas antineoliberales. Un sujeto como lo fuera “Activos contra la Crisis”, que llegó a juntar en una mesa a todos los actores sociales, excepto aquellos a los que sus compromisos con el poder, no les permitían estar con las gentes de la calle. Por tanto nada se podrá reemprender con éxito sin ese sujeto que además ya se experimentó con éxito y nos permitió hacer un programa sencillo y consensuado frente a la crisis capitalista.

No se trata de reeditar nada, pero sí tal vez de volver a poner en marcha estructuras similares y que además surgieron desde los movimientos sociales, aunque se dio entrada a partidos políticos incluso a personas.

Pero para echar al PP, también se nos abre otra oportunidad y es derrotarlo en las elecciones europeas. Aprovechar un proceso electoral para manifestar nuestro rechazo al PP y al neoliberalismo en su conjunto. Este momento, exige, contundencia, seguridad en nosotras mismas y generosidad, pero también inteligencia y ver qué es lo mejor para las clases populares, no para unos profesionales o para un sector determinado, sino para el conjunto de las víctimas de la crisis. Además ¿No se le dice al pueblo humilde y trabajador que la Unión Europea impone recortes? Pues bien vamos a decirle a la burocracia autoritaria y no electa democráticamente de Bruselas, que no queremos recortes, ni más subvenciones a la banca privada y más dinero para los poderosos a costa de los de abajo.

Para lograr esto, humildemente y como activista social y político, propondría:

-La creación de un frente socio-político de movilización popular contra la forma de enfrentar la crisis de los neoliberales en general y el PP en particular, consistente en fortalecer a la gran banca privada y a la patronal CEOE, rebajando sueldos, derechos y servicios. Es decir, ROBAR A LOS POBRES Y DÁRSELO A LOS RICOS.

-Elaboración de un programa político, sencillo y comprensible, al objeto de marcarnos todos los más diez objetivos que nos permitan vencer en las urnas europeas y poder a partir de ese triunfo reorganizar la ofensiva antineoliberal, democrática y anti-oligárquica, de carácter político.

– Una candidatura de convergencia política de todas las fuerzas antineoliberales, de clase, las izquierdas transformadoras y reales y los sectores democráticos, sociales y culturales que nos permita la victoria y por tanto la preparación para lograr transformar a este Estado en un ente democrático, justo y representativo de los intereses de las clases populares y no solo de los de las oligarquías políticas y económicas.

Si cuando acabe septiembre, si esto no está ya en marcha y organizándose, pienso que habremos sido una vez más derrotados.

Politólogo y activista social

ATTAC España no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización

El origen de la crisis y los Gobiernos al rescate

FUENTE

En esta tercera entrega del informe “La situación económica y social en España y las medidas adoptadas por el ejecutivo”, Orencio Vázquez, coordinador del Observatorio de Responsabilidad Social Corporativa, explica los orígenes de la actual crisis financiera y como los Gobiernos tuvieron que implantar políticas fiscales y planes de rescate para salvar a sus entidades financieras.

El 15 de septiembre de 2008 se declara en quiebra Lehman Brothers, uno de los mayores Bancos de inversión estadounidenses y el pánico se adueña de los mercados. Desde ese momento los agentes que intervienen en el mercado, los consumidores, los organismos supervisores y demás autoridades monetarias empezaron a ser conscientes de que habían sido víctimas de la mayor estafa piramidal de la historia económica. ¿Cómo?, simplemente con connivencia de muchos de ellos: préstamos concedidos bajo la base de la apreciación del valor de la vivienda y los bajos tipos de interés existentes en ese momento, teniendo, poco o nada en cuenta, la  capacidad de pago del acreditado que sitúo al límite de su capacidad financiera a muchos consumidores. Por otro lado, los mercados financieros durante años no dejaron de inyectar liquidez a través de la concesión de créditos para adquisición de vivienda lo que derivó en una burbuja inmobiliaria como nunca antes conocida.  Mientras tanto, los Bancos de inversión estadounidenses titularizaron esos activos y los vendieron a través de vehículos de inversión a Bancos europeos y de otras regiones del mundo trasladando el riesgo inherente a estas operaciones, calificadas de manera excelente por parte de las agencias de rating. En este momento se produce un colapso en los mercados interbancarios y se paraliza la negociación de operaciones lo que provoca que  muchos bancos no puedan hacer frente a sus obligaciones por  su imposibilidad de conseguir liquidez debido a la baja fiabilidad provocada por el valor de los activos en su poder. Esta falta de liquidez en los mercados interbancarios se traslada a los mercados minoristas y las empresas y familias ven limitado su acceso al crédito. Lo anterior, unido al estallido de la burbuja inmobiliaria existente en algunas economías con un peso importante en el panorama internacional, provoca un contagio sistémico a nivel global que se traduce en un descenso en el consumo, en los niveles de  producción industrial y, por tanto, en caídas del Producto Interior Bruto, procesos deflacionistas  y desempleo.

