El trabajo infantil aumenta en Grecia

FUENTE

Muchos de estos infantes provienen de los vecinos países balcánicos y por lo general, son gitanos, añadió en vísperas de que se conmemore el Día Mundial contra el Trabajo Infantil.

“Son invisibles. Han desaparecido en un entