Archivo de la categoría: Informatica

Sobre la importancia de defender el código abierto

Cualquier ciudadana o ciudadano consciente y más los movimientos sociales, necesitan plantearse el uso de software libre, intentar hacer el esfuerzo de no apoyar a estas poderosas corporaciones, de salirse de la lógica casi impuesta de hacer lo que necesita la máquina, que homogeneiza, oculta y ador

En la actualidad hay muchos movimientos sociales conscientes de la defensa de los comunes, esos bienes esenciales para preservar la vida, la cultura, la sociedad, sin los cuales la humanidad difícilmente sobreviviría. Hay ejemplos de luchas representativas: Contra Monsanto, que viola bienes comunes naturales como son las semillas, pero también la cultura colaborativa de la agricultura. Contra la privatización de tierras comunales, contra el monopolio en las comunicaciones, contra la cultura consumista, contra la mercantilización de la vida… Pero muchos de esos movimientos no han hecho el esfuerzo de añadirse a otra lucha, en su día a día, la del uso y difusión del software libre.

Muchas de las máquinas que cotidianamente usamos tienen componentes informáticos, es decir, están compuestas por software y hardware. Desde el coche o el televisor, hasta el cajero automático o una cámara de fotos, por no decir el teléfono móvil y la computadora. Cada vez dependemos más de programas que hacen funcionar máquinas, que reciben, suministran y almacenan información. Y además muchas se conectan en red.

Partes: software y hardware

El hardware corresponde a todas las partes físicas y tangibles de una computadora: sus componentes eléctricos, electrónicos, electromecánicos y mecánicos; sus cables, gabinetes o cajas, periféricos de todo tipo y cualquier otro elemento físico involucrado; contrariamente al soporte lógico e intangible que es llamado software, que básicamente son los programas que permiten la interacción entre sí, con los componentes físicos, y con el resto de las aplicaciones para funcionar adecuadamente, proporcionando también una interfaz para el usuario. El código fuente es la programación escrita en una serie de líneas de texto, con unas directrices que hacen que el programa y la máquina se comporten de una forma u otra.

Después tenemos que contemplar que el software tiene lo que se llama una licencia, que es el conjunto de condiciones que el programador o programadores le dan para ser difundida, usada, etc. Y entonces haylicencias privativas y licencias libres.

Para que un software sea libre debe contener estas cuatro libertades en su licencia:

-Libertad 0: Usar y ejecutar un programa con cualquier propósito.
-Libertad 1: Tener acceso a su código fuente para estudiar su funcionamiento y adaptarlo a las necesidades específicas de quien lo usa.
-Libertad 2: Distribuir copias del programa, con lo que puedes ayudar a tu vecino.
-Libertad 3: Mejorar el programa y hacer públicas dichas mejoras, de modo que toda la comunidad se beneficie, con las condiciones específicas que ponga quien lo ha elaborado.

Es interesante señalar que en la creación de Internet, en su posterior desarrollo y amplia difusión, interviene ese espíritu de libertades, de compartir, de redes distribuidas. Lo que se conoce como la red de redes, a pesar de haber sido impulsado con dinero de la Defensa de Estados Unidos, de fue desarrollado por académicos y científicos de las universidades de finales de los 60 y la década de los 70, es decir, jóvenes que habían convivido o participado en la contracultura, en el pacifismo, en el hippismo o en todo ello a la vez. La libertad era un principio clave.

Y en estos momentos está en peligro esta forma de funcionar en Internet, más allá de la abrumadora presencia del capitalismo corporativo, algunos gobiernos están proponiendo leyes que atentan contra las libertades, la igualdad de oportunidades, la horizontalidad que propicia Internet, y van más hacia la censura, la discriminación, el control y la represión.

Libertad, pero también compromiso

slim_gatesPero volviendo al tema del software libre, se trata de libertades, pero también de compromiso y responsabilidad. Si usamos sistemas operativos privativos, como Windows (de Microsoft) o iOS de Mac (de Apple) le estamos dando demasiado poder a estas empresas, que pueden estar usando programas espías. Le otorgamos la soberanía de nuestras máquinas y nuestros datos, porque el acceso al código fuente para saber qué están haciendo se hace imposible más allá de la propia empresa. Además fomentamos el monopolio, y entonces tienen la excusa de firmar convenios con gobiernos e instituciones públicas con el argumento de que “todo el mundo lo usa”, recibiendo millones de dólares de las arcas públicas por usarse esos sistemas operativos.