La crisis financiera tuvo su reflejo casi inmediato en la economía real lo que obligo a muchos Estados a poner en marcha políticas fiscales activas y planes de rescate destinados a salvar a sus entidades financieras. Lo anterior, unido a un menor volumen de  ingresos, motivado por la caída de la actividad económica, y  un mayor volumen de gastos, debido a un incremento de los subsidios y otros gastos sociales, provoca que muchos países incurran en déficit públicos importantes. Ese déficit tiene que financiarse con la emisión de deuda pública.

Al mismo tiempo se produce una evaporación de liquidez canalizada hacia los mercados debido a las minusvalías de los activos financieros y el efecto refugio buscado por los inversores que, canalizan su dinero hacia productos tradicionales como los depósitos bancarios. De acuerdo con Inverco (Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones) el total de patrimonio gestionado  a través de fondos de inversión y planes de pensiones en los mercados financieros a enero de 2010 ha caído a cifras de hace 13 años. Lo anterior provoca que los mercados se empoderen y los agentes deficientes de ahorro (empresas y gobiernos) entren en competición por  captar financiación, lo que se traduce en tasas de interés más elevadas. El caso extremo es el de Grecia que ha llegado a pagar tasas de interés superiores al 12% para colocar sus emisiones de deuda pública.

El mayor coste en la financiación sobre niveles de endeudamiento elevado se traduce en una alta carga financiera que tienen que soportar los presupuestos de gasto de los Estados y que estrangulan la capacidad de ejercitar políticas fiscales activas. En el caso del país heleno la carga financiera que representa la deuda pública, por encima del 110% del PIB, sitúa al país al borde del colapso y en prácticamente suspensión de pagos. En el caso español, los intereses y amortizaciones que se tienen que pagar este año por la deuda pública supone una de las principales partidas del presupuesto de  gasto.

Después del rescate de los Gobiernos al sector financiero, estamos siendo testigos de cómo, por parte de algunos Bancos, se están utilizando esas ayudas para generar un enriquecimiento injusto. Hay entidades que están acudiendo a las subastas de liquidez del Banco Central Europeo a poco más del 1% para seguidamente adquirir deuda al 6%.

Corralito a la española

El Gobierno pretende con esta medida frenar el fraude fiscal y elevar los ingresos tributarios

LUIS GANCEDO Los españoles y sus empresas no podrán realizar desde mañana pagos en efectivo que igualen o superen los 2.500 euros, salvo en ciertas situaciones excepcionales. Entra en vigor así una de las principales novedades de la ley contra el fraude fiscal que el Gobierno de Mariano Rajoy ha promovido en un intento de poner coto a las prácticas de economía sumergida y elevar los ingresos tributarios en un momento de enorme dificultad para las cuentas públicas. España sigue los pasos de otros estados europeos y actúa sobre el uso del dinero en metálico, cuya circulación está por lo general conectada con el tamaño de la defraudación: cuanto mayor es la cantidad de efectivo en un país, más opciones tienen los evasores de actuar de espaldas a Hacienda.

El país que durante años convirtió los billetes de 500 euros en la moneda corriente de colosales fraudes a menudo asociados a la burbuja inmobiliaria, pone ahora el radar del Fisco sobre operaciones comerciales cotidianas, fijando prohibiciones y reglas que, de entrada, están siendo recibidas con incertidumbre por empresas y consumidores. La explicación que se expone en las siguientes líneas está basada en la información facilitada por el Ministerio de Hacienda y en los comentarios de la patronal y del Registro de Economistas y Asesores Fiscales.

