Archivo de la categoría: Sanidad

Por una democracia del común. Entrevista a Michael Hardt

FUENTE

Declaración, el último libro de Michael Hardt y Toni Negri, ha sido escrito al calor de la serie de «revoluciones conectadas» que irrumpieron en el 2011: Primavera Árabe, 15M, Occupy Wall Street. La obra está constituida por algunas ideas extraídas de las prácticas que se generaron en estas revueltas y que pueden ser útiles para impulsar el paso de un llamamiento a rebelarse contra la crisis y la falsa democracia, a la constitución de una nueva sociedad. Es decir, a la creación de instituciones y nuevos derechos a partir de los prototipos organizativos que se han dado en las redes y las plazas.

Revueltas en Turquía, junio 2013

Las obras anteriores de los autores –Imperio, Multitud y Commonwealth– han constituido una referencia fundamental del pensamiento político actual. Lo que las distingue de la pura especulación filosófica o académica es la articulación de sus autores con los movimientos sociales y las luchas reales del ciclo global de conflictos todavía en curso.

Para contribuir a esta tarea, la Fundación de los Comunes –en colaboración con el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona y el Museo Reina Sofía de Madrid– ha organizado una ronda de charlas con Michael Hardt, bajo el título de Común y poder constituyente, con el objeto de abrir discusiones públicas en torno a las cuestiones planteadas en el ensayo Declaración.

En esta entrevista, desde la Fundación de los Comunes preguntamos al autor sobre los movimientos contra la deuda como importante derivación de estas revueltas y respecto a su relación con la construcción de una democracia real basada en el común.

 

En Declaración planteáis que estudiar la deuda desde la posición de los endeudados resulta útil para entender el proceso de mercantilización de los derechos. ¿De qué manera transforma la deuda el vínculo entre ciudadanía y derechos?

Nuestras sociedades han pasado de un sistema basado en el bienestar (Welfare) a otro basado en la deuda (Debtfare). Las necesidades básicas para la vida que debían ser cubiertas por la estructuras del Estado del Bienestar ahora son solo accesibles mediante el endeudamiento personal. Necesitas un préstamo para estudiar en la universidad, adquirir una casa o ser atendido en un hospital. Es una grave injusticia que estas necesidades vitales queden además fuera del alcance de muchas personas. Pero lo importante es reconocer la naturaleza social y colectiva de este fenómeno, que forma parte de un proceso neoliberal más general en curso desde la década de 1980, intensificado en años recientes. Las luchas contra la deuda se basan hoy en reconocer que endeudarse no es una elección personal, mucho menos el resultado de un frívolo gasto excesivo. Se trata más bien de un fenómeno socialmente determinado. Cuando reconocemos que no estamos solos en nuestro endeudamiento podemos empezar a luchar juntos.
Judith Butler ha propuesto la «fragilidad» como el punto de partida para una alianza política que ya no se basa en la homogeneidad, sino en las diferencias. Esta idea parece sugerente dada la compleja composición del «99%», el «nosotros» que hablaba en Occupy. La proliferación de la confianza y el apoyo mutuo, rechazando la disciplina de la homogeneidad, ¿son ahora condiciones para organizar la revolución? ¿Cómo articulamos la relación entre el uno y el muchos, partiendo de nuestra condición finita, dependiente y vulnerable, contrarrestando el aislamiento que produce la individualización?

Es importante combatir los dispositivos de individualización masiva que aíslan a las personas haciéndolas sentirse responsables e incluso culpables de su propia subordinación, abandonadas en su impotencia. La deuda es un dispositivo que produce este tipo de individualización mediante la retórica de la autosuficiencia individual. Pero sería erróneo obsesionarnos con nuestra victimización. Mediante redes de cooperación social podemos desplazar la perspectiva de la dependencia individual a la interdependencia colectiva. No se trata de imaginarnos inmunes, sino de crear un contexto social en el que podamos sentir una seguridad real. En la relación de unas personas con otras nuestras vidas pueden dejar de ser precarias. Los movimientos recientes contra la deuda en Estados Unidos, España y otros lugares han generado poderosos efectos de desindividualización: no solo bloquean la amenaza acreedora, sino que también –y esto es aún más importante– construyen redes autónomas de interdependencia y apoyo. Me gusta pensar en términos de «poder de la interdependencia». Sin embargo, huir del individualismo forzado de la sociedad del débito no significa fundirse indiferenciadamente en la masa. El asunto plantea un reto teórico y político importante. Tenemos que demostrar que el individuo aislado no es el único espacio de la diferencia, pero también que nuestras redes de cooperación social autónoma funcionan porque somos diversos y solo perduran en la medida en que nos permiten seguir siéndolo.
¿Cómo opera el «comunero», el sujeto que a vuestro juicio produce «el común»?

Resulta útil pensar al comunero como alguien que no solo hace uso o participa del común, sino que también lo produce. El común debe ser producido y reproducido continuamente. Todo lo que es común o susceptible de devenir común —incluso el agua, la tierra y los bosques— forma parte, siempre, de una relación de cuidado e interacción. También las formas inmateriales de lo común —las ideas, las imágenes y los códigos— deben ser producidas y de tal manera que puedan ser compartidas de forma sostenible. En una escala mayor, debemos pensar en la metrópolis misma y en todas las relaciones sociales insertas en ella como una gigantesca producción y un vasto reservorio del común. El punto clave es entender que el común no es espontáneo ni automático, que necesita del comunero que es quien lo produce y sustenta.
¿Cómo se organiza ese común que no es privado pero que tampoco responde al imaginario de lo público-estatal presente en las demandas de parte de los movimientos y del pensamiento de izquierda?

El común no se define sencillamente por la falta de control privado o estatal, sino también por el establecimiento de un modo de gestión alternativo: la autogestión democrática colectiva. Tales prácticas de autogestión son lo que Toni Negri y yo llamamos «instituciones del común». Mientras algunos sostienen que el común puede ser gestionado únicamente por comunidades claramente delimitadas y reducidas, nosotros concebimos un común definido por el libre acceso y la participación expansiva. El común se debe caracterizar no exclusivamente por la homogeneidad en pequeña escala, sino también por la mezcla y la pluralidad en una escala mayor. Esta discusión es paralela a una conocida divergencia en las teorías sobre la democracia. Hay quienes sostienen que una democracia real solo puede funcionar en el marco de unas comunidades reducidas y limitadas, mientras otros —entre quienes nos incluimos— imaginamos y luchamos por la democracia de una población a gran escala, heterogénea y activa. Tal democracia real no existe aún de un modo significativo y su realización futura no está en modo alguno garantizada, pero constituye el horizonte —una estrella que guía en la imaginación política— para un número cada vez mayor de personas alrededor del mundo. Una democracia real y unas relaciones abiertas y expansivas del común son promesas por las que debemos luchar.
¿En qué estado se encuentra la organización del movimiento contra la deuda en Estados Unidos después de Occupy? ¿Te parece que las iniciativas contra la deuda se pueden considerar un «comunero colectivo» en oposición al «capitalista colectivo»?

Existen numerosas campañas contra los desahucios organizadas a nivel local en Estados Unidos, pero el proyecto contra la deuda de coordinación más extendida es Strike Debt. Uno de sus aspectos más útiles es la manera en que reúne las luchas contra diferentes formas de deuda: estudiantil, sanitaria e hipotecaria.

Sin duda, iniciativas como también la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) en España y otras similares crean un común en la medida en que combaten la segregación de la ciudad fragmentada y privatizada, y dotan a las personas de herramientas con las que crear espacios comunes para vivir. ¿Qué significaría hacer realmente una metrópolis común? Es una cuestión de peso difícil de responder. No me cabe duda de que Strike Debt o la PAH ofrecen parte de la solución.
¿Dónde radica la posibilidad de romper con la individualización del tiempo, para afirmar una temporalidad de los «comuneros»? ¿Cómo podemos romper con la temporalidad de la deuda y afirmar un tiempo de la compartición, organizando la vida en común?

Para constituir una nueva temporalidad, tenemos que empezar por investigar la naturaleza del tiempo en que vivimos hoy. El historiador E. P. Thompson teorizó cómo la industrialización conllevó un cambio en nuestro «tiempo interno». Mientras anteriormente se medía el tiempo en términos de ciclos naturales y tareas materiales, el dominio de la industria introdujo una medida homogénea y regular del tiempo que se propagó desde la fábrica hacia toda la sociedad. Thompson señala también que el movimiento obrero industrial dedicaba una parte importante de su esfuerzo a las luchas sobre el tiempo. La lucha por reducir la jornada laboral operaba en el terreno de la temporalidad industrial. Thompson propone reconstruir nuestro sentido del «tiempo interno» en términos de qué hacemos, cuáles son nuestras prácticas cotidianas y cómo cooperamos productivamente unas personas con otras. Es una tarea difícil, pero este me parece por lo menos un punto de partida. El estallido de la fábrica como modo de producción ha dado como resultado una fragmentación de tiempos de la producción. La temporalidad del sujeto endeudado forma parte de esta nueva pluralidad. Tenemos que dar cuenta en detalle de los diversos modos de producción y de cooperación de los sujetos endeudados, para poder identificar cómo constituyen en concreto su sentido del «tiempo interno» e investigar qué potencialidades de revuelta se abren en este terreno.

Llamamiento a crear un partido de izquierda

Llamamiento a crear un partido de izquierda

 

Viento Sur

[The Spirit of ´45 (El espíritu del 45), la nueva película de Ken Loach es un documental, basado en imágenes de archivo, que relata el nacimiento del estado del bienestar en el Reino Unido al final de la guerra, bajo el mandato del gobierno laborista de Clement Attlee. Aquel período estuvo marcado por una ola de nacionalizaciones sin precedentes -y sin equivalencia en los países occidentales- así como por la creación del NHS, (el sistema público de salud), entre otras cosas.