Y por otro lado, el usuario o usuaria que compra una máquina con el sistema operativo Windows, por ejemplo, está pagando la licencia a Microsoft, lo que ya viene incluido en el precio final. Y si descarga una versión, está incurriendo en un delito, según las leyes de casi todos los países.

  1. software libre no significa gratis (lo que implicaría que lo importante es el precio, y no la libertad), significa inversión consciente en programas que son necesarios, no adaptarnos a los programas que decide una empresa, y por lo tanto significa soberanía tecnológica y fomento de la programación más local. Hay cientos de foros donde desinteresadamente unas personas que saben programar o resolver problemas informáticos ayudan a gente que tiene una inquietud, un fallo o quiere una mejora. Es conocimiento compartido y cultura de la cooperación. Es ética hacker.

Cualquier ciudadana o ciudadano consciente y más los movimientos sociales, necesitan plantearse el uso de software libre, intentar hacer el esfuerzo de no apoyar a estas poderosas corporaciones, de salirse de la lógica casi impuesta de hacer lo que necesita la máquina, que homogeneiza, oculta y adormece. Es importante hacer por aprender a usar otros programas y sistemas operativos. Como dice Jeremie Zimmerman “sólo hay que aprender a usar la tecnología libre, de la misma manera todo el mundo aprende a leer y escribir”.

Además, el software libre, y su distribución más extendida: Linux, se está usando en las máquinas de instituciones importantes, que confían en la seguridad que ofrece, por ejemplo en la NASA, en el CERN, en la bolsa de valores de New York y en muchos gobiernos.

A nivel usuario ya utilizamos software libre, en el sistema operativo Android, el navegador Mozilla Firefox, la paquetería LibreOffice, la Wikipedia (y hasta el mismísimo Google), que han demostrado que respetando las libertades y abriendo el código fuente se mejora la calidad del servicio.

Haciendo memoria, se considera a Richard Stallman como el padre del software libre, ya que fue el fundador del proyecto GNU en 1984. En palabras de Stallman, “el software libre quiere decir el software que respeta la libertad del usuario y la solidaridad social de su comunidad”. Este autor concibió laelaboración de software de manera cooperativa, de tal forma que quien lo utilizara con posterioridad pudiera copiar, modificar, distribuir libremente dicho software atendiendo a sus necesidades particulares. En su libro Software Libre para una Sociedad Libre, Stallman afirma: “Mi trabajo en el software libre está motivado por una meta idealista: difundir la libertar y la cooperación. Quiero alentar la difusión del software libre, reemplazando el software propietario que prohíbe la cooperación y así mejorar nuestra sociedad”. Lasventajas del software libre son muchas.

En definitiva el software es una obra intelectual, como una obra literaria, de música o una receta de cocina que no debemos dejar que sea privativa, y sí luchar porque no esté en unas pocas manos el decidir qué podemos hacer o no con él. Colaborativamente los programas y aplicaciones pueden rediseñarse y mejorarse una y otra vez a sí mismos en un proceso de retroalimentación imparable.

El mundo está cambiando, y el software cada vez tiene más importancia. Como escriben en el artículo Herramientas colaborativas para pensar y trabajar en red “son los primeros pasos torpes en el camino de la inteligencia colectiva, pero a partir de ellas se pueden intuir e imaginar futuros fascinantes”. Comprometámonos con un futuro que no sea una pesadilla. Es una decisión política.

Anuncios

Prácticas cotidianas en la red que serán multa con la ‘ley Antiprotesta’

FUENTE

Apenas acaba de aprobarse el anteproyecto de ley, pero la ley de Seguridad Ciudadana en ciernes ya ha merecido el calificativo de “ley mordaza”. La mayor parte de sus artículos, en total 55, frente a los 39 de su antecesora, laLOPSC de 1992, regulan el ejercicio de las libertades y los derechos de los ciudadanos en los espacios públicos, pero no le corresponde a Teknautas analizar esa parte del texto, sino sus aspectos relativos a internet.

18-12-2013 – Teknuatas.

Precisamente, en la introducción del anteproyecto, entre las razones esgrimidas por el Gobierno para argumentar la pertinencia de la nueva ley orgánica (aquellas relativas al desarrollo de los derechos fundamentales y de las libertades públicas) se hace una mención específica a la evolución de las nuevas tecnologías y su vinculación con los movimientos sociales en los últimos años.

