El recibo de la luz se disparará más de un 11% en enero

FUENTE

MADRID // Las cinco grandes compañías -Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, HC Energía y E.On- que controlan el mercado de la electricidad en España han obtenido hoy una nueva victoria en detrimento del pequeño consumidor, que a partir del mes de enero verá como en pleno invierno el recibo de la luz sube al menos un 11%. Un nuevo aumento que es ya el quinto consecutivo en este año tras los sucesivos incrementos del precio de la electricidad en enero pasado (3%), julio (1,2%), agosto (3,2%) y octubre(3,1%). Si se tiene en cuenta esta nueva subida, que ya se conoce como tarifazo, en los últimos diez años la electricidad se ha encarecido más del 80%.

Oficialmente, los culpables de este nuevo aumento que llega en pleno invierno -cuando ya de por sí aumenta el consumo de electricidad-, son los mercados, pues a ellos y a las compañías eléctricas ha atribuido el Gobierno el tarifazo. El Ejecutivo se escuda en que la parte liberalizada (la que no fija el Gobierno) del precio del recibo de la electricidad (45%) se decide en una subasta pública trimestral que establece el coste futuro de la luz basándose en las tarifas de la electricidad registradas durante los tres meses anteriores.

Sin embargo, en esta cuestión, eléctricas y Ejecutivo van de la mano. Porque el aumento del 11% que abonarán los consumidores no sólo se debe a esta subasta del mercado de la energía, que repercutirá en la factura final de la luz en un 10,5%, sino también al previsible aumento de la parte regulada del recibo (55%), que sumará a su vez uno o dos puntos porcentuales al precio de la luz.

Este aumento se da por hecho después del anuncio hecho por el ministro de Industria, José Manuel Soria, de que el Ejecutivo incrementará los llamados peajes eléctricos (la parte regulada del recibo). Estos peajes fijados por el Gobierno se destinan en teoría a sufragar los costes de transporte, distribución y otras partidas como las primas a las energías renovables. Sin embargo, aunque el Ejecutivo no alude nunca a ello y las grandes eléctricas lo niegan, los peajes incluyen también ayudas varias a las propias empresas eléctricas a las que, por poner un ejemplo, el consumidor sigue abonando un 0,33% de lo que paga por la luz en virtud de la moratoria de construcción de centrales nucleares aprobada en 1984.

Precios inflados

Con respecto a la subasta que fija la parte liberalizada de la tarifa eléctrica, persisten serias sombras de duda, pues, como en anteriores ocasiones, los precios del mercado mayorista de la electricidad -los que se toman en cuenta para establecer las tarifas- se dispararon en los días previos a la celebración de la subasta, de forma muy conveniente para las eléctricas que concurren a ella.

Tan conveniente alza de los precios mayoristas de la electricidad ha suscitado las sospechas de organizaciones de consumidores que creen que las eléctricas intervienen en los mercados, elevando artificialmente los precios para conseguir unas tarifas altas en la subasta y los consiguientes pingües beneficios.

Cristóbal Gallego, del Observatorio Crítico de la Energía, y coautor del informe Entiende el mercado eléctrico en España, respalda estas sospechas y aboga por “auditar los costes reales de la energía, que no pueden ser tan altos”, así como por acabar con la “opacidad” que rodea partidas como la de la distribución de energía (incluida en la parte de la tarifa regulada por el Gobierno), que puede que se esté “sobreremunerando” en beneficio de las grandes eléctricas.

“La subasta de hoy y los sucesivos aumentos de la tarifa eléctrica demuestran quién tiene la sartén por el mango. Hace unos días, cuando el Gobierno anunció que no iba a sufragar el déficit de tarifa con cargo a los presupuestos de Hacienda, se produjo un alza exorbitante de los precios de la electricidad, precios que ahora han provocado el subsiguiente aumento en la subasta. Se legisla para las compañías eléctricas, de las que el Gobierno es súbdito”, deplora Gallego.

El experto en energía no deposita grandes esperanzas en la investigación que la Comisión Nacional de Mercado y la Competencia (CNMC) mantiene abierta por una posible manipulación de los precios de la electricidad. Gallego explica su escepticismo con el hecho de que “ya ha habido otras investigaciones que nunca han dado fruto”.

La nueva subida, sumada a que, como recuerda el miembro del Observatorio Crítico, el Grupo Popular en el Congreso rechazó hace dos días la propuesta presentada por la Izquierda Plural para prohibir que se pueda cortar la luz por impago en invierno a las familias necesitadas, aumenta el malestar en la ciudadanía por los continuos aumentos de los precios de la luz. La organización de consumidores FACUA se ha hecho eco de este malestar llamando a un boicot a las eléctricas con un apagón colectivo el 30 de diciembre a las 19.00 horas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s