El estreno de la película, el pasado mes, en las pantallas británicas ha dado ocasión a una verdadera gira de reuniones públicas: muy rápidamente las discusiones se han centrado en el balance del estado del bienestar, los ataques actuales que intentan desmantelarlo, la deriva derechista del Partido Laborista. Y la necesidad de un nuevo partido…

Es ésta una preocupación que en un primer momento fue desarrollada por Ken Loach en varias entrevistas, entre ellas la concedida a la página Open Democracy:

Si los sindicatos dicen que vamos a hacer lo que hicimos hace un siglo, que vamos a fundar un partido para representar los intereses del mundo del trabajo y que no apoyaremos más que a los candidatos que defiendan una política de izquierdas, entonces podremos reemprender nuestra marcha hacia adelante. Pero tenemos necesidad de un nuevo partido y de un nuevo movimiento (…). En las últimas elecciones internas a la dirección del Partido Laborista, no había siquiera un candidato que representara a la izquierda de ese partido. Y es que ese partido ha sufrido las purgas realizadas por Blair y su sector. Los sindicatos deben cortar los lazos (con él) y volver a empezar con todos los que se sitúan en la izquierda, con quienes se implican en campañas militantes, en defensa del NHS, a favor de la vivienda, los servicios sociales. Con toda esa gente…”

Este “llamamiento” informal, repetido en numerosas páginas web -entre ellas la de Socialist Resistence, la organización británica de la Cuarta Internacional- se ha convertido rápidamente en un verdadero llamamiento, una petición que ha recogido ya más de 7.000 firmas. Este fenómeno ha desembocado en la creación de una red –LeftUnity dotada de grupos de base que debaten sobre la creación de un nuevo partido.

La cuestión de un nuevo partido no está, por otra parte, limitada a las discusiones de los círculos de la izquierda revolucionaria, donde el llamamiento de Ken Loach no va a dejar de provocar movimientos. Se ha abierto al debate político británico, en particular gracias a la publicación en The Guardian de una tribuna firmada por Ken Loach, Kate Hudson (secretaria general del CND, la campaña por el desarme nuclear) y Gilbert Achcar (académico y ensayista) cuya traducción publicamos a continuación.

François Coustal]

El Partido Laborista nos ha traicionado. Necesitamos un nuevo partido de izquierda

Gran Bretaña necesita de un partido que rechace las políticas neoliberales y mejore la vida de la gente corriente. ¡Ayudadnos a crearlo!

Ken Loach, Kate Hudson, Gilbert Achcar

La austeridad agrava la catástrofe económica que sufre Europa, como ocurrió muy recientemente a la población chipriota, pero George Osborne /1 prosigue la misma política desastrosa. El presupuesto anunciado la semana pasada no es una sorpresa: Osborne ha anunciado todavía más recortes presupuestarios así como la extensión del bloqueo de los salarios en el sector público, lo que significa un descenso del poder adquisitivo. Nos hunde aún más profundamente en un agujero económico, como muestra la revisión de las previsiones de crecimiento dadas por la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria: una tasa de crecimiento del 0,6% en lugar del 1,2% inicialmente previsto. Esto se parece mucho a una nueva recesión y no al prometido crecimiento; y es la gente corriente la que paga su precio. La violencia de los ataques económicos del gobierno no conoce límites. En bienestar social, en los subsidios de desempleo, en los impuestos locales o los impuestos sobre las habitaciones desocupadas /2, aplica otras tantas políticas punitivas dirigidas contra los miembros más vulnerables de la sociedad.

Si se la juzgara en función de los objetivos que dice perseguir, se podría fácilmente afirmar que la política gubernamental es ineficaz: el déficit será superior en 61.500 millones de libras más de lo previsto (unos 73.000 millones de euros). Pero, por supuesto, la realidad es que las políticas de austeridad han sido concebidas para desmantelar el estado del bienestar, bajar los salarios y privatizar completamente la economía, destruyendo todas las conquistas económicas y sociales obtenidas por las capas populares desde la Segunda Guerra Mundial. Desde el punto de vista de lo que busca el gobierno, sus políticas son eficaces.

La sociedad va comprendiendo cada vez más lo que quiere realmente el gobierno y, en consecuencia, crece la oposición y se discuten alternativas en materia de política económica. La semana pasada, el Guardian ha publicado un llamamiento de 60 economistas que explican que lo peor está por venir: quedan aún el 80% de los recortes presupuestarios a realizar…

Esas políticas económicas alternativas están en debate, pero a nivel político ¿hacia donde podemos dirigirnos para que sean defendidas como partido? Si queremos luchar por una alternativa, ¿quién está de nuestra parte? En el pasado, muchos esperaban que el Partido Laborista actuara a nuestro favor y con nosotros; pero ese no es ya el caso. ¿El subsidio de desempleo? La semana pasada, el Partido Laborista se ha abstenido y ahora el gobierno puede excluir de él a un cuarto de millón de demandantes de empleo. ¿La tasa por las habitaciones desocupadas? ¿La abolirá algún gobierno laborista?

Tenemos necesidad de políticas que rechacen los recortes presupuestarios de los conservadores, que regeneren la economía y mejoren la vida de las capas populares. No obtendremos nada de todo eso del Partido Laborista. Esto no deja lugar a dudas: en el pasado, hubo algunos logros laboristas destacables, como el estado del bienestar, el servicio de salud pública, una economía redistributiva que hizo posibles niveles más altos que nunca en igualdad en la educación y la salud. Pero estos logros pertenecen ya al pasado. Hoy el Partido Laborista está del lado de los recortes presupuestarios y las privatizaciones. Él mismo desmantela su gran obra del pasado. El Partido Laborista nos ha traicionado. Nada lo muestra más claramente que la película El espíritu del 45.

El Partido Laborista británico no está solo en el giro a la derecha y la conversión a las políticas económicas neoliberales. Sus partidos hermanos en Europa han seguido el mismo camino desde hace dos decenios. Pero, en otras partes de Europa, nuevos partidos o nuevas coaliciones -como Syriza en Grecia o Die Linke en Alemania- han comenzado a ocupar el espacio que dejaron vacante y a ofrecer una alternativa política, una visión económica y social. Hay que acabar con la anomalía que deja a Gran Bretaña sin una alternativa política de izquierdas para defender el estado del bienestar, la inversión creadora de empleos, la vivienda y la educación, la transformación de la economía.

Por esta razón, llamamos al pueblo a unirse al debate para la fundación de un nuevo partido de izquierdas. La clase obrera no puede permanecer sin representación política, sin defensa, precisamente cuando todas sus victorias y todas sus conquistas están siendo destruidas.

Notas :

1/ Ministro de Economía y Finanzas del gobierno Cameron

2/ No es realmente un impuesto aunque haya sido bautizado como “el impuesto de dormitorio”. Es un invento del gobierno que quita dinero de las ayudas de la seguridad social por cada habitación vacía que tienen en su domicilio personas con pocos recursos. Es una forma de obligar a los pobres que reciben subsidio de alquiler a ir buscando viviendas mas pequeñas. Fue introducido al mismo tiempo que se redujo del 50 al 45 por ciento en la tasa de IRPF para los mas ricos (ndt) .

25/3/2013

http://www.guardian.co.uk/commentis…

http://www.gauche-anticapitaliste.org/content/grande-bretagne-lappel-de-ken-loach

Traducción: Faustino Eguberri para VIENTO SUR

Fuente: http://www.vientosur.info/spip.php?article7921

37 ciudades españolas superan los niveles recomedados de contaminación

FUENTE

El aire en España se deteriora. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado este martes un informe que revela que, de las 46 urbes españolas estudiadas, 37 incumplen los niveles recomendados de contaminación. La Línea de la Concepción es la que presenta peores datos y la que tiene el aire más limpio es Las Palmas.

El informe hace un análisis de la calidad del aire en 1.600 ciudades de 91 países, del que se desprende que más de la mitad de la población mundial respira aire contaminado. “La situación empeora en casi todos los lugares, especialmente en los países en desarrollo“, ha señalado María Neira, directora de Salud Pública y Medio Ambiente de la OMS. También registran alta contaminación los países del Golfo Pérsico y del Sudeste asiático.

Pero las ciudades españolas tampoco salen bien paradas. El estudio ha analizado 46 urbes nacionales y los resultados revelan que sólo 9 tienen los índices de contaminación recomendados por la OMS. La urbe con peor calidad del aire es La Línea de la Concepción, en el sur, y la que tiene el aire más limpio Las Palmas de Gran Canaria.

CIUDADES ESPAÑOLAS MÁS CONTAMINADAS

  1. La Línea de la Concepción, Cádiz (18 microgramos/m3)
  2. Toledo (17 microgramos/m3)
  3. Málaga (17 microgramos/m3)
  4. Barcelona (16 microgramos/m3)
  5. Granada (16 microgramos/m3)
  6. Jaén (16 microgramos/m3)
  7. Logroño (16 microgramos/m3)
  8. Sevilla (16 microgramos/m3)
  9. Valencia (14 microgramos/m3)
  10. Pamplona (14 microgramos/m3)
  11. Mataró, Barcelona (14 microgramos/m3)
  12. Jerez de la Frontera, Cádiz (14 microgramos/m3)
  13. Burgos (14 microgramos/m3)
  14. Cartagena, Murcia (14 microgramos/m3)
  15. Santander (13 microgramos/m3)
  16. Córdoba (13 microgramos/m3)
  17. Torrejón de Ardoz, Madrid (13 microgramos/m3)
  18. Bilbao (13 microgramos/m3)
  19. Castellón de la Plana (13 microgramos/m3)
  20. Majadahonda, Madrid (12 microgramos/m3)
  21. Salamanca (12 microgramos/m3)
  22. Elche, Alicante (12 microgramos/m3)
  23. Ferrol, Galicia (12 microgramos/m3)
  24. Guadalajara (12 microgramos/m3)
  25. Móstoles, Madrid (12 microgramos/m3)
  26. San Fernando, Cádiz (12 microgramos/m3)
  27. Talavera de la Reina, Toledo (12 microgramos/m3)
  28. Zaragoza (12 microgramos/m3)
  29. Oviedo (12 microgramos/m3)
  30. Alcorcón, Madrid (12 microgramos/m3)
  31. Gijón, Asturias (12 microgramos/m3)
  32. Elda, Alicante (11 microgramos/m3)
  33. Ciudad Real (11 microgramos/m3)
  34. Madrid (11 microgramos/m3)
  35. Albacete (11 microgramos/m3)
  36. Alicante (11 microgramos/m3)

El informe ha medido el nivel de las partículas contaminantes PM 2,5, las más pequeñas y más perjudiciales ya que pueden penetrar directamente en los pulmones. El nivel “razonable” de estas partículas es una media anual de hasta 10 microgramos por metro cúbico. Si la presencia es mayor se puede considerar que existe contaminación perjudicial para la salud y si es menor, que el aire es limpio.