Desde la promulgación de la vigente Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana, nuestra sociedad ha sufrido notables cambios, de manera especial en el ámbito de las TIC’s (que no existían en 1992 tal como las conocemos hoy) y hemos podido comprobar la aparición de nuevas conductas violentas y antisociales que debemos tener en cuentaDice así: “Desde la promulgación de la vigente ley orgánica de Seguridad Ciudadana, nuestra sociedad ha sufrido notables cambios, de manera especial en el ámbito de las TIC’s (que no existían en 1992 tal como las conocemos hoy) y hemos podido comprobar la aparición de nuevas conductas violentas y antisociales que debemos tener en cuenta”.

En ese sentido, además de la inclusión de una serie de artículos completamente novedosos para atajar esas conductas, muchas relativas a la difusión de mensajes a través de la red (“por cualquier medio”, esta es la coletilla introducida para abarcar todo el espectro tecnológico de la comunicación), el nuevo texto recibirá también el trasvase de una serie de faltas, en previsión de la desaparición de esta figura en la reforma del nuevo código penal, actualmente en trámite.

De este modo, muchas de estas faltas se transformarán en delitos leves. Pero en el texto que nos atañe se convertirán en infracciones administrativas. “Ciertos comportamientos dejan de ser sancionables en el ámbito penal y pasan a serlo en el ámbito administrativo”, reza el anteproyecto. Es decir, habrá multas. Repasemos una serie de prácticas habituales hoy en internet que la nueva ley de Seguridad Ciudadana sancionará con dureza.

CONVOCAR POR INTERNET UNA PROTESTA EN JORNADA DE REFLEXIÓN ELECTORAL: MULTA DE 30.001 A 600.000 €

Uno de los artículos previstos en la nueva ley es una respuesta evidente contra movimientos como el 15-M, que precisamente alcanzó su máximo apogeo en el período previo a las elecciones autonómicas del 22 de mayo de 2011. Aunque la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, ya contemplaba arrestos y multas por la celebración de “reuniones y actos públicos de propaganda electoral” desde la finalización de la campaña hasta la culminación del proceso electoral, la nueva ley ampliará las sanciones a todo tipo de movimientos sociales.

Aunque internet no tuvo tanto que ver en este caso, siendo el SMS el formato protagonista de esta convocatoria, con la fórmula del Pásalo, hoy también común en Whatsapp, lo ocurrido en la jornada previa a las elecciones generales de 2004, tras los atentados del 11 de marzo, fue un caso similar. Se considerará una infracción muy grave.

CONVOCAR POR INTERNET UNA PROTESTA EN UNA INFRAESTRUCTURA CRÍTICA: MULTA DE 30.001 A 600.000 €

Según la Ley 8/2011, de 28 de abril, se consideran infraestructuras críticas aquellas instalaciones “estratégicas cuyo funcionamiento es indispensable y no permite soluciones alternativas, por lo que su perturbación o destrucción tendría un grave impacto sobre los servicios esenciales” del Estado.

El Congreso es la más mediática de este tipo de infraestructuras. En los últimos tiempos se ha convertido en escenario habitual de las manifestaciones impulsadas por el movimiento Rodea el Congreso, aunque desde hace años en todo el territorio nacional son habituales las concentraciones en los alrededores de distintas instalaciones públicas: en plataformas como Change.org estas convocatorias son el pan nuestro de cada día. Con la nueva ley, la convocatoria vía internet de reuniones “no comunicadas o prohibidas” en lugares críticos supondrá duras multas. Se considerará una infracción muy grave.

INSULTAR A LAS INSTITUCIONES PÚBLICAS O INCITAR AL ODIO EN LAS REDES SOCIALES: MULTA DE 1.001 A 30.000 €

Según el anteproyecto de ley se considerarán infracciones graves “las ofensas o ultrajes a España, a las comunidades autónomas y entidades locales o a sus instituciones, símbolos, himnos o emblemas, efectuadas por cualquier medio”, canales entre los que también se encuentran las redes sociales, donde a diario circulan miles de expresiones y mensajes de este tipo. El Estado, la propia Corona o comunidades autónomas como Cataluña reciben cada día su ración de ultrajes.

Del mismo modo, está previsto que la nueva ley sancione aquellas “manifestaciones públicas, escritas o verbales, efectuadas a través de cualquier medio de difusión, así como el uso de banderas, símbolos o emblemas con la finalidad de incitar a comportamientos de alteración de la seguridad ciudadana, violentos, delictivos o que inciten, promuevan, ensalcen o justifiquen el odio, el terrorismo, la xenofobia, el racismo, la violencia contra la mujer, o cualquier forma de discriminación”. Ambos tipos de acciones se considerarán infracciones graves.

