¿Sigue existiendo la esclavitud en el siglo XXI?: La Trata de Personas

A pesar de que la esclavitud está prohibida en la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948;  hoy en día sigue existiendo bajo formas más sofisticadas, elaboradas y adaptadas al mundo globalizado. En la actualidad, millones de hombres, mujeres y niños son víctimas y sufren situaciones similares a la esclavitud de los siglos XVIII y XIX. Esta forma moderna de esclavitud es conocida como trata de personas o trata de seres humanos. La trata es una grave violación de derechos humanos y representa un delito tipificado tanto en el código penal de numerosos países como a nivel europeo e internacional.

Según un estudio de la Organización Internacional del Trabajo alrededor de 2,4 millones de individuos en el mundo son víctimas de la trata de personas y son sometidos a trabajos forzosos. Cerca de la mitad de ellos, un 43%, son explotados sexualmente, mientras que el 32% son explotados laboralmente y un 25% una mezcla de ambos. La mitad de las víctimas son menores de 18 años. Este fenómeno se basa en la utilización de las personas y en su degradación a objetos de múltiple uso.

La trata de personas y sus causas

Aunque no se refiere a un fenómeno nuevo, el término “trata de personas” es relativamente reciente y ha comenzado a emplearse a partir de los años 1990s. Por trata de personas, se entiende, según el Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños, que complementa la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional de 2000:

 

“La captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de  la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación… como mínimo, la explotación de la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos.”(Artículo 3 del Protocolo)

Elementos que definen la trata de personas

Las causas de la trata de personas son múltiples: la pobreza, inestabilidad política y social, altos índices de desempleo o precariedad laboral, falta de oportunidades educativas, limitada capacidad de acceso a los servicios sociales, problemas familiares como violencia doméstica y abuso sexual, discriminación, desigualdades sociales y económicas, la desestabilización y el desplazamiento de poblaciones, los conflictos y situaciones de crisis, así como la demanda de mano de obra, servicios y productos baratos.

El ciclo de la trata de personas: captación, transportación y explotación

Estas personas víctimas de tratos vejatorios son captadas a través de mentiras, engaños y amenazas; transportadas a través del uso de la fuerza son finalmente explotadas con diferentes propósitos, en la mayoría de los casos con fines económicos. La trata de personas es el tercer delito más lucrativo del mundo, después del tráfico de drogas y de armas. Es altamente lucrativo porque las personas pueden ser explotadas infinitamente hasta que el círculo de explotación y control pueda romperse. La principal característica de la trata de personas es la explotación constante de personas y el abuso de la vulnerabilidad de éstas. La trata no es un fenómeno aislado, se genera y se nutre de la globalización; por eso más que nunca la respuesta tiene que ir más allá del nivel nacional.

Ningún país se escapa de esta forma de esclavitud moderna que emplea las nuevas tecnologías. Internet y las redes sociales han servido a los tratantes para captar a posibles víctimas que, con la esperanza de una vida mejor, de un trabajo o de una propuesta de matrimonio aparentemente sincera, caen en las redes de delincuencia organizada. Por ello se necesita una respuesta coordinada y coherente incluyendo políticas sociales y de género.

¿Qué diferencias hay entre la trata de personas y el tráfico ilícito de migrantes?

En muchas ocasiones, y en especial en castellano debido a la similitud entre los términos, suele confundirse entre trata de personas (trafficking in human beings o human trafficking – en inglés) y tráfico ilícito de migrantes (smuggling of migrants). Ambos fenómenos están relacionados con la migración y entrañan el movimiento de seres humanos para obtener algún beneficio. Sin embargo, entre la trata de personas y el tráfico ilícito de migrantes hay tres diferencias esenciales y determinantes:

  1. Consentimiento: En el tráfico ilícito de migrantes, aunque suela realizarse en condiciones peligrosas o degradantes, los inmigrantes dan su consentimiento. Las víctimas de trata, nunca han consentido o, si lo hicieron inicialmente, ese consentimiento ha perdido su valor por la coacción, el engaño o el abuso posterior.
  2. Explotación: La finalidad de la trata se centra en la explotación de la persona y la finalidad del tráfico ilícito de migrantes consiste en el traslado de personas ilegalmente a través de fronteras.
  3. Transnacionalidad: El tráfico ilícito es siempre transnacional puesto que consiste en el cruce ilegal de fronteras. Por el contrario la trata puede tener carácter interno (de zonas rurales a la capital) o transnacional.  Por ello, el tráfico ilícito de migrantes consiste en un delito contra un Estado por cruzar ilegalmente las fronteras y la trata representa una grave violación de los derechos humanos por explotar y someter a las personas por un beneficio.