Las altas concentraciones de las partículas finas se asocian con un gran número de muertes causadas por infartos y ataques cerebrales, por lo que la OMS advierte de que residir en ciudades donde los niveles son dos veces y media los recomendados “pone a la población en riesgo de padecer problemas de salud a largo plazo“.

CIUDADES ESPAÑOLAS CON MEJOR CALIDAD DEL AIRE

  1. Las Palmas de Gran Canaria (6 microgramos/m3)
  2. Arrecife, Islas Canarias (6 microgramos/m3)
  3. Marbella (7 microgramos/m3)
  4. Cáceres (8 microgramos/m3)
  5. Palma de Mallorca (8 microgramos/m3)
  6. Santiago de Compostela (8 microgramos/m3)
  7. Telde, Canarias (8 microgramos/m3)
  8. Benidorm (9 microgramos/m3)
  9. Badajoz (9 microgramos/m3)
  10. San Sebastián (10 microgramos/m3)

Los datos se refieren a años diferentes (desde 2008 a 2012) y han sido recopilados a través de sistemas de medición distintos, por lo que el organismo rehusa hacer una clasificación jerárquica de las urbes más y menos contaminadas.

Dicho esto, del informe se desprende que entre las ciudades más contaminadas del planeta se encuentran Nueva Delhi, Dacca, Ulan-Bator, Pekín y Karachi en Asia; Abu Dabi, Doha, y El Cairo en Oriente Medio; Dakar y Accra en África; y Sofía y Ankara en Europa. En América Latina, la ciudad con peores indicadores es Lima, y la que tiene un aire más limpio es Salvador de Bahía.

El pasado marzo, la OMS reveló que más de siete millones de personas mueren anualmente en el mundo a causa de la contaminación ambiental, ya sea fuera o dentro del hogar, lo que convierte a la polución en el principal riesgo medioambiental para la salud.

Reclamamos un proceso constituyente desde abajo, desde los sectores en lucha contra el Régimen de la Transición por su carácter antidemocrático y antipopular

Entrevista con Antonio Maira, cofundador y miembro del Colectivo militar Anemoi (y II)
“Reclamamos un proceso constituyente desde abajo, desde los sectores en lucha contra el Régimen de la Transición por su carácter antidemocrático y antipopular”
“Nos declaramos antifranquistas, antifascistas y antiimperialistas. Nuestro Manifiesto es el resultado de esa confluencia de análisis sobre nuestra historia y de una experiencia muy larga”

Leer la primera parte de esta entrevista: “La conquista pacífica de los cuarteles, en la que está trabajando intensamente Anemoi, debe culminarla el pueblo“, publicada ayer.

P.- ¿Cuáles son los principales objetivos de Anemoi?

Antonio Maira [1].- Están definidos claramente en el Manifiesto “Las Fuerzas Armadas con el pueblo” y en los comunicados anteriores. Reproduzco textualmente cuatro párrafos del Manifiesto: “Las Fuerzas Armadas con el pueblo. Las dos primeras resumen el primer objetivo fundamental:

“Se plantea pues, en primer lugar, la necesidad de neutralizar la posibilidad de intervención militar cuando la revuelta popular resulte irresistible, cuando el choque social se agudice”.

“En situaciones como la actual, en las que existe un conflicto abierto entre las instituciones y las aspiraciones del pueblo, es preciso un proceso constituyente en el que descanse la legitimidad democrática. Este proceso debe ser absolutamente respetado y apoyado por la institución militar en su conjunto”.

Y las dos segundas avanzan los instrumentos que hacen posible ese objetivo:

La obediencia de las FAS al Rey debe ser definitivamente quebrada. Únicamente es aceptable que la Jefatura de las Fuerzas Armadas recaiga en quien que haya sido democráticamente elegido. La III República es, pues, inaplazable.

La defensa de la soberanía exige la salida de nuestro país de las alianzas militares -la OTAN y todo el sistema de alianzas ad hoc que los EEUU y sus aliados están utilizando para la realización de su política imperialista- y la eliminación inmediata de todas las bases e instalaciones extranjeras en nuestro territorio.

Bien analizado el Manifiesto es varias cosas a la vez: un “manifiesto llamada”, un “manifiesto-garantía” y un “manifiesto-programa” con las condiciones mínimas para que sea posible el retorno de la soberanía al pueblo. Así que el propio Manifiesto orienta hacia objetivos posteriores al primero que hemos definido.

P.- Ustedes se reclaman republicanos ¿Qué tipo de República reivindican?

A.M.- Reclamamos una República Federal pero, advertimos: la soberanía de la que hablamos nosotros es de la soberanía popular. Son los pueblos que componen el estado los que acordarán la nueva estructura republicana. Tal vez habrá que recordar las palabras con las que Macià se dirigió a la multitud concentrada en la plaza de Sant Jaume y proclamó, el 14 de abril de 1931, en nombre del pueblo de Cataluña, “L’Estat Català, que amb tota la cordialitat procurarem intergrar a la Federació de Repúbliques Ibèriques“.

En primer lugar reclamamos un proceso constituyente desde abajo, no desde los poderes constituidos. Desde abajo quiere decir desde los sectores en lucha contra el Régimen de la Transición, con su carácter antidemocrático y antipopular. Desde abajo quiere decir desde las nuevas fuerzas populares, políticas o sociales, que están en proceso de “organización y convergencia en lucha contra el sistema”. El nuevo estado tendrá que surgir desde la unidad de lucha y después de un proceso de negociación.

Por eso hemos manifestado nuestro apoyo a la Marcha de la Dignidad del 22 de marzo. También pensamos que es irrenunciable el derecho de autodeterminación de los pueblos para construir, desde la auténtica libertad un escenario político común. En las condiciones políticas actuales reivindicamos una República Federal construida desde abajo, como máxima expresión democrática.

P.- ¿Son ustedes una organización reconocida legalmente? ¿De dónde viene el nombre de Anemoi?

No somos una Asociación. Somos simplemente un colectivo. Las Asociaciones solo son legales para los militares en activo y para la defensa estricta de sus intereses profesionales: la AUME es la más numerosa de ellas y la que cuenta con mayor número de miembros: hombres y mujeres.

En los últimos tiempos la AUME ha alcanzado enorme notoriedad. La defensa de los intereses profesionales de sus miembros y la exigencia de libertad de expresión para los militares, ha llevado a varios de sus dirigentes a fuertes conflictos con el poder militar. Jorge Bravo su presidente ha sido varias veces arrestado y tratado como un delincuente.

Anemoi es un simple Colectivo de militares sin estatuto jurídico alguno. En realidad somos un estado de opinión, el resultado informal de un proceso de identificación y de confluencia, algo evanescente pero muy penetrante: viento del pueblo.

Anemoi es una palabra griega que se refiere a todos los vientos. En principio distinguían los vientos de los cuatro puntos cardinales, cada uno con su nombre y sus características. Después incorporaron a esos cuatro vientos principales, cuatro vientos más de los cuatro cuadrantes. Ya eran ocho los vientos de Anemoi. Pero en cada lugar –los griegos eran un pueblo navegante pero también con una gran diferenciación territorial- los vientos tienen distintos nombres y características de modo que el número de vientos se multiplica casi indefinidamente. Así ocurre en nuestro país.

Para nosotros Anemoi son los vientos del pueblo. Los que nos empujan, los que nos arrastran, los que gritan o susurran: las voces olvidadas del pueblo. Hemos asumido el deber de recogerlos y soplarlos hacia los cuarteles. Por eso, junto a nuestro anagrama nos identificamos con el poema “Vientos del pueblo me llevan” de Miguel Hernández, del que solemos citar como lema la primera estrofa: “Vientos del pueblo me llevan,/vientos del pueblo me arrastran,/me esparcen el corazón/y me aventan la garganta”.

P.- ¿No temen infiltraciones?

A.M.- En realidad somos nosotros los que infiltramos. O, mejor dicho, el pueblo con un poco de ayuda de Anemoi.

Eso hace el viento, por todas las rendijas. Las “infiltraciones” las temen realmente ellos. El viento del pueblo les va a llegar por todas partes: como brisa imperceptible, con el aire que respiran o como viento huracanado. Les va a llegar con sus hijos desempleados, con sus familias precarizadas, con sus familiares más próximos multados, golpeados o fichados. Pueden combatir al viento con botes de humo, con mangueras de agua, pinchando las redes o los teléfonos, rodeando bases y cuarteles de alambradas. Da igual, el viento entrará de todas formas.