INSULTAR A LOS FUNCIONARIOS PÚBLICOS EN LAS REDES SOCIALES: MULTA DE 100 A 1.000 €

En la misma línea, aunque en este caso se considerará una infracción leve, con una multa inferior, en el antreproyecto también se recogen las sanciones previstas para aquellas “manifestaciones públicas efectuadas a través de cualquier medio de difusión cuya finalidad sean las injurias o calumnias a las instituciones públicas, autoridades, agentes de la autoridad o empleados públicos, así como la falta de respeto y de la consideración debida a la autoridad o a sus agentes en el ejercicio de sus funciones”.

En los últimos años, hemos visto cómo una serie de políticos han abandonado paulatinamente las redes sociales, en muchos casos para no tener que enfrentarse a los insultos y amenazas, como Elena ValencianoEn los últimos años, hemos visto cómo una serie de políticos han abandonado paulatinamente las redes sociales, en muchos casos para no tener que enfrentarse a los insultos y amenazas, como Elena Valenciano. Cristina Cifuentes se mantiene en la brecha de Twitter, siendo uno de los cargos públicos más insultados, aunque todos reciben su ración de descalificaciones.

Lo mismo ocurre en el caso de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, sobre todo en días de manifestación, y en la mayoría de los casos centradas en el colectivo de los antidisturbios. En este hilo de Foropolicía podemos encontrar algunas opiniones de los agentes (ojo, en este foro también existen trolls) sobre el anteproyecto.

DIFUNDIR IMÁGENES DE UN AGENTE DE POLICÍA EN LAS REDES SOCIALES: MULTA DE 100 A 1.000 €

Las restricciones de la nueva ley no parece que vayan a alcanzar las pretensiones del director general de la Policía, Ignacio Cosidó, quien aseguró hace poco más de un año que el Gobierno estaba estudiando “la prohibición de la captación, reproducción y tratamiento de imágenes, sonidos y datos de los miembros de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado” que se encontrasen “en el ejercicio de sus funciones”.

Todo apunta a que la toma de imágenes en las manifestaciones sí estará permitida, para no menoscabar el derecho constitucional a la información. Sin embargo, habrá restricciones en lo que se refiere a su difusión en internetFinalmente, todo apunta a que la toma de imágenes en las manifestaciones sí estará permitida, para no menoscabar el derecho constitucional a la información. Sin embargo, habrá restricciones en lo que se refiere a su difusión en internet en aquellos casos donde “el uso de imágenes o datos personales o profesionales de autoridades o miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad atente contra su derecho al honor, a la intimidad o a la propia imagen”, poniendo “en peligro la seguridad personal o familiar de los agentes, de instalaciones protegidas o en riesgo el éxito de la operación”.

Se trata de una respuesta a las iniciativas nacidas en las redes sociales en los últimos años donde los ciudadanos identificaban a los agentes protagonistas de agresiones desproporcionadas en el marco de distintas protestas sociales.Se considerará una infracción leve.

Reforma del Código Penal: a la cárcel hasta seis años por enlazar a contenidos “piratas”

FUENTE

Los peores presagios parecen confirmarse. La reforma del Código Penal en la que el gobierno lleva ya trabajando meses y que podría entrar en vigor, como pronto, en la primavera de 2014 castigará con hasta seis años de cárcel a quienes “atenten contra los derechos de autor en Internet”, según informa El País esta misma mañana.

El proyecto de reforma será probablemente aprobado mañana por el Gobierno y todavía tendrá que ser refrendado durante el Consejo de Ministros, pasando posteriormente por el parlamento donde podría sufrir más modificaciones. Pero la idea del nuevo Código Penal parece clara: los administradores de sitios web que enlazan a contenidos protegidos por derechos de autor podrán ir a la cárcel hasta seis años.

Ya en mayo de este mismo año, cuando aparecieron los primeros borradores de la reforma, hablamos sobre la posibilidad de criminalizar el enlace. Por entonces decíamos que sería necesario esperar a las nuevas versiones del texto para determinar si se iba a producir un endurecimiento de la actual legislación, pero todo parece indicar que sí.

Estos nuevos delitos —por enlazar a contenidos _piratas_— serán castigados con hasta seis años de prisión, la retirada de los contenidos y, en determinadas circunstancias, el bloqueo de la página web en cuestión. Dice El País que en ningún caso se perseguirá al usuario sino al “prestador de este tipo de servicios de intermediación”, que podría enfrentarse a condenas de cárcel de entre seis y cuatro años dependiendo de la gravedad del caso (dinero generado y/o número de las obras).