La limitación
Poner un billete encima de otro para pagar, por ejemplo, una reforma de la casa, unos muebles o la entrada de un coche queda prohibido desde mañana salvo en los supuestos que fija la propia ley o prevé permitir la Agencia Tributaria. La regla afecta a las operaciones por un valor igual o superior a 2.500 euros, siempre que una de las partes sea empresario o profesional. La ley precisa tres excepciones: los intercambios entre particulares, los pagos e ingresos efectuados en los bancos y las compras realizadas por personas que, no siendo empresarios o profesionales, tienen domicilio fiscal fuera del país. En este último caso, pensado principalmente para los turistas, el importe máximo se eleva hasta los 15.000 euros.

Cómo pagar
El propósito de Hacienda es que las transacciones de bienes y servicios dejen un rastro que se pueda seguir, reduciendo la capacidad de acción de quienes mueven dinero «negro» y poniendo más difíciles prácticas evasivas bastante comunes, como el comercio de facturas falsas para defraudar el IVA. La limitación del uso de efectivo afecta a todos los medios de pago que no dejan rastro: dinero en metálico, cheques al portador y procedimientos electrónicos que no identifiquen a las partes.

La ley empuja por tanto hacia un uso más intenso de las tarjetas (crédito y débito) y de las transferencias bancarias, lo que reportará ingresos en comisiones al sector financiero. No obstante, la Agencia Tributaria prevé habilitar otro camino: se dejará la opción de que el cliente pague en metálico siempre que el empresario o profesional ingrese después el dinero en el banco especificando la identidad del pagador y los datos de la operación. Pero esta posibilidad no está aún negro sobre blanco en ninguna circular de Hacienda.

Sin fraccionar
No se pueden pagar en efectivo 2.500 euros o más, pero ¿y si el pago se fracciona en varias facturas? La ley antifraude determina expresamente que para determinar la cuantía de una transacción «se sumarán los importes de todas las operaciones o pagos en que se haya podido fraccionar la entrega de bienes o la prestación de servicios».
La norma no dice más, y afloran algunas dudas: ¿Qué pasa si alguien compra una mesa y unas sillas que juntas cuestan 2.500 euros y la mueblería las factura por separado? ¿Y si una familia encarga los materiales para reparar un baño y una cocina y se hacen asimismo dos facturas distintas? Ante la ausencia de una regulación más precisa, los asesores fiscales están aconsejando a las empresas no asumir riesgos y considerar las ventas como una sola cuando así parezca «lo razonable». Lo es que la mesa y las sillas vayan en el mismo paquete, salvo que se compren en fechas distintas.

Nóminas y alquileres
La letra de la nueva normativa que entra hoy en vigor presenta otras zonas de sombra, como el tratamiento de las llamadas operaciones de tracto sucesivo, caso del pago de alquileres. Los expertos interpretan que el importe de la operación es la mensualidad. La misma lectura se hace para las nóminas: aquella empresa que tenga el hábito de abonar salarios en efectivo no podrá hacerlo en los casos en que se superen los 2.500 euros al mes.

Un 25% de multa
La restricción al uso del dinero en metálico lleva aparejado un régimen sancionador. En el supuesto de que Hacienda descubra una operación superior a 2.500 euros realizada al margen de la norma, las dos partes incurrirán en una infracción considerada «grave» y responderán solidariamente de una sanción equivalente al 25 % del importe de la operación.

Algunos expertos consideran que el alcance de la multa puede no resultar suficientemente disuasorio para quienes practican el fraude de las facturas del IVA: vender a otras empresas facturas ficticias por servicios supuestamente pagados en metálico para que las firmas compradoras las deduzcan de su tributación. Según esa opinión, resulta mayor el beneficio obtenido con la defraudación que el alcance de la multa.

El delator
Se limita el uso del dinero en efectivo, pero ¿cómo va a perseguir Hacienda a los infractores? La ley misma encierra un mecanismo que el Gobierno considera «potente»: el chivatazo. El comprador o vendedor que dentro de los tres meses siguientes a una operación en metálico delate a la otra parte quedará exonerado de pagar la multa. El Fisco interpreta que los contribuyentes procurarán conducirse como marca la ley ante el riesgo de delación.