Tememos infiltraciones de otro tipo, aunque estamos aprendiendo a ser muy cuidadosos. Y tememos las provocaciones aunque cada vez nos sentimos más protegidos. En la presentación de Anemoi en el CAUM de Madrid intentó infiltrarnos una organización llamada Bandera Negra. Nos envió una oferta de “protección jurídica” de un grupo de abogados con un Manifiesto de tono libertario pero muy pasado de rosca. Les contestamos con cortesía (no sabíamos quienes eran). Volvieron a presentarse en el Acto público y firmaron la lista de organizaciones que querían recibir información sobre Anemoi. Dos días después Público.es y laRepública.es denunciaron quienes eran realmente el grupo B.N. y quienes sus dirigentes. Los denunciamos públicamente para proteger a nuestros invitados al acto. Ellos que firmaron la lista de direcciones en último lugar podrían intentar engañar a otros pequeños colectivos, tal como habían estado a punto de engañarnos a nosotros.

Hubo también otro intento de infiltración “de manual” en el que, estuvimos a punto de ponernos al alcance de los jueces militares. Es de explicación más compleja. Provocó diferencias de opiniones entre los responsables de leer, analizar y contestar nuestro correo electrónico. Las dos denuncias fueron colocadas y retiradas al cabo de unas horas. Trabajábamos en la gestión del correo electrónico del colectivo a cuatro manos. La segunda infiltración –más bien, provocación- estuvo montada, a mi juicio, por el CNI. Nos implicaba, como de pasada, en una oferta de trabajo de “proselitismo” dentro de las FAR. Había otras coincidencias en el texto muy sospechosas En todo caso yo soy el principal responsable de aquellas vacilaciones. Tengo más experiencia en la Red que mis compañeros, y más datos sobre este tipo de infiltraciones y sus posibles gravísimas consecuencias.

Quién no se acuerda del asesinato de Carlos Palomino, un joven de 16 años en el Metro de Madrid, y de las enormes movilizaciones populares que llevaron a la identificación del asesino, un militar profesional, por cierto.

P.- ¿Por qué han irrumpido en el espacio público en estos momentos? ¿Hay alguna cuestión que les preocupe especialmente?

-Crisis económica “catastrófica”. Descarga de la crisis sobre los más pobres, pérdida de todos los derechos de los trabajadores y trabajadoras, pobreza e indigencia.

-Preparación sistemática de un conjunto de leyes represivas “integradas” que pretenden criminalizar, reprimir, levantar ficheros policiales de los dirigentes populares, encarcelar y anular toda posibilidad de resistencia.

Saqueo del país e impunidad. El pueblo ha llegado a la conclusión de que la gestión pública es, en realidad, un acuerdo de intereses entre empresarios que ordenan y políticos que obedecen; y que todas las decisiones públicas determinan pagos de comisiones, irregularidades administrativas, dinero en negro. El estado se ha arruinado y los financieros, empresarios, políticos, miembros de los distintos poderes del Estado, con toda la cadena de gobiernos regionales, locales, etc. Se “han puesto las botas”. No todos, naturalmente, pero si una cantidad tan enorme “que han hecho de la corrupción, virtud”.

-Carencia de legitimidad de un estado que se ha convertido en un Régimen corrupto y antidemocrático. La Monarquía ha ejercido un papel básico en la estructuración de este Régimen y en la determinación de los “niveles aceptables” de corrupción, así como en el apoyo a la política internacional de Washington. Pero aquí, al revés que en Zalamea: “Del Rey abajo, todos”. ¿Puede haber un diálogo más cínico que el que sostuvieron Artur Mas y Felipe González hace unos días, para “canalizar” el proceso soberanista de Cataluña?

-Aparición de amenazas, consentidas, de altos mandos militares sobre una inminente intervención de las FAR en Cataluña, si proseguía el “proceso soberanista”.

En nuestro Manifiesto, Daniel, encontrarás un análisis de la situación, unas propuestas inmediatas para evitar el desastre social y económico en el que vive y vivirá nuestro pueblo, y, sobre todo, una llamada al “cambio radical pacífico” para que empiecen a resolverse las cosas. Puedo decirte que llevamos más de un año de trabajo público y continuo. Cada uno de nosotros ha aportado su experiencia y todos hemos aprendido. Pero eso no ha salido de la nada.

En mi caso concreto puedo decirte que antes de dar este paso, he participado durante tres años en el análisis de la situación económica, social y política, analizando posibles estrategias de lucha; casi dos años más volcado en un trabajo en Cádiz en el que participaban casi todos los colectivos sociales, organizaciones políticas y ONG’s. Finalmente, varios compañeros confluimos en la necesidad de trabajar en el “problema militar”. Poco a poco fue surgiendo Anemoi. No somos fruto de un día. Somos el resultado de una reflexión muy larga y un compromiso muy serio con nuestro pueblo.

P.- Hablan ustedes de unas fuerzas armadas que deben estar con el pueblo ¿Qué significa eso para ustedes? ¿En qué autores, en que concepción de las fuerzas armadas se inspiran?

A.M.- Nos inspiramos en la historia de este país durante los últimos noventa años, por decir una cifra ampliable hacia atrás. Nos declaramos antifranquistas, antifascistas y antiimperialistas. Nuestro Manifiesto es el resultado de esa confluencia de análisis sobre nuestra historia y de una experiencia muy larga. Hablamos de la fusión del pueblo y de las FAR pero no se trata de un pueblo abstracto.

Hablamos de los militares que participaron en la defensa de la II República contra el franquismo y el fascismo, hablamos de la UMRA (Unión Militar Republicana Antifascista) que se formó para la defensa de la segunda República contra el inminente golpe militar y que integró a militares de distintas ideologías (todas de izquierda y republicanas), hablamos de los militares que encuadraron a las milicias populares y que fueron vitales para la formación del Ejército Popular; hablamos de la U.M.D., de su funesta disolución y de la larga lucha de muchos de sus miembros; hablamos de las condiciones internacionales en las que se desarrollará la lucha de los pueblos contra el neofascismo y el imperialismo de EEUU y sus aliados.

De todo eso y de la lectura o relectura de textos de historia; de la observación de lo que ha pasado en los últimos años y sigue pasando ahora mismo, surge y se va definiendo Anemoi. No ha habido nunca un Colectivo que nace en un momento preciso. Anemoi ha ido naciendo y sigue naciendo y creciendo. Eso sí, Anemoi no retrocede en sus concepciones, avanza, avanza con el pueblo.

Hay unas frases muy significativas en nuestro Manifiesto, que creo que responde a tu pregunta: “La soberanía corresponde al pueblo, comoquiera que ésta se exprese. Su defensa también. Las FAS son del pueblo, se deben al pueblo y obedecen al pueblo”. “Las FAS están para defender la soberanía popular, nunca para condicionarla o doblegar su voluntad de cambio real. La criminalización de las legítimas protestas populares y la intervención represiva de las FAS son absolutamente inaceptables”. “En situaciones como la actual, en las que existe un conflicto abierto entre las instituciones y las aspiraciones del pueblo, es preciso un proceso constituyente en el que descanse la legitimidad democrática. Este proceso debe ser absolutamente respetado y apoyado por la institución militar en su conjunto”.

P.-¿No tienen miedo a la represión? El Régimen antidemocrático que ustedes denuncian no se va a quedar parado ante un intento como el suyo.

A.M.- La represión nos amenaza a todas las personas –hombres y mujeres- que luchamos por un mundo mejor. A nosotros también.

Estamos hablando de un Régimen autoritario y antidemocrático en marcha acelerada hacia el fascismo. En nuestro Comunicado: “Denunciamos la Ley de Seguridad Privada, como la instauración de ‘cuerpos parapoliciales’ al servicio de la oligarquía y de su Régimen antidemocrático”, hemos explicado cómo se va cerrando el sistema represivo hasta no dejar ninguna fisura.

La reforma del Código Militar va a incluir a civiles entre los posibles actores de delitos militares y no, en caso de guerra declarada aprobada por el parlamento, sino también en caso de “guerra no declarada”. Así pues cualquier civil que ponga de manifiesto o denuncie actividades “irregulares de las tropas” podrá ser procesado por un Tribunal Militar por “colaboración con el enemigo”, “poner en riesgo las operaciones militares” y delitos por el estilo.

Nosotros, militares jubilados, podremos ser juzgados por “traición” porque al delito anterior pude sumársele el agravante de que “criticamos las operaciones militares y además, como militares, proporcionamos información que puede ser útil al enemigo”. Por ahí ronda el delito de traición, que no es ninguna broma.

Por cierto esa amenaza también ofende, humilla, y degrada a los militares profesionales en activo: ¿Quién puede olvidar el accidente del Yak, con 62 militares españoles muertos, irregularidades dantescas en la investigación y unas responsabilidades limitadas al mínimo?, pese al enorme esfuerzo de denuncia de amigos y familiares. ¿Qué se resuelve con el silencio? El máximo responsable de todo aquello está de embajador en Londres: Federico Trillo.

P.- Por cierto, déjenme retroceder un poco en el tiempo. ¿Qué opinión tienen ustedes del intento democratizador de la UMD? No era fácil hacer lo que hicieron en aquellos años.

R.- No, era muy difícil. En realidad los miembros de la UMD se jugaron la vida. Fue realmente un asunto circunstancial el que alguno de los detenidos en agosto de 1975 no la perdiese “accidentalmente”, durante la “detención” o en un supuesto “intento de fuga”.

La circunstancia principal fue la inmediata enfermedad de Franco. Otras circunstancias fueron la ignorancia del Régimen franquista sobre la verdadera entidad que tenía aquel movimiento. La presencia accidental de uno de los miembros de la U.M.D en París, en aquél momento, fue también providencial.