Penas de cárcel para no hacer nada

Durante años varios jueces españoles defendieron a las páginas web de enlaces y a sus administradores por entender que actuaban como intermediarios y en ningún caso eran los responsables de haber subido dichas obras a la red. Sin embargo, con la Ley Sinde y demás iniciativas arcaicas de los diferentes gobiernos españoles la situación ha dado un giro de 180 grados hasta el posible ingreso en prisión de los responsables de este tipo de páginas.

Lo peor de todo, más allá de la gravedad de estas condenas, es que la piratería no dejará de existir sólo porque el Código Penal se endurezca. La piratería siempre ha existido y no será eliminada por la implantación de una serie de leyes restrictivas ni por el empeño de otras instituciones como la RIAA americana. El efecto de la piratería puede minimizarse con una oferta de contenidos legales adecuada (tanto en precio como en cantidad), no con amenazas y con la cárcel.

Dice Antonio Guisasola, de Promusicae, en declaraciones a El País que la reforma del Código Penal “supondría un espaldarazo para la defensa de los derechos de autor”. Guisasola debería haber dicho que es un “espaldarazo para los intereses de unos pocos, incluidos los nuestros”.

Vía | El País
Imagen | Wikimedia

¿Qué significa la reforma del Código Penal para las webs de enlaces y para el ciberactivismo?

FUENTE

Ayer nos hacíamos eco de las nuevas filtraciones que publicaba El País sobre la inminente reforma del Código Penal, en la que se recoge el endurecimiento de las penas de diversos delitos. Entre ellos, hay dos aspectos relacionados directamente con Internet: las webs de enlaces y el ciberactivismo. ¿El objetivo? Perseguir, con penas de cárcel incluso, a los administradores de páginas web de enlaces y también a aquellos que difundan consignas que animen a la alteración del orden público.

Meses se lleva hablando ya de este Código Penal Gallardón y lo que implicaría para las libertades en Internet pero, cuando su aprobación parece más cerca que nunca, se están empezando ya a ofrecer más detalles de lo que la nueva norma incluirá. Desde Genbeta hemos hablado hoy con Carlos Sanchez Almeida (Bufet Almeida) y Sergio Carrasco (Derecho en Red), dos abogados expertos en Internet y nuevas tecnologías, que nos han ofrecido su valoración sobre la reforma del Código Penal y lo que esto supondrá para Internet.

¿Perseguir al usuario?

Según el nuevo Código Penal, y por primera vez en nuestro país, los administradores de páginas web de enlaces podrían ir a la cárcel. Es más, la pena podría ser de hasta seis años. Sin embargo, ¿qué ocurre con otros usuarios? ¿Va a realizarse la persecución individual de aquellos que compartan, por su cuenta y riesto, un contenido? El pasado mes de Mayo precisamente conocíamos el artículo 270.2, donde se decía lo siguiente:

Artículo 270.2: Será castigado con una pena de seis meses a tres años de prisión el que, con ánimo de obtener un beneficio directo o indirecto, y en perjuicio de tercero, reproduzca, plagie, distribuya o comercialice al por menor, facilite el acceso o comunique públicamente en todo o en parte, una obra literaria, artística o científica […]

Ya por aquél entonces nos preguntábamos qué significa, legalmente, el “facilitar el acceso”. Tal y como apuntan tanto Carlos Sanchez Almeida como Sergio Carrasco, hasta ahora sólo un artículo del Código Penal recoge castigos por “facilitar el acceso” a un contenido, y se trata del artículo 189 (el que se refiere a las penas relacionadas con la pornografía infantil). Actualmente, que alguien difunda un enlace a través de cualquier medio que conduzca hasta este tipo material es delito, y por eso se entiende “facilitar el acceso” en ese contexto. Sí, si alguien tuitea o retuitea un enlace que lleva hasta una página con pornografía infantil, está cometiendo un delito.

¿Significa esto que si alguien, por seguir con el ejemplo, retuitea el enlace de descarga de un disco de música o película está incurriendo en un delito? Si se toma como referencia esta formulación legal, sí. Si esto se confirma, nos encontraríamos en una situación en la que, en un ejemplo que nos proporciona Carlos Sanchez Almeida, “facilitar el acceso a un artículo donde un terrorista haga apología del terrorismo no es delito pero facilitar el acceso a un libro, una canción o una película lo será”.