FUENTE.

lunes, 27 de abril de 2009

Aznar nos metió en esta crisis

El PP ha regresado al pasado haciéndose una foto recordando, 13 años después, al gobierno Aznar de 1996. Esperanza Aguirre, cínica como siempre, dice que “la foto escenifica que hay equipos que pueden solucionar la crisis”. El problema es que son las políticas internacionales neocons, que sigue el PP, las que han provocado esta crisis, así que nunca podrán sacarnos de ella con sus dogmas neoliberales extremos en lo económico, y ultraconservadores en lo social.

Origen de la crisis española: La Ley del Suelo de Aznar
En el PP, bajo un suave maquillaje, siguen las mismas personas y las mismas ideas. Son los mismos que impulsaron, con su política sobre el suelo, una burbuja inmobiliaria cuyas consecuencias estamos sufriendo ahora en nuestra economía; los mismos que en momentos de crecimiento practicaban la reducción del gasto público; los mismos que impusieron un decretazo que supuso una huelga general. Para ellos, en tiempos de bonanza y en tiempos de dificultad, la flexibilidad laboral es la solución. De hecho la semana pasada Aznar ha desvelado lo que Rajoy no se atreve a decir, sin complejos.

Por cierto, ¿Cómo es posible que teniendo Aznar la solución no la aplique el PP allí donde tienen oportunidad de hacerlo, en las Comunidades Autónomas gobernadas por el PP?

Publicado por en 14:04

CUANDO LOS ESPAÑOLES VIVÍAN POR ENCIMA DE SUS POSIBILIDADES

fuente.

1.   Los salarios se redujeron un 7% entre 1994 y 2006, los años de mayor crecimiento económico, crédito fácil y burbuja inmobiliaria. En 2011, los salarios han descendido otro 2% más. En el año 2012, con la subida del IRPF y la congelación salarial; los salarios, irremisiblemente, volverán a bajar.

 … Con la llegada del euro, los precios de los productos básicos subieron el triple que los salarios medios de los trabajadores españoles. La cesta de la compra se aceleró un 48% y el salario medio, sólo, creció un 14%.

 2.     Sólo en 4 años, que transcurrieron entre 2002 y 2005 – la mayor parte, todavía, bajo gobiernos de José María Aznar -, la renta del 20% más pobre de las familias españolas cayó un 23,6%.

 … Sin embargo, en el otro extremo, la renta del 10% más rico de la población española creció en términos superiores a un 15%.

 3.     En el año 2002,  cuando comenzaba a bullir con fuerza la locura inmobiliaria, la deuda hipotecaria se comía el 40% de los ingresos del 42,5% de las casas españolas.

 … En 2005, en pleno auge de la burbuja inmobiliaria, estas familias dedicaban el 70,9% de su renta a cumplimentar las cuotas hipotecarias. Casualmente, más del doble de lo que se supone razonable para que te concedan una hipoteca. 

… Sin embargo, desde los diferentes gobiernos (Aznar y Zapatero), ministerios, bancos, cajas, patronal, grandes empresas, la mayoría de ‘expertos’, etc. se invitaba a comprar a precios exorbitantes y se negaba la existencia de una posible burbuja.

  … No parece que una población que tenga que endeudarse a 30 o 40 años por un bien básico – que, posiblemente, no pueda pagar –, como es la vivienda, viva por encima de sus posibilidades.

 4.   En el año 2010, en plena crisis, con el paro disparado, las grandes empresas del IBEX-35 – altamente endeudadas – anunciaron unos beneficios superiores a los 51.000 millones. Estas ganancias suponían un 25% más que el año anterior a pesar de la crítica situación que vivía la economía española. 

 … Al contrario, ese mismo año, los salarios de los trabajadores españoles, volvieron a retroceder en términos reales un 2%. 

5.  El problema del déficit público español se encuentra en los escasos ingresos que obtiene el Estado español – y, no el exceso de gasto público, muy por debajo de la media europea – dado que toda la presión fiscal recae en los trabajadores. Éstos tributan de media un 74% de lo que lo hacen sus homólogos suecos.

  … En cambio, las rentas más altas españoles tributan alrededor de un 20% de lo que lo hacen su homólogos en Suecia. Por tanto, es el alto fraude fiscal, la desigualdad fiscal y los enormes privilegios de las élites económicas, lo que lastra las cuentas españolas. 