El entonces capitán Domínguez denunció las detenciones y provocó una inmediata reacción internacional a favor de los militares detenidos. Por supuesto la inmediata solidaridad que se creó en torno de Luis Otero y sus compañeros, entre todos los sectores sociales que ya se oponían decididamente al franquismo fue otro elemento clave. La fase previa al juicio y los largos meses de cárcel fueron realmente terribles.

El intento democratizador hubiese avanzado mucho más si los partidos de izquierda no hubiesen presionado a la U.M.D. para la “autodisolución”. Aquello cercenó a un movimiento en fuerte crecimiento y nos condujo directamente al 23F. Fue una de las traiciones de las que hablábamos antes. Como el hecho de que los militares juzgados, condenados y encarcelados fuesen excluidos de la amnistía. Solo se les permitió volver a los cuarteles cuando ya no tenía ningún sentido. Les negaron mandos y destinos. Fue una verdadera infamia.

P.- En cuanto al 23-F. ¿Qué pasó realmente aquel febrero de 1981?

R.- Esencialmente lo que contaron en el programa de Jordi Évole “Operación Palas” del otro día. Évole está muy bien informado. Hace varias semanas apareció en la red un informe muy bien documentado y muy completo del Coronel Diego Camacho sobre el 23F, con vídeos, audios y documentos originales. En él aparecen los documentos manuscritos de la “Propuesta de Gobierno que Armada presentó a Tejero”, y del “Pacto del capó” que firmaron Armada y el propio Tejero.

La relación del “Gobierno Armada” es muy significativa y no me resisto a reproducirla completa:

Presidente del Gobierno: General Alfonso Armada

Vicepresidente para Asuntos Políticos: Felipe González (PSOE)

Vicepresidente para Asuntos Económicos: José María López de Letona (Banca)

Ministro de Asuntos Exteriores: José María de Areilza (Coalición Democrática)

Ministro de Defensa: Manuel Fraga (Alianza Popular)

Ministro de Justicia: Gregorio Peces Barba (PSOE)

Ministro de hacienda: Pío Cabanillas (U.C.D)

Ministro de Interior: General Manuel Saavedra.

Ministro de Obras Públicas: José Luis Álvarez (U.C.D.)

Ministro de Educación y Ciencia: Miguel Herrero de Miñón (UCD)

Ministro de Trabajo: Jordi Solé Dura (PCE)

Ministro de Industria: Agustín Rodríguez Sahagún (UCD)

Ministro de Comercio: Carlos Ferrer Sadat (CEOE)

Ministro de Cultura: Antonio Garrigues Walker (empresario)

Ministro de Economía: Ramón Tamámes (PCE)

Ministro de Transportes y Comunicaciones: Javier Solana (PSOE)

Ministro de Autonomías y Regiones: General José Antonio Sáenz de Santamaría.

Ministro de Sanidad: Enrique Mújica (PSOE)

Ministro de Información: Luis María Ansón.

Como puedes ver, explica por si sola, toda la historia de la Transición. Explica también, la formación del Régimen y el nuevo pacto de hierro para salvar la Constitución. Explica, por supuesto, la continuidad, sin pausas, de la guerra sucia en Euskadi, y la utilización de la “guerra del norte” como coartada para la perpetuación de un verdadero estado de excepción que es el que hemos tenido hasta ahora. Rajoy está continuando con el papel que le corresponde en esa comedia trágica con tantos centenares (o miles) de muertos.

P.- ¿Qué relación creen ustedes que existe entre las fuerzas armadas españolas y las norteamericanas? ¿No resulta excesiva la presencia de bases americanas en nuestro país?

A.M.-La relación, como ya he dicho, es de subordinación absoluta. Pero, hay que entender que éste es un proceso aceptado por todos los grupos políticos, más allá de verborreas ocasionales de cara al electorado. Las FAR han sido planificadas de acuerdo con las necesidades de Washington, como componentes “integrables” para incorporarse a sus operaciones militares. Los planes de armamento son absurdos si se ven desde una perspectiva de Defensa nacional.

El último ejemplo es el “Componente Naval del Escudo Antimisiles”. Supone la ampliación de Rota como base de retaguardia de la OTAN, de los EEUU o de cualquier alianza ocasional (autorizada o no, normalmente no) por la ONU, para asegurar el control del Mediterráneo y de la costa norte del continente africano. Fue una salida de Zapatero (consensuada con Rajoy) para responder a la exigencia de los EEUU de aumentar los gastos de armamentos después del “desastre de la intervención en Libia.

No tiene nada que ver con una defensa antimisil contra Irán o contra Corea. Eso es una tomadura de pelo, que favorece Falsimedia, y que denigra a los que la emplean como justificación, sean militares o civiles. Se trata de imponer una superioridad indiscutible en el Mediterráneo e imponer el diseño estratégico de Washington. Los cuatro grandes buques, armados con misiles antimisiles, son una “pequeña guerra de las galaxias” en un escenario limitado. El problema es el aseguramiento de las materias primas esenciales: fundamentalmente petróleo y gas; y el acoso a Rusia y China, dos potencias importantes y en auge.

Los cuatro grandes buques están enlazados con un sistema de alerta y control aéreo que han activado en Torrejón, conectado a su órgano central de control aéreo que está en Alemania. La costa SE española tiene algunos radares de gran cobertura que también pertenecen al conjunto.

La instalación del sistema antimisiles tiene dos efectos importantes: el primero incorporar al estado español a un sistema global de agresión en la “guerra mundial, permanente, antiterrorista”, esa enorme ficción para dominar el mundo. El segundo es incorporar el territorio español al escenario de combate global.

Da verdadera pena escuchar el discurso de algunas organizaciones o ONG,s “pacifistas” que solo hacen hincapié en el “riesgo de ser blanco en un intercambio de misiles” (lo cual es una probabilidad muy lejana) y no en la participación en un sistema militar que causa continuas matanzas en el mundo.

Los militares atlantistas en comunicación directa y continua con sus “homólogos” norteamericanos actúan como cadena de transmisión para orientar la política exterior de España.

Sobre la presencia de bases o instalaciones extranjeras en nuestro territorio, el manifiesto: “Las Fuerzas Armadas con el pueblo” es terminante:

“La defensa de la soberanía exige la salida de nuestro país de las alianzas militares -la OTAN y todo el sistema de alianzas ad hoc que los EEUU y sus aliados están utilizando para la realización de su política imperialista- y la eliminación inmediata de todas las bases e instalaciones extranjeras en nuestro territorio”.

“La “guerra contra el terror” constituye una burda manipulación propagandística, sembrada desde los centros de poder económico-financieros y militares, que justifica la represión contra la disidencia política legítima en todos los órdenes”.

“El único principio que puede garantizar la paz y las buenas relaciones internacionales es el de buena vecindad y la solución negociada de los conflictos. El recurso a la fuerza está únicamente justificado en caso de agresión armada abierta o encubierta. Debe adoptarse como principio el consagrado en la Constitución de la Segunda República: España renuncia a la guerra como instrumento de política nacional”.

P.- ¿Existe armamento nuclear en alguna de estas bases? ¿Puede haberlo?

Hace mucho tiempo que se desechó la posibilidad de control del armamento que llevan buques, aviones o submarinos. Los equipamientos para el combate son ahora “multiusos”.

Por otro lado la miniaturización de las armas nucleares ha roto con toda posibilidad de acuerdo de desnuclearización. Son las llamadas armas antibunker. Los EEUU, ante cualquier conflicto, cuando son preguntados sobre si van a utilizar o no armamento nuclear siempre responden lo mismo: “El presidente tiene todas las opciones sobre la mesa”. Por supuesto, Rota puede tener armas nucleares tácticas y, por supuesto estratégicas: eso, depende del escenario de combate previsto, hoy en día no es una clasificación militar. Por otro lado Washington está poniendo en funcionamiento nuevas bombas de enorme capacidad perforante y destructiva

P.- ¿Cuál es la función de la OTAN en lo que respecta al Estado español? ¿Qué papel debería jugar nuestro país en esta alianza no siempre pacífica?

A.M.- Salirnos de la OTAN y eliminar todas las bases e instalaciones militares extranjeras en nuestro territorio es la única opción de paz y de soberanía nacional.

P.- En uno de sus comunicados dicen que “el 22 de marzo serán la ocasión de mostrar la frontal oposición al sometimiento suicida a los dictados del capital”, ¿qué les impulsa a adherirse a esa movilización?

Lo explicamos perfectamente en nuestro comunicado, ante el despojo del pueblo es necesario organizar la resistencia. Son los sectores que se están incorporándose a luchas concretas, y buscando la unidad en torno a esas luchas los que merecen la confianza del pueblo.

A mi juicio el Comunicado de apoyo a las Marchas de la Dignidad es el documento mejor elaborado que ha hecho Anemoi. Implica una alianza necesaria. En la gente que lucha encontramos nuestros aliados para cambiar este mundo terrible por otro más humano. Recomiendo la lectura de ese documento: Comunicado de adhesión del colectivo Anemoi a las Marchas de la Dignidad.

P.- ¿Quieren añadir algo más?

A.M.-Solo añadir algo para que conste: sin la casa-refugio que nos habéis proporcionado, Anemoi no hubiese podido existir, ni mucho menos adquirir la fuerza y la dimensión que ahora tenemos. Se hubiese diluido en la red.

Rebelión en los cuarteles” ha sido y es nuestro centro informativo. Así pues amigo, compañero de lucha, tú eres, sin duda; con todo el equipo de dirección de Rebelión, una buena parte de Anemoi.

Empezamos pocos y terminaremos multitud. Empezamos desarmados de todo y terminaremos armados de pueblo, armados de revolución pacífica, indestructibles. Gracias.

Nota:

[1] Antonio Maira es cofundador y miembro del Colectivo Anemoi. Fue también uno de los representantes del Colectivo militar que participó en la presentación pública celebrada en el CAUM de Madrid el día 23 de enero de 2014.