Para Almeida, estas restricciones van a provocar una “autocensura de los usuarios de Internet”, lo que hace que esta ley “no sólo afecte a las webs de enlaces, sino a cualquier ciudadano porque en la red global todos somos autores de contenidos y todos estamos interactuando a través de las redes sociales. Todos estamos generando enlaces permanentemente con lo cual cualquier ciudadano puede ser víctima de esta ley”.

Sergio Carrasco también va más allá poniendola en el contexto de una red P2P: “Si las redes P2P se basan en que los usuarios no únicamente descargan sino que simultáneamente facilitan dichos contenidos a terceros, no resultaría arriesgado pensar que existe la posibilidad de acudir al concepto de “facilitar el acceso” para abrir la vía penal. Eso sí, siempre y cuando se cumpliera el ánimo de lucro directo que requiere la Circular 1/2006. Es difícil decir qué sucederá exactamente hasta
tener acceso al texto definitivo.”

¿Seis años de cárcel por administrar una web de enlaces?

Otro de los puntos más conflictivos es la pena que se concederá a alguien que administre una web de enlaces y sea condenado por ello. Tal y como decía El País ayer, en el nuevo borrador que se ha filtrado se mantienen los seis años de cárcel pero también se suavizan otras penas. En este aspecto, parece haber poco acuerdo entre ministerios (Cultura y los creadores, Industria y los operadores y Justicia con Gallardón), ya que es una de las partes que más está cambiado de borrador a borrador.

El apartado que el nuevo Código Penal dedica a las webs de enlaces parece hecho a medida para acabar, directamente, con ellas, a la vez que se saltan otras que también recopilan enlaces de otro carácter (pensemos en Google, por ejemplo). Según El País:

Las webs de enlaces solo podrán ser perseguidas penalmente si sus responsables colaboran con la vulneración del derecho de propiedad intelectual “de forma significativa”; y eso se mediría teniendo en cuenta baremos como “su nivel de audiencia en España o el volumen de obras y prestaciones protegidas no autorizadas”. Además, habrá que probar que el dueño de la web no se limita a realizar un “tratamiento meramente técnico o automático de los datos facilitados por terceros”, sino que hay cierto grado de colaboración o supervisión

Para Sergio Carrasco, “Se trata claramente de una medida para atacar a las grandes webs de enlaces españolas (con seriesyonkis a la cabeza), que hasta el momento han ganado en sede judicial (tanto penal como civil) y que, a mi juicio, también ganarán los recusos presentados contra las resoluciones de la Sección Segunda.” Sobre esto, Sanchez Almeida también encuentra paradójico el hecho de que “algo que los jueces han dicho que no es delito ahora se criminaliza”.

Pero ¿por qué penas tan altas, si las comparamos con otras de otros delitos más graves y que son claramente inferiores? Sergio Carrasco apunta a que estas modificaciones podrían tener más “un papel disuasorio” que otra cosa, ya que “proponer una pena de prisión máxima de 6 años para este tipo de delitos resulta llamativo si lo comparamos con la pena para delitos contra la libertad sexual (de 1 a 5 años) o de detención ilegal (de 4 a 6 años), con lo cual el objetivo es claro: asustar a los internautas y titulares de páginas de enlaces para que cierren sus servicios antes incluso de que se inicie un proceso judicial”.

El ciberactivismo, también en el punto de mira

Sin embargo, otro aspecto que aparece en el borrador del Código Penal Gallardón y que más desapercibido está pasando es el que se refiere a la convocatoria de manifestaciones y otros actos de protesta incluso a través de Internet. ¿Llegan las trabas al ciberactivismo?

“La distribución o difusión pública, a través de cualquier medio, de mensajes o consignas que inciten a la comisión de alguno de los delitos de alteración del orden público del artículo 558 CP, o que sirvan para reforzar la decisión de llevarlos a cabo, será castigado con una pena de multa de tres a doce meses o prisión de tres meses a un año.”

Para Sanchez Almeida, sí, ya que “el Código Gallardón es un ataque al conjunto de todas las libertades recogidas en la Constitución, no solamente lo referido al tema de los enlaces y que es la guinda a todo un Código que en su conjunto es el mayor retroceso de las libertades democráticas desde el principio de la Transición.” ¿Qué quiere decir esto? Que no solo se criminalizan movimientos como la PAH, el 15M o los Yayoflautas, sino que además también podría ser delito el apoyar estas manifestaciones desde Internet.