  … Si España se dotara de un sistema impositivo similar al que disponen los suecos, que redistribuyera la riqueza y la inversión, se podrían recaudar 200.000 millones de euros y crear alrededor de 5.000.000 millones de empleos

 6.   … Que el problema de España es la desigualdad en la posesión de la riqueza se ve claramente cuando escasamente 20 familias poseían en 2006 el 20% de la capitalización del IBEX-35. 

 … A eso podemos añadirle que en manos de 1.400 personas (equivalentes al 0,0035% de la población de España) mantienen bajo su control unos recursos que ascienden al 80,5% del PIB.

 7.    En 2011 las personas en riesgo de exclusión social o pobreza se han situado en 11,5 millones de españoles, el 25% de la población. El hambre y la desnutrición ya es una realidad que crece rápidamente entre los niños españoles

 … cuando vivíamos por encima de nuestras posibilidades la tasa de pobreza se mantuvo estable en torno a un 19% de la población.

 Ante este panorama, haya ‘crecimiento’ o crisis,  la receta es, siempre, más de lo mismo: más bajadas de salarios, más empleos precarios, más impuestos a los trabajadores, más desempleo, más ‘liberalización’ con la consiguiente destrucción del tejido productivo, más ayudas a los bancos para que paguen el salario de sus directivos y salven las inversiones ruinosas de sus inversores, más crédito a la especulación financiera, más privatizaciones de servicios básicos para engordar los beneficios de grandes inversores, más empobrecimiento por la pérdida del salario indirecto que conlleva el repago por el uso de esos servicios privatizados: sanidad, educación, transportes…, más fraude fiscal, más recortes en derechos sociales y laborales, más división y fragmentación de los trabajadores, más represión policial, más desigualdad, más concentración de la riqueza y los medios de comunicación en manos de una minoría, más desinformación, más manipulación, más ocio y más fútbol… 

El Gobierno del PP y la legislación a la carta

MADRID, 11 Sep. (EUROPA PRESS) –

El grupo de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) en el Congreso ha acusado este martes al Gobierno de “legislar a la carta” para favorecer una operación “especulativa” como es la construcción del macrocomplejo de ocio y casinos Eurovegas en la Comunidad de Madrid, y ha acusado al promotor de la iniciativa, Sheldon Adelson, de querer crear un “guantánamo jurídico” en España.

El portavoz parlamentario del grupo, José Luis Centella, ha avanzado en rueda de prensa que en los próximos días su grupo registrará varias peticiones de comparecencia para recibir información sobre qué normativas se van a modificar para facilitar la implantación de Eurovegas.

“Es muy grave poner el poder legislativo al servicio de una operación especulativa. Es muy grave que estemos gobernando a la carta para una operación especulativa, y evidentemente nos negaremos a cualquier modificación (legislativa)”, ha insistido, alertando de que el Ejecutivo está pasando de “una burbuja inmobiliaria a una burbuja de la ruleta”.

Además, ha expresado su temor de que el Ejecutivo de Esperanza Aguirre o de Mariano Rajoy hayan llegado ya a un “acuerdo” para cambiar determinadas normativas, entre ellas la Ley Antitabaco, argumentando que simplemente que se esté debatiendo sobre esta posibilidad es ya “muy grave”.

EJEMPLO EN LOS MONEGROS

Por su parte, el diputado de Chunta Aragonesista (CHA), Chesús Yuste, ha recordado que en Aragón ya se promovió una iniciativa similar para construir un gran centro de ocio en Los Monegros, llegándose a aprobar incluso una “ley ad hoc de centros de alta capacidad”, si bien finalmente aquel proyecto “por suerte” no salió adelante por falta de financiación.

“Los promotores de Eurovegas son más serios pero, en todo caso, chocamos con la misma piedra: hablamos de la exigencia a un Gobierno de que legisle a la carta. Hablamos de una empresa privada que quiere construir un guantánamo jurídico para que no sean operativas el conjunto de las leyes del Estado en una determinada ubicación”, ha criticado.

Por ello, ha ofrecido su “experiencia” en la lucha contra la realización de un proyecto “nocivo para la sociedad y el modelo de Estado”, y ha deseado que el PSOE no se comporte como en Aragón, donde sí apoyó al Partido Aragonesista, entonces en la Junta, para desarrollar la iniciativa.