José Daniel Fierro. Miembro del Consejo Editor del periódico Rebelion.org

“Que tu medicina sea tu alimento, y que tu alimento sea tu medicina”. Hipócrates Seguir leyendo en uakix.com: http://www.uakix.com/articulos/que-tu-medicina-sea-tu-alimento-y-que-tu-alimento-sea-tu-medicina.-hipocrates.html#ixzz2pk7nCeK5

El cáncer es la epidemia del S XXI y su incidencia va en aumento. Se estima que 1 de cada 3 personas sufrirá cáncer a lo largo de su vida. Y lo más alarmante es que cada vez es más frecuente en gente joven.

Los cánceres cuya incidencia más ha aumentado en los últimos años son los de mama, colon, pulmón, ovario y piel, que son precisamente los más relacionados con un mala alimentación y con la exposición a tóxicos ambientales. Se estima que se podría reducir entre un 30-40% la incidencia de cáncer con una alimentación óptima. Así que si tenemos una herramienta que nos puede ayudar a prevenir y tratar el cáncer ¿por qué no ponernos manos a la obra?

El cáncer se produce por una pluralidad de factores. Es necesario que se den determinadas circunstancias para que se produzca la enfermedad. No todo el que fuma tabaco sufre cáncer, ni todo el que come de una manera sana estará libre de enfermedad, pero sí es cierto que los fumadores tienen más riesgo de cáncer y las personas que siguen una dieta sana y equilibrada tienen menos tasas de cáncer.

Una alimentación correcta es un complemento ideal para los tratamientos médicos convencionales. La alimentación puede potenciar los efectos beneficiosos de quimioterapia y radioterapia y disminuir sus efectos secundarios.

En la génesis de todos los canceres hay varios mecanismos comunes:

1. Sistema inmune deprimido

2. Acidosis extracelular

3. Ambiente inflamatorio.

La dieta occidental actual es rica en azúcares refinados, harinas blancas, grasas animales y grasas trans y productos lácteos, y pobre en odile3fruta y verdura. Hemos perdido nuestra ancestral y sana dieta mediterránea y hemos adoptado el modelo de alimentación americano, rico en grasas, azúcares y lácteos. Todos estos alimentos favorecen la inmunosupresión, la acidosis y el ambiente proinflamatorio. Fácilmente podemos establecer la conexión cáncer-alimentación y entender por qué la tasa de cáncer en gente joven han aumentado de manera abismal en la última década. Simplemente eliminando estos productos estaremos plantándole cara al cáncer.

Las células tumorales tienen avidez por la glucosa, se alimentan del azúcar que ingerimos con los alimentos. Tan clara es esta asociación que cuando a un enfermo con cáncer le realizan un PET para saber si existen metástasis, lo que hacen es inyectar glucosa y flúor intravenoso y posteriormente realizar un TAC para captar las zonas con hiperglucemia.

hiperglucemia, hay cáncer. Por lo que en personas con cáncer es muy importante eliminar los azúcares y mantener unos niveles de glucosa en sangre óptimos, recurriendo a aquellos alimentos que ayuden a mantener la glucemia controlada de manera constante.

Los alimentos con alto índice glucémico (IG) son aquellos que tienen la capacidad de elevar rápidamente los niveles de glucosa en sangre y por tanto son ideales para alimentar a las células tumorales. Entre estos alimentos contamos con la glucosa, el jarabe de glucosa, arroz y maíz, las patatas fritas, las harinas blancas, el arroz blanco, el almidón de maíz, las pastas blancas de trigo, el pan blanco… Por tanto, contamos con otra herramienta más para sitiar a las células tumorales eliminando los alimentos con IG alto y sustituyéndolos por alimentos con IG bajo que nos van a ayudar a tener la glucemia a raya. ¿Si el azúcar nos mata cómo podemos endulzar? Como endulzantes se recomienda usar estevia, sirope de agave, sirope de yacon, azúcar de coco o miel de acacia, todos ellos cuentan con un índice glucémico bajo y en el caso de la estevia además podemos aprovechar sus propiedades terapéuticas.

Los tóxicos ambientales también influyen en el inicio y progresión del cáncer. Según la OMS hay identificadas más de 200 sustancias como carcinógenas. Entre ellas: Tabaco; Alcohol; Pesticidas; Parebenes y derivados del petróleo usados en cosmética; Alquifenoles y Ftalatos usados en productos de limpieza; el Teflón usado como antiadeherente en ollas y sartenes; Aditivos y Conservantes alimentarios; PCBs; PVC; Plásticos de Policarbonato; presente en plásticos y latas; Metales pesados (plomo, mercurio, cadmio…) y una larga lista de sustancias identificadas como cancerígenas. Eliminando carcinógenos ambientales reduciremos la posibilidad de sufrir cáncer y enlenteceremos el crecimiento de los tumores ya existentes.

Hay alimentos que nos van a servir para eliminar células tumorales ya sea por su capacidad para alcalinizar, por su poder estimulante del sistema inmune, por su efecto antiinflamatorio o estar repletos de vitaminas, minerales y antioxidantes o por poseer determinados fitonutrientes, móleculas con demostrada actividad anticancerosa. Por ejemplo la quercetina de cebollas y manzanas, el resveratrol de la uva negra y el vino tinto, la epigalocatequina-3-galato del té verde, el Indol 3 carbinol de las crucíferas, el licopeno del tomate, la curcumina de la cúrcuma, la aliína del ajo, los terpenos de las hierbas aromáticas, etc. La buena noticia es que la mayoría de alimentos anticáncer no actúan a un solo nivel, sino que tienen varias propiedades anticáncer.

Alimentos con IG bajo que ayudan a regular la glucemia Los vegetales y hortalizas, las hierbas aromáticas, la canela, los frutos secos, las semillas, las legumbres, el trigo sarraceno, la quinoa, el amaranto, el arroz negro, las manzanas, las ciruelas, los melocotones, la chirimoya, la granada, las mandarinas, las fresas, la estevia, el agave…

Alimentos antiinflamatorios:

Algas, Semillas de Lino, Cúrcuma, Frutas secas y en general todos los alimentos con pigmento verde.

Alimentos Alcalinizantes:

Mijo, Germinados, Hortalizas, Frutas frescas y secas, Limón, Patata con piel, Piña, Tomate, Manzanas, Setas, Estevia, Cúrcuma, Jenjibre, Cebolla, Calabaza, Semillas, Algas, Alimentos fermentados

Alimentos ricos en Omega 3

Semillas de lino, Nueces, Aguacate, Vegetales de hoja verde

Estimulantes del sistema inmune

Setas, Fruta y Vegetales en general

Antioxidantes

Acaí, Té verde, Vegetales de Hojas verdes, Cacao y Chocolate >85% cacao, Algas, Germinados,

Legumbres, Fruta y sobre todo Frutos rojos, Piña y Papaya …

Antiangiogénicos (evitan las metástasis)

Ajo, perejil, apio, cúrcuma

Alimentos ricos en vitaminas y oligoelementos (zinc, magnesio, cobre, selenio, etc)

Sésamo, Vegetales y Frutas de pigmentos fuertes: Pimientos, naranjas, limones, rábanos, zanahorias, uvas, frutos rojos, nabos; Legumbres, Germinados, Setas, Algas…

Alimentos pre y probióticos

Chucrut, Kimchi, Miso, Tamari, Kefir, Leche materna.

La forma de cocinar los alimentos también es muy importante en la lucha contra el cáncer.

Debemos evitar los fritos, los rebozados, ahumados, encurtidos y barbacoas. Daremos prioridad a los alimentos crudos, al vapor y hervidos. El 50% de los alimentos que consumamos deberían ser crudos. Por eso los zumos, batidos y ensaladas deben ser los protagonistas de nuestra dieta.

La dieta ideal para luchar contra el cáncer es una dieta vegana variada basada en productos ecológicos y de temporada y preparada de manera artesanal dando preferencia a los alimentos crudos y vivos.

– Sería una dieta rica en pigmentos naturales de frutas y verduras, Rica en semillas y germinados y con abundantes zumos y batidos verdes.

– La dieta vegana ayuda a reparar el ADN nuclear, neutraliza los radicales libres, repara las membranas celulares, estimula el sistema inmune, detoxifica y limita la extensión de los tumores.

– Además de ingerir alimentos debemos mantener una actitud positiva, entusiasta y de agradecimiento hacia la tierra, los alimentos y la vida.

– Ayunar de vez en cuando es muy recomendable. Tiene efecto terapéutico disminuyendo la actividad del tumor, reparando el ADN celular y reducción la percepción del dolor.

Recetas con los alimentos anticáncer.

Batido verde antioxidante.

Puede ser nuestro desayuno o merienda o parte de nuestra cena. Es muy recomendable ingerir batidos de hojas verdes a diario.

Ingredientes

. 5 hojas de acelgas

. 1 puñado de perejil

. 1 pera madura grande

. 200 ml de agua filtrada o mineral

Preparación:

Batimos todos los ingredientes hasta obtener una textura muy fina.

Desayuno antitumoral

Este desayuno nos va a aportar mucha energía y es rico en omega 3, vitaminas y minerales que nos ayudan a combatir el cáncer.

Ingredientes para 1 persona:

. 25 g de mijo o trigo sarraceno

. 2 cucharaditas de semillas (sésamo, girasol o calabaza) remojadas durante al menos 2 horas

. 2 cucharaditas de semillas de lino trituradas

. 3 orejones de albaricoque remojados al menos 2 horas

. 25g de nueces puestas en remojo al menos 2 horas

. 150 ml de agua filtrada o mineral

. 50 ml de leche de almendras o avena sin azúcar añadida

. El zumo de 1/2 limón

. La piel de medio limón ecológico

. Fruta fresca de temporada, en esta época es ideal la manzana roja

. 1 cucharadita de canela molida

. 1 cucharada de sirope de agave o unas gotas de estevia para endulzar (opcional)

Preparación:

1. Trituramos el mijo o sarraceno con ayuda de un molinillo o procesador de alimentos.

2. Trituramos las semillas, el lino, los orejones y las nueces

3. Cocinamos el mijo junto al agua, la leche, la canela, la piel del limón y el agave. Cocemos durante unos 10 minutos a fuego lento.

