La crisis ucrania multiplica el valor estratégico de Castor

FUENTE

Europa quiere conectarse al gas de Argelia que circula por el gasoducto que atraviesa de sur a norte la Comunidad Valenciana – La carga de trabajo de la regasificadora de Sagunt aumentaría

17.04.2014 | 19:37

j. sierra valencia La crisis energética provocada por el conflicto de Ucrania y la posibilidad de que Rusia corte o reduzca el flujo de gas natural hacia Europa multiplica el valor estratégico del deposito subterráneo «Castor» y condiciona, junto a las indemnizaciones millonarias a las que tendría que hacer frente el Gobierno, el hipotético cierre del almacén debido a su papel en el incremento anormal de sismicidad en la zona.

España, que venía reclamando como «urgente» la conexión gasista con Francia y a través del país vecino con las redes europeas, ha encontrado ahora un aliado en la dependencia alrededor del 30% del gas consumido que sufren los países centroeuropeos y especialmente Alemania del gas ruso.
Esta misma semana, el presidente de Gas Natural Fenosa, Salvador Gabarró, aseguraba que España debería aprovechar la oportunidad de convertirse en «la puerta del gas para Europa». Y lo argumentaba en la existencia de gasoductos y plantas de regasificación «que no funcionan todavía a plena capacidad».

Enganchados a Europa
Conectado a este gasoducto, que arranca en Almería y acaba a unos 100 kilómetros de la frontera francesa, se encuentra el almacén submarino de «Castor», destinado a regular el suministro casando la oferta gasista con la demanda. En este contexto, la Comunidad Valenciana adquiere un papel estratégico esencial. Por su territorio pasa uno de los principales gasoductos del país, que une Almería puerta de entrada del gasoducto submarino que trae el gas argelino, llamado a sustituir al de origen ruso y alberga en Sagunt una de las regasificadoras, de Unión Fenosa, de mayor capacidad en España, y operando muy por debajo de su potencial de transformación (un millón de metros cúbicos a la hora).

La regasificadora de Sagunt podría, además de inyectar gas directamente al gasoducto, actuar como una especie de «gasolinera europea». Como es conocido, el gas circula comprimido en el interior de los gasoductos, que conectan al consumidor final con los pozos argelinos, o bien es transportado hasta España en grandes buques metaneros donde el gas viaja en estado líquido. Una vez en instalaciones como la de Sagunto y su puerto asociado, el metano líquido vuelve a convertirse en gas o puede ser almacenado y reexpedido hacia otros centros de transformación en Europa.

En el nuevo escenario que se adivina Europa ya ha tomado una decisión al margen de la evolución de la situación en Ucrania, la existencia de Castor sería indispensable con todas las infraestructuras gasoductos y regasificadorastrabajando a pleno rendimiento y en el límite de su capacidad para atender la demanda europea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s