Azúcar y harinas blancas: estimulantes del cáncer.

Cáncer: una revolución.

Recuerdo la primera consulta al oncólogo y mi pregunta “¿Hay alguna dieta especial que pueda seguir  mi madre?” y recuerdo su respuesta tajante “Que coma lo que le plazca, lo importante es que coma y que no pierda peso”

Después tuvo cita en una fundación donde aportan consejos a personas que acaban de diagnosticar cáncer. Le hablaron de las pelucas, de los pañuelos, de los efectos de la quimioterapia, y en referencia a la alimentación le sugirieron “actimel” así como alimentos proteicos y remarcaron la importancia de ingerir “lo que le apeteciera” añadiendo “A muchas personas les apetece comer cosas diferentes a lo habitual. A muchos, por ejemplo, les apetece comer gusanitos, patatas fritas, golosinas. Si tienes deseo de eso, cómelo. Lo importantes es que comas”

Imaginadme agarrando mi cabeza y pegando un grito de indignación. Así es como me siento cada vez que vienen a mi mente esas frases.

Ver la entrada original 949 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s