3. Añadimos la fruta fresca troceada, el zumo de limón, las semillas y las nueces, mezclamos y servimos.

ENSALADA DE LECHUGA Y MANZANA CON VINAGRETA DE CITRICOS

odile5Todas nuestras comidas deberían empezar con una ensalada.

Ingredientes:

. Lechugas variadas (iceberg, romana, rizada, etc)

. 1 manzana

. 1 naranja

. 1 pomelo

. ½ cebolla

. El zumo de 1/2 naranja, 1/2 limón y 1/2 pomelo

. 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

. Pimienta recién molida

. 1 chorrito de sirope de agave

. 2 cucharadas de semillas de lino recién molidas

Preparación

1. Lavamos y cortamos las lechugas y disponemos en un plato

2. Cortamos la manzana en cuadrados y la cebolla en gajos y disponemos sobre la lechuga

3. Cortamos la naranja y el pomelo a gajos y disponemos sobre la ensalada 4. Preparamos la vinagreta mezclando el zumo de naranja, limón y pomelo con el aceite, el agave, 1 cucharada de semillas de lino y una pizca de pimienta. Batimos para emulsionar. Vertemos sobre la ensalada

5. Decoramos espolvoreando las semillas de lino restantes y una pizca de pimienta negra

CREMA DE CALABAZA Y APIO

odile4Una crema que tonifica y nos aporta calor. Ideal para combatir el frío.

Ingredientes para 4 personas

. 1 cebolla

. 1 diente de ajo

. 2 ramitas de apio

. 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

. 250g de zanahorias con piel y bien lavadas

. 1 patata con piel pequeña bien lavada

. 500 g de agua filtrada

. 250 g de calabaza

. ½ cucharadita de cúrcuma

. 1 pizca de pimienta negra recién molida

. 1 cucharada de semillas de lino recién molidas

Preparación

1. Troceamos la cebolla, el ajo y el apio en trozos grandes.

2. En una olla calentamos el aceite y sofreímos las verduras previamente cortadas durante unos 5 minutos a fuego medio. Siempre con la olla tapada, solo destapamos para remover.

3. Añadimos la patata, las zanahorias y la calabaza. Cubrimos con agua y cocinamos durante 25 minutos a fuego lento.

4. Añadimos la cúrcuma y la pimienta y removemos. Cocinamos unos 2 minutos más para incorporar la cúrcuma, y dejamos reposar.

5. Cuando baje un poco la temperatura trituramos con ayuda de una batidora o robot de cocina y añadimos las semillas de lino.

ARROZ CON ESPINACAS Y UVAS PASAS.

odile2INGREDIENTES para 2 personas:

. 1 Iitro de agua filtrada o caldo casero de verduras

. 1/2 cucharadita de sal marina de algas

. 300 gr. de arroz integral

. 500 gr. de espinacas frescas y limpias

. 1 cebolla

. 2 dientes de ajo

. 2 cucharadas de aceite de oliva

. 50 gr. de vino tinto ecológico

. Pimienta negra recién molida

. 50 g de uvas pasas

. 20 g de piñones

. Cocinamos unos 10 minutos a fuego medio y con la olla tapada para que se cuezan las espinacas.

. Mezclamos el arroz reservado con el resto de ingredientes y servimos.

PREPARACIÓN:

. En una olla llevamos a ebullición el agua o caldo y añadimos el arroz integral.

Cocinamos a fuego medio según indicaciones del fabricante, habitualmente unos 35 minutos. Reservamos.

. Troceamos la cebolla y el ajo. Sofreímos en una olla junto al aceite de oliva durante unos 5 minutos hasta que estén pochados. Es importante tapar la olla mientras se hace el sofrito.

Añadimos las espinacas, el vino, una pizca de sal, las pasas y los piñones y la pimienta.

POSTRE DE SESAMO Y CACAO

Un postre crudo cargado de alimentos anticáncer.

Ingredientes para dos personas

1 aguacate maduro pelado

3 albaricoques secos remojados 2 horas

2 cucharadas de tahin (puré de sésamo)

1 cucharada de cacao en polvo desgrasado y sin azúcar

1 cucharadita de canela molida

1 cucharada de semillas de lino molidas

Sirope de agave según gusto

Agua filtrada

Preparación:

Trituramos todos los ingredientes con ayuda de una batidora o procesador de alimentos.

Añadimos agua según consistencia deseada. Servimos frío

Odile Fernández

Médico de familia, madre y expaciente de cáncer.

El rey llama a mantener la unidad de España como “gran Nación por la que vale la pena luchar”

FUENTE

El rey Juan Carlos ha centrado esta noche su mensaje de Nochebuena en dos ejes de crítica situación por la que atraviesa el país: los durísimos efectos que la crisis económica tiene para desempleados, desahuciados y pensionistas, y el desafío independentista de Catalunya -aunque sin citarla expresamente-, donde la Generalitat ha convocado una consulta popular soberanista.

En cambio, el monarca ha pasado de puntillas sobre la tormenta de escándalos de corrupción que afectan “al prestigio de la política y de las instituciones” en general, pero muy especialmente al partido en el Gobierno y hasta a la propia Casa Real, implicada indirectamente en el caso Nóos de Urdangarin y la infanta Cristina.

El discurso del rey en siete vídeos

En el mensaje, Juan Carlos comienza por subrayar que “España continúa sufriendo los efectos de una crisis económica y financiera de una duración y magnitud desconocidas en la historia reciente de la Unión Europea, con efectos muy negativos sobre las personas, las familias y las empresas”. Para de inmediato dirigirse a “aquellos a quienes con más dureza está golpeando esta crisis: a los que no habéis podido encontrar trabajo o lo habéis perdido durante el año que va a terminar; a los que por circunstancias diversas no podéis disponer de una vivienda; a los jóvenes que no habéis podido encauzar todavía vuestra vida profesional; a todos los que habéis soportado tan duros sacrificios con coraje…”

Tras saludar a “emprendedores; pequeña y mediana empresa; trabajadores autónomos; inmigrantes; servidores públicos, y los que trabajan fuera de España” -de los que espera que ayuden a “superar las dificultades”-, el rey agradece la “ayuda” de “las personas mayores, los pensionistas, que estáis siendo el soporte de muchas economías familiares”. Para rendir también homenaje a “la fuerza de la familia en España” y “a la sociedad civil que ha demostrado una solidaridad verdaderamente ejemplar para atender a millones de personas en graves dificultades”.

Además, dedica un “recuerdo muy especial y emocionado a las víctimas del terrorismo”, a las que -en evidente alusión a la anulación de la doctrina Parot por el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo- se dirige personalmente: “Sé que estáis pasando momentos especialmente difíciles”.

Más adelante reconoce: “Es indiscutible que la crisis económica que sufre España ha provocado desaliento en los ciudadanos, y que la dificultad para alcanzar soluciones rápidas, así como los casos de falta de ejemplaridad en la vida pública, han afectado al prestigio de la política y de las instituciones”. Por lo cual, “la sociedad española reclama hoy un profundo cambio de actitud y un compromiso ético en todos los ámbitos de la vida política, económica y social que satisfaga las exigencias imprescindibles en una democracia. Es verdad que hay voces en nuestra sociedad que quieren una actualización de los acuerdos de convivencia”.

Esta clara referencia a los escándalos de corrupción política e injusticia económica, así como a las demandas y protestas de una ciudadanía indignada, se resuelve en el mensaje real con cuatro recomendaciones de actuación: “Realismo”; “esfuerzo”; “funcionamiento del Estado de Derecho”; y “generosidad para saber ceder cuando es preciso, para comprender las razones del otro y para hacer del diálogo el método prioritario y más eficaz de solución de los problemas colectivos”.

Aquí es cuando Juan Carlos entra ya de lleno en el auge soberanista y el desafío independentista en Catalunya, sin mencionarla directamente, al enfatizar que el Estado de derecho requiere “para que la ejemplaridad presida las instituciones, para que se cumplan y hagan cumplir la Constitución y las leyes, y para que las diferencias y las controversias se resuelvan con arreglo a las reglas de juego democráticas aprobadas por todos”.

En defensa de la Constitución

“(…) el sistema político que nació con la Constitución de 1978 nos ha proporcionado el período más dilatado de libertad, convivencia y prosperidad de toda nuestra historia y de reconocimiento efectivo de la diversidad que compone nuestra realidad”, prosigue el monarca, saliendo al paso de los llamamientos para una reforma de la Carta Magna.

Aunque también admite “la necesidad de mejorar en muchos aspectos la calidad de nuestra democracia” -tarea a la que convoca, además de a los políticos, a “los agentes económicos y sociales”-, el rey sostiene: “Juntos debemos seguir construyendo nuestro futuro porque nos unen y nos deben seguir uniendo muchísimas cosas”, en una clara desautorización de las reivindicaciones secesionistas.

A continuación, el monarca enumera lo que “nos une”, desde “el afán de asegurar un porvenir sólido, justo y lleno de oportunidades”; hasta “la extraordinaria riqueza de un país diverso, de culturas y sensibilidades distintas”; pasando por “la intensidad de los afectos y lazos históricos, las culturas que compartimos, la convivencia de nuestras lenguas, la aceptación del diferente“. Igualmente, argumenta, “nos une la solidaridad que siempre demostramos ante las grandes adversidades, ante las desigualdades sociales y territoriales, ante las necesidades de nuestros vecinos”.

