“Todavía hay ciudadanos que piensan que en caso de vertido, podrían seguir consumiendo agua”

FUENTE

“El riesgo potencial de una prospección petrolífera en Canarias es muy alto y es vital que la población esté informada”. Lo dice Jonathan Gómez Cantero (Toledo, 1990), un joven geógrafo y climatólogo, experto en gestión de riesgos naturales y aficionado a cazar tormentas. Es el miembro más joven del Grupo de Expertos sobre el Cambio Climático de la ONU.

Hace dos semanas dio la voz de alarma en el Golfo de Valencia, advirtiendo que los  seísmos producidos en torno a la planta de extracción de gas de Vinarós iban en aumento. Jonathan es bloguero en el Huffington Post y un divulgador nato: “Los científicos tenemos la responsabilidad social de informar y educar. Es tan importante o más que publicar artículos en la prestigiosa revista Nature”.

Muy activo en las redes sociales, siguió el rastro de nuestra tormenta tropical Delta en 2005, narró cómo el temporal Klaus dejó una ola de 26 metros de altura a 22 millas de la costa de Santander y, habitualmente, tiene el constructivo hábito de ofrecer datos de carácter medioambiental. Gracias a él, mucha gente se enteró de las peculiaridades de la pardela cenicienta, elegida ave del año por Seo-Bird Life.

Esta semana estuvo en Lanzarote para informar de los riesgos que supondría perforar el lecho marino con una broca, a cincuenta kilómetros de la costa. “Todavía hay ciudadanos que piensan que en caso de vertido, podrían seguir consumiendo agua. De producirse, eso no sería así: el petróleo flota, pero contamina toda la columna de agua”, explicó.

El estudio ambiental “no contempla” la dependencia que tiene la isla de la desalación de agua marina para su abastecimiento y “tampoco aclara que la infraestructura para realizar el sondeo sea pequeña”. La empresa “ni siquiera ha asegurado la creación de puestos de empleo”, añade Gómez Cantero.

“Aunque Repsol actúe con su mejor tecnología en caso de vertido, la cercanía de la isla impediría hacerlo con éxito. No daría tiempo”, añade Gómez Cantero que recuerda también que los terremotos y las tormentas tropicales no son extraños para el territorio canario. “Una cosa son los desastres naturales y otra los desastres ambientales, tenemos margen de maniobra y debemos evitarlos”.

Ha propuesto dos líneas de actuación a la Oficina de Acción Global del Cabildo de Lanzarote. La primera: informar a los vecinos marroquíes y a toda la población extranjera que reside y visita Lanzarote, “y que aporta gran parte del PIB de Canarias”. La segunda: ofrecer datos irrefutables al Ministerio de Industria para que tome conciencia de la potencialidad real del riesgo que significan las perforaciones.

Un modelo insostenible  

Gómez Cantero basa su trabajo en la cautela, la sostenibilidad, la geoconservación y la seguridad humana, los cuatro principios fundamentales de la geoética. Esto significa que combate la Ley de Costas aprobada en solitario por el Ejecutivo de Rajoy (“Las manifestaciones a 300 metros de cualquiera de sus miembros, pero los edificios a 20 metros de las olas del mar”, criticó en su perfil de Facebook), la poco previsora construcción en barrancos y en cauces de ríos, la gestión de la extinción de incendios y, en general, “el modelo económico y político en el que vivimos, que otorga mucho poder a la empresa privada” y destruye el patrimonio natural.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s