¿Os imagináis ser llevados ante el juez por hacer retuit de una convocatoria o por utilizar un cierto hashtag de apoyo en lo que publicáis? Pues pronto, si se sigue adelante con la redacción que actualmente incluye el texto que está preparando Gallardón, podría ser más que posible. “Podríamos llegar al mismo nivel que China”, sentencia Carlos Sanchez Almeida, donde también, como ya vimos, es delito publicar ciertos contenidos críticos con el Gobierno en las redes sociales.

Habrá que esperar a la versión final… pero esto no pinta nada bien

Almeida asegura que “habría que profundizar más, pero el nuevo Código Penal no solamente es contra el derecho a la cultura, sino contra el derecho a la libertad de expresión, contra el derecho de asociación, contra el derecho de reunión, se están restringiendo nuestras libertades fundamentales.”

Tal y como El País decía ayer, esta reforma del Código Penal lleva meses sobre la mesa y se han hecho numerosos cambios, por lo que es difícil entrar a valorar más allá hasta conocer la versión definitiva. Como nos dice Sergio Carrasco, “el texto por lo que se ha ido viendo está cambiando continuadamente. Las penas por ejemplo han cambiado varias veces en muy poco tiempo.” Estaremos atentos, ya que todo apunta a que pronto podríamos tener más detalles sobre el Código Penal Gallardón.

Claves para entender la reforma del Código Penal presentada por Gallardón

FUENTE

El Consejo de Ministros de hoy ha dejado encima de la mesa la aprobación del anteproyecto de ley de reforma del Código Penal impulsado por el ministro Gallardón. Esta nueva reforma trae novedades interesantes y bastante peligrosas en su faceta económica, sobre todo, en el área de explotación de las nuevas tecnologías y la red.

Dentro del ámbito tecnológico, la principal novedad es la conversión en delito del enlace en internet a contenido protegido por propiedad intelectual. Esta actuación no estaba tipificada como delito anteriormente, tal y como se ha pronunciado la jurisprudencia existente sobre diferentes pleitos sobre webs de enlaces. Si finalmente se aprueba el texto presentado, se penará con 6 años de prisión el enlace a contenido protegido en la web.

La criminalización del enlace y el hecho de compartir

Tal y como se ha redactado el nuevo delito:

Se persigue la explotación económica, reproducción, plagio, distribución y comunicación pública de una obra, sin autorización de los titulares, con ánimo de obtener un beneficio directo o indirecto (a través de publicidad, por ejemplo), así como facilitar el acceso a la localización de obras o prestaciones protegidas en Internet.

Esta redacción dejará fuera a los usuarios finales y a los “buscadores neutrales”, concepto realmente interesante que sitúa a Google y resto de buscadores por encima del Código Penal. Es cuanto menos curioso que las agencias de publicidad como Google u otras y los medios de cobro y pago, que también se lucran de manera indirecta con estas mismas páginas que se persiguen.

El titular para sacar este artículo ha sido todo el affaire de Series Yonquis y resto de juicios que han fallado a favor de las webs de enlaces contra los demandantes, dado que se realiza una criminalización del enlace que antes no existía en nuestro ordenamiento jurídico.

Endurecimiento de los delitos societarios

La administración desleal que se contempla dentro de los delitos societarios, pasará a ser un delito patrimonial y susceptible de que en cualquier persona ocurra en este delito pensando fundamentalmente en un combate más efectivo de la corrupción pública y privada.

Dentro del sector público, amplía el delito de malversación dentro de la administración desleal en el sector para castigar todos los casos en los que exista quebranto patrimonial relacionado con los bienes públicos. Por ejemplo, el uso del patrimonio público para fines privados, será considerado como un delito de malversación.

En el ámbito mercantil, se amplía la responsabilidad penal de las personas jurídicas y se puede condenar a los directivos de entidades que no contemplen medidas de prevención en las empresas para que la persona jurídica no incurra en ílicito penal. Por último, se hace una revisión de la insolvencia punible, del delito de concurso punible y se amplía el comiso (confiscación de bienes del penado) de manera previa a la sentencia judicial, norma que trataremos en otro post independiente.

La reforma a golpe de titular de programa rosa

Fuera del ámbito económico, esta reforma del Código Penal introduce tres nuevas condenas que tienen su origen en los platós de televisión fundamentalmente. El primer titular es la prisión permanente revisable que se introduce para crímenes con especial repulsa social. Su origen, en el caso de Marta del Castillo fundamentalmente.

El segundo es el caso Hormigos y la filtración de imágenes íntimas, que ahora será delito si se produce una comunicación pública de estas imágenes suministradas por terceros si no existe consentimiento expreso del cedente de dichas imágenes.