¿Qué se necesita en la lucha contra la trata de personas?

En primer lugar es importante tener en cuenta y respetar los derechos fundamentales que tienen las víctimas de trata como seres humanos. Es preciso un enfoque global contra la trata de personas que se centre en la prevención del delito, en la protección de las víctimas y en la penalización de los tratantes. Todo ello en cooperación y coordinación con las diferentes instituciones gubernamentales, las ONGs y las organizaciones internacionales. Como la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), etc. 

 

Estas son algunas de las claves para una lucha efectiva contra la trata de personas:

  1. Elaborar políticas basadas en los derechos humanos;
  2. Disponer de un marco legal integral que penalice el delito de trata de personas y ofrezca protección a las víctimas. Es necesario que los Estados ratifiquen el Protocolo de Naciones Unidas contra la trata de personas;
  3. Trabajar en coordinación y seguir un enfoque multidisciplinario. Por ejemplo,  numerosos países han puesto en marcha planes nacionales y se han creado grupos de trabajo multidisciplinarios con la participación de expertos, policía, personal de ONGs y de asociaciones de ayuda a las víctimas, jueces y fiscales;
  4. Luchar contra las causas del problema. Por ejemplo, generando oportunidades de migración regular;
  5. Fortalecer las capacidades institucionales a través de cursos y formación especializada;
  6. Investigar y evaluar las políticas y los programas para ver qué funciona y qué hay que mejorar;
  7. Fomentar la cooperación regional e internacional para una lucha común contra la trata de personas como indican los acuerdos internacionales y regionales como el Convenio del Consejo de Europa contra la Trata de Seres Humanos.

¿Qué puedes hacer tú contra la trata de personas?

1. ¡Interésate!

Lo primero es interesarse sobre el tema, leer sobre ello y comentarlo con las  personas de tu entorno. Más abajo encontrarás algunas páginas web en castellano y en inglés con información acerca de la trata de personas e informes sobre la situación en determinados países o sectores;

2. ¡No pases de largo!

En caso de que creas que puedes estar en contacto con un posible caso de víctima de trata, nunca intentes actuar por tu cuenta. Puede ser peligroso para ti y especialmente para la posible víctima que puede estar siendo vigilada. Por ello, lo mejor es que te pongas en contacto con instituciones especializadas como la policía u ONGs que ofrezcan asistencia a las víctimas de trata. En muchos países existen números de teléfono a nivel nacional o “hotlines” a las que puedes llamar. En España el número es: 900 191 010; 900 152 152 (Instituto de la Mujer; y en México es el 01 800 00 854 00 (Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y la Trata de Personas de la Procuraduría General de la Republica);

3. ¡Consume responsable!

También es importante informarse acerca de los productos que compras y saber si cumplen con los requisitos internacionales de producción y de trabajo digno. Muchos productos pueden estar fabricados por víctimas explotadas en trabajos o servicios forzados. Por ejemplo, puedes informarte en estas páginas web: http://www.ropalimpia.org/ ; http://www.buyresponsibly.org/ ;

4.    ¡Colabora!

También puedes colaborar con instituciones que luchan contra la trata. Hay numerosas ONGs en las que puedes contribuir. Más abajo encontrarás algunas páginas web de interés.

Importantes acuerdos europeos e internacionales contra la trata de personas

2000 Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños, que complementa la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional (Convención de Palermo).
2005 Convenio del Consejo de Europa sobre la Lucha contra la Trata de Seres Humanos.
2011 Directiva 2011/36/EU del Parlamento Europeo y del Consejo del 5 de abril de 2011 relativa a la prevención y la lucha contra la trata de seres humanos y a la protección de las victimas.

Páginas de interés (en inglés y en castellano):

Ésta es una explicación sin ánimo de lucro

 

¿Te gustan nuestras explicaciones? Tenemos mucho más x explicar

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos vía Email

by Eurídice Márquez

A Coruña (Spain) Graduated in Political Science with emphasis on International Relations and studied at the Universidad de Santiago de Compostela (Spain), Institut d’Etudes Politiques de Rennes (France) and at the Universidad de Granada (Spain). Master’s degree in European Studies of the Université Libre de Bruxelles (Belgium) and PhD candidate at the University of Vienna (Austria). She is currently writing her Dissertation on trafficking in human beings in the European Union.

Related Posts

La cultura del narco e…

Aunque nadie duda de que los amos…

Este vídeo cambiará tu…

Este vídeo muestra a varias chicas bailando…

22 fotografías sobreco…

En la actualidad, cerca de 215 millones…

+ EN SOCIAL MEDIA

SIGUENOS POR EMAIL

UNITED EXPLANATIONS ENGLISH

Don’t miss our explanations on our English site:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s