Todo ello alude indudablemente al afán soberanista de Catalunya, y termina con una inconfundible advertencia, en la que menciona al heredero de la Corona:

“Y nos une y nos debe seguir uniendo el sentimiento de comunidad que recientemente expresaba el Príncipe de Asturias: España es una gran Nación que vale la pena vivir y querer, y por la que merece la pena luchar“.

“La Corona promueve y alienta ese modelo de nación. Cree en un país libre, justo y unido dentro de su diversidad. Cree en esa España abierta en la que cabemos todos. Y cree que esa España es la que entre todos debemos seguir construyendo”.

En consecuencia, Juan Carlos, invita “a las fuerzas políticas a que, sin renunciar a sus ideas, superen sus diferencias para llegar a acuerdos que a todos beneficien y que hagan posibles las reformas necesarias para afrontar un futuro marcado por la prosperidad, la justicia y la igualdad de oportunidades para todos”. Y las convoca a combatir “el conformismo, el desaliento y el victimismo”.

Después hace la única mención clara a los recortes del Gobierno de Rajoy, al llamar “a las instituciones públicas, los empresarios e inversores a que apuesten decididamente por la investigación y la innovación, para mejorar la competitividad y contribuir así a la creación de empleo”, algo en lo que no se ha distinguido precisamente el Ejecutivo del PP.

Sólo al final del mensaje, el soberano hace una alusión indirecta a la necesidad de transparencia también en la Casa Real, tras la breve imputación de su hija Cristina por el caso Nóos y la posibilidad de que la infanta vuelva a ser imputada por la aparición de nuevos datos sobre los gastos privados que la duquesa de Palma cargaba a Aizoon, la sociedad en la que figuraba como responsable junto a su marido, Iñaki Urdangarin.

Ni abdicación ni Regencia de Felipe

“Esta noche, al dirigiros este mensaje, quiero transmitiros como Rey de España:

En primer lugar, mi determinación de continuar estimulando la convivencia cívica, en el desempeño fiel del mandato y las competencias que me atribuye el orden constitucional, de acuerdo con los principios y valores que han impulsado nuestro progreso como sociedad.

Y, en segundo lugar, la seguridad de que asumo las exigencias de ejemplaridad y transparencia que hoy reclama la sociedad“.

Con este cierre, Juan Carlos disipa también cualquier duda sobre las hipótesis de que pudiera estar planteándose abdicar o entregar la Regencia a su heredero, como consecuencia de su avanzada edad, sus problemas de salud -por los que sumará ya dos años como jefe del Estado sin plenas facultades– y los escándalos que han sacudido últimamente a la Casa Real.

Algo huele a podrido en la Agencia Tributaria

FUENTE

Juan Francisco Martín Seco – Consejo Científico de ATTAC España

Pérez Galdós en su novela “Miau” describe y dramatiza una de las lacras de la sociedad española del siglo XIX, la politización de la Administración pública, con las cesantías ligadas al turno de partidos y al favoritismo. El protagonista de la obra es Ramón Villaamil, un competente ex empleado del Ministerio de Hacienda, que se encuentra cesante por no haberse arrimado a las influencias adecuadas. Tras una vida destinada al empleo público, llegando incluso a servir en Filipinas -y a pesar de sus propuestas novedosas como la de establecer un impuesto progresivo sobre la renta, que son burlonamente desechadas- no logra conseguir un empleo para cubrir al menos los dos meses que le quedan para el retiro. Su yerno, Víctor Cadalso, es la antítesis de Ramón, ya que, no obstante su incompetencia, tiene atractivo físico y dotes de orador, y gracias a que ha sabido conquistar a importantes damas va ascendiendo en los diversos cargos públicos. La novela termina trágicamente, Vilaamil, desengañado y harto de todo, termina suicidándose.

La Administración de la Restauración, encadenada a la alternancia en el poder de dos partidos políticos, en la que cada gobierno introducía a nuevos empleados dejando cesantes a los anteriores, al igual que otros muchos vicios de aquella España, se fue superando con el tiempo. El establecimiento de los cuerpos de funcionarios y las oposiciones fueron configurando una Administración profesional, al margen de los avatares políticos y que, aun con sus defectos, poco se parecía a la que Galdós y otros escritores de aquella época describen. Incluso durante la dictadura, la función pública fue una de las instituciones que menos se contaminó de los pecados del régimen. No en vano algún administrativista ha sostenido, y creo que con razón, que la institución de las oposiciones fue uno de los pocos elementos democráticos del franquismo. Únicamente desde los altos cuerpos del Estado había un margen de libertad, aunque fuese mínimo, para que surgiesen algunas voces críticas.

En la Transición, el hecho de que España contase con una Administración medianamente profesionalizada fue sin duda un factor muy positivo a la hora de poder afrontar las modificaciones que el sector público necesitaba. Aquellos primeros gobiernos de UCD encontraron en los funcionarios valiosos aliados y de la Administración surgieron la mayoría de los cargos públicos que el nuevo poder necesitaba. Tan fue así que la amenaza que en aquellos momentos se vislumbraba era la patrimonialización de la función pública por los altos cuerpos funcionariales, que la podían ejercer en detrimento de su finalidad social y de la democracia.

Con la perspectiva que ofrecen los muchos años transcurridos hoy se percibe que el peligro radica precisamente en lo contrario, en la vuelta a la discrecionalidad y al turnismo. La creación de las Administraciones autonómicas, la abolición de los cuerpos nacionales en los Ayuntamientos y la instalación del bipartidismo en la Administración central han propiciado la reaparición del fantasma de una función pública politizada y desprofesionalizada. Progresivamente se incrementan los llamados cargos de confianza, personal no funcionario que, sin mérito alguno como no sea el del servilismo y el de la adhesión incondicional al jefe y al partido, ocupa puestos significativos y mejor retribuidos que el de muchos empleados públicos con mayor preparación y experiencia. Cada vez son más los puestos de libre designación y por lo tanto de libre remoción en la función pública, y si hoy no se puede hablar de cesantías en el sentido estricto (todo se andará), sí de que en muchos puestos públicos de carácter estrictamente técnico el nombramiento y el cese están sometidos a la más absoluta arbitrariedad y favoritismo.

El bipartidismo está consolidando también la alternancia en la Administración. El mérito y la capacidad son sustituidos por la afinidad ideológica o el amiguismo, de manera que lo que el responsable político busca en los nombramientos es la fidelidad personal, cuando no la forma de retribuir con cargos públicos los servicios prestados al partido o al propio político en el pasado.

En determinados cuerpos -el de inspectores fiscales parece ser un paradigma- se han llegado a crear dos grupúsculos ligados a cada uno los dos partidos mayoritarios que esperan la llegada de los suyos para copar de nuevo la cúspide administrativa, al margen de cualquier criterio de mérito y capacidad. El sectarismo y el ajuste de cuentas suelen estar bastante presentes en sus decisiones, y se crea una bola de nieve que de alternancia en alternancia va agrandándose. Aunque todo esto viene de antiguo y era bastante conocido, la novedad de lo que estos días está pasando en la Agencia Tributaria radica en el descaro y en la desvergüenza con las que se confiesan estas prácticas antidemocráticas. Hasta ahora se hacían pero, al menos, por un pudor elemental se pretendía encubrirlas o disfrazarlas de necesidades del servicio.

El director de la Agencia, aseverando públicamente y sin ningún recato que pensaba cesar a un funcionario porque en la anterior etapa no le concedió un teléfono o a otro porque no le reservó un asiento en una determinada celebración, es un espectáculo insólito y chusco, pero también de extrema gravedad porque anticipaba lo que había de venir después: una caza de brujas que pretende convertir la Agencia en un instrumento partidista. La desfachatez con la que el señor Menéndez (creo que en la Agencia desde hace tiempo, incluso desde antes de su nombramiento, le llaman Treméndez) manifiesta que tiene derecho a cesar y a nombrar a su voluntad, y la simpleza con la que Montoro pretende justificar la postura de su subordinado argumentando que determinada unidad estaba llena de socialistas pronostican lo peor para el sistema democrático.

La democracia es algo más que elegir entre dos formaciones políticas cada cuatro años. La norma y los procedimientos constituyen elementos sustanciales del Estado de derecho, aun en su versión más liberal. Quizá lo que de forma más radical diferencia a este de la autocracia y del despotismo sea que los gobiernos dictan las leyes, pero se encuentran sometidos a ellas al igual que cualquier otro ciudadano. Los políticos pueden cambiar el ordenamiento jurídico pero no pueden utilizarlo arbitrariamente y, en tanto que subsista la norma, esta debe aplicarse de forma objetiva e imparcial.

En el Estado de derecho, la Administración asume un papel trascendental, es la garante de que las normas se aplican objetivamente sin veleidades partidistas y de que los procedimientos se cumplen sin arbitrariedades ni favoritismos. La inamovilidad y estabilidad en los puestos de la Administración no constituye un privilegio de los empleados públicos, sino una garantía para el administrado de que los funcionarios no van a ser presionados por sus respectivos jefes para que se inclinen a favorecer determinados intereses.

Da pavor, solo de pensarlo, que la Agencia Tributaria se pudiera utilizar de forma sectaria para inspeccionar a unos y exonerar a otros en función de las afinidades ideológicas o políticas. El actual ministro de Hacienda es muy poco respetuoso cuando, frente a la crítica de determinadas organizaciones e instituciones, blande como amenaza a la Agencia Tributaria o emplea la información privilegiada que posee en materia fiscal para intimidar al contrincante político. Tras los últimos acontecimientos no pueden por menos que dispararse todas las alarmas y extenderse la sospecha de que se pretende emplear la Administración tributaria de manera torticera, lejos de la ecuanimidad e imparcialidad que una institución como esta precisa.

Artículo publicado en República.com