La independencia, ¿proyecto de izquierdas o de derechas? (3/4)

Andrés Herrero
Asturbulla, 17-11-2013

Don Jordi sigue siendo el santo patrón de la independencia que, desde la trastienda, maneja todos los hilos convencido de que «el andaluz es un hombre destruido, anárquico, poco hecho,…»

 

3. El proyecto soberanista 

Lógicamente a la comunidad más rica le tenía que corresponder la corrupción más alta. No hay cuña peor que la de la propia madera, y en ese sentido los dirigentes catalanes han demostrado ser tan buenos españoles como José Antonio Roca, Jesús Gil o Bárcenas, por citar a algunos ilustres compadres suyos. Y aunque a nuestro ilustre prócer la edad le haya apartado de la primera línea de fuego, sigue siendo el santo patrón de la independencia que desde la trastienda maneja todos los hilos, cada vez más convencido de que «el andaluz es un hombre destruido, anárquico, poco hecho, que hace cientos de años que pasa hambre y vive desarraigado en un estado de ignorancia y de miseria cultural, mental y espiritual, sin sentido de comunidad…» que necesita que alguien le encauce y asigne una meta en la vida.

Desde el mismo día de su nombramiento, don Jordi concentró todos sus esfuerzos y puso todos los recursos que el sistema autonómico le brindaba al servicio de su vocación independentista. Su plan de acción, perfectamente concebido y mejor ejecutado, tenía como ejes principales de actuación:

1. Una inmersión mental, no lingüística, con una educación enfocada a la construcción de una identidad nacional, y unos medios de comunicación orientados a crear un clima de opinión favorable a la independencia. Niños y adultos maman desde que van a la escuela el célebre «España nos roba», aprendiendo desde su más tierna infancia que los españoles en general, y los andaluces en particular, son unos vagos y mantenidos («la España subsidiada que vive a costa de la Cataluña trabajadora y productiva», pero que, ¡oh maravilla divina!, se vuelven magníficos trabajadores en cuanto pisan tierra catalana, alemana o extranjera. Campaña de adoctrinamiento masivo efectuada sin reparar en medios, que ha desembocado en que «si tantos catalanes piden la independencia, España tendrá que rendirse». 

2. Poner el listón de autogobierno cada vez más alto, con un discurso victimista, insaciable en sus reivindicaciones, de insatisfacción permanente, repleto de reproches y acusaciones, que no cesa de repetir que los españoles no nos quieren, no nos entienden, nos maltratan, nos explotan… Prueba evidente el Estatuto de Autonomía de 1996, aprobado por el 36% de los catalanes, con el 50,6% de abstención, que corregido parcialmente por el tribunal constitucional, se ha convertido en la gota que colma el vaso de su justa indignación. En un no vivir.

3. Difundir que, desde que los “catalanes” fueron invadidos por los “españoles” y perdieron su independencia en 1714, siempre han sido un “pueblo” que ha visto frustradas sus legítimas aspiraciones por culpa de España.  Que choca, y como no encuentra cabida en ella, se ve obligada a buscar su destino en solitario. Pero que no es problema, porque «viviremos mejor sin ella». No todos por supuesto, pero sí los que importan.

4. Marginar y arrinconar a los catalanes que se sienten españoles, tratándolos como a ciudadanos de segunda, mientras en paralelo se fomenta el clientelismo, se amañan contratos y se reserva la promoción profesional para fieles y adeptos, haciendo un uso sectario de la administración.

5. Desespañolizar e imponer la catalanización forzosa de toda la población, el pensamiento nacionalista único y el monolinguismo de facto: persecución en toda regla que abarca desde no poder estudiar en castellano en Cataluña hasta que todos los rótulos de las tiendas y las comunicaciones institucionales se hagan por sistema en catalán. Si Franco impuso el castellano, los nacionalistas han hecho lo propio con el catalán: el mismo atropello realizado por demócratas en vez de por un dictador, lo que le confiere todavía mayor gravedad y menor justificación.

“Anormalización lingüística” y “desespañolización” que alcanza a las corridas de toros y fotos de toreros, pero no a los “corre bous”, por lo mucho que disfruta el animal en esos festejos populares. Con el “hecho diferencial” lo que se pretende es borrar todos los rasgos que equiparan a los catalanes con el resto de españoles.

6. Dejar al estado central sin competencias en Cataluña, reducido a la condición de convidado de piedra, sin capacidad para intervenir en la marcha y asuntos de la comunidad. Objetivo cumplido a rajatabla.

7. Fomentar que los nacidos fuera, “charnegos”,  para superar ese estigma marca de la casa, renieguen de su origen y se conviertan al nacionalismo con más entusiasmo incluso que los nativos. Violencia de género nacionalista que no se ejerce sobre la gente de fuera por otras latitudes.

No se trata de ninguna inmersión linguística, sino de un bautismo nacionalista en toda regla que ha fracturado y polarizado a la sociedad catalana, y que pretende convertir a una parte de su población, los catalanes que se sienten españoles, en extranjeros en su propia tierra, a los que dispensar «el mismo trato que a los alemanes en Mallorca», como sugirió Arzallus se debería hacer con los españoles en una Euskadi independiente.

Son los nacionalistas que se han adueñado de la vida pública catalana, y no los sometidos, los que reclaman la autodeterminación, y demasiados los españoles que por confusión mental, pereza, complejo de inferioridad, o no indisponerse con ellos, han picado el anzuelo, y se dedican a pedirles perdón como si les hubieran ofendido personalmente, o a hacerles la pelota para suavizar la tensión. Deberían tomar nota del presidente de Bolivia, Evo Morales, que se pronunció en contra de conceder autonomía a los nueve departamentos del país, denunciando que esa consulta popular era una maniobra impulsada por las élites regionales. 1

 

1  Evo Morales rechaza la autonomía de los nueve departamentos de Bolivia, la jornada, 19.6.2006

http://www.jornada.unam.mx/2006/06/19/index.php?section=mundo&article=032n1mun

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s