Y el tercer caso más llamativo que introduce esta reforma es la tipificación como delito la difusión de mensajes que inciten a la comisión de un delito o a la alteración del orden público. Dentro de las alteraciones del orden público más usuales tenemos las manifestaciones no autorizadas, tal y como ha sucedido por ejemplo con las diferentes movilizaciones que se han realizado en nuestro país desde mayo del 2011.

Como vemos un pack de reformas apoyadas más sobre la televisión y las críticas recibidas que sobre una necesidad real de situar estas actuaciones dentro del ámbito de los delitos.

Más Información | La Moncloa

IETF quiere que Tor se convierta en un estándar de Internet

El grupo de expertos que conforma la organización Internet Engineering Task Force (IETF) ha lanzado una propuesta muy interesante: convertir la tecnología de la red Tor en un estándar de Internet. De prosperar la propuesta, la Red de redes podría entrar en otra etapa de su historia, donde la privacidad del usuario sería la propia esencia de Internet.

IETF es una organización internacional abierta y sin ánimo de lucro, que reúne bajo su paraguas a un grupo de especialistas que tiene como objetivo elaborar propuestas y estándares de Internet, las conocidas RFC. Por su parte, The Onion Router (Tor) es un proyecto que ha desarrollado una red de comunicaciones que mantiene la integridad de los datos que circulan por ella, garantizando la confidencialidad del usuario.

Acción y reacción ante el espionaje de la NSA

El escándalo del espionaje masivo por parte de la NSA revelado por Edward Snowden, ha elevado como nunca la preocupación por la privacidad en Internet, desde dirigentes políticos de máximo nivel hasta el último usuario. De hecho la red Tor vio incrementado su uso tras conocerse la actuación de la Agencia de Seguridad Nacional norteamericana.

IETF ha reaccionado ante el asunto proponiendo cifrar todo el tráfico de internet, de tal suerte que HTTP 2.0 funcione únicamente a través de conexiones cifradas. Ahora quiere ir más lejos con la propuesta de convertir Tor en estándar, añadiendo así una capa adicional de seguridad y privacidad en las comunicaciones.

Stephen Farrel, especialista en computación del Trinity College, Dublín, cree que convertir Tor en un estándar que interactúe con otras partes de Internet, puede ser mejor que dejar Tor como una herramienta independiente, cuya implementación requiere un esfuerzo para cada usuario.

El Dr. Farrel considera que sería tan interesante para los miembros de IETF, que podría aprender del diseño de la red Tor, como para la comunidad Tor, que puede aprovechar la experiencia que tiene IETF con sistemas a gran escala.

Por su parte, Andrew Lewman, director ejecutivo de Tor, ha manifestado que están considerando la propuesta, estando en una primera etapa en la que lo único que se plantean es si asistir o no a una reunión con Engineering Task Force.

Sin tener decidido aún qué van a hacer, hay interés en explorar lo que está en juego. Por una parte, la conversión de Tor en un estándar supondría añadir legitimidad y valor al trabajo de investigación que han realizado. Por otro lado, ha expresado su preocupación por los riesgos que comporta la estandarización, en particular por lo que pueda suponer la intervención de terceros.

El guante está lanzado y debe ser Tor quien mueva la siguiente ficha con una aproximación hacia IETF, valorando los pros y contras de la oferta. El resultado es difícil de prever en este momento, pero la propuesta en sí ya es emocionante. Supongo que las empresas que basan su actividad en rastrear a los usuarios, pueden tener serios dolores de cabeza si el tema sigue adelante.

Vía | MIT Technology Review

PROTEGUE TU DERECHO A LA PRIVACIDAD FRENTE AL USO FRAUDULENTO POR EL ESTADO

Si quereis protegeros y tocarles bastante las pe.lotas, intentad lo que podais de lo siguiente:

 

1.- Usar Linux, Ubuntu funciona muy bien en internet y es de los mas faciles de configurar

2.- Podeis usar Ubunto desde un pendrive

3.- Usar cortafuegos y antispyware

4.- Usar firefox y configurarlo para que no nos sigan los pasos

5.- Jamas iniciar Google en modo sesión

6.- Jamas dar datos reales o bien dar datos parciales en Faceboock. Tweeter etc

7.- Si usais portatil usar una MAC falsa

8.- Usar una IP falsa

9.- Bajo ningun concepto usar Chrome, es en realidad una web donde todo lo que hacemos y escribimos es almacenado en las bases de datos de Google

10..- Usar encriptadores para enviar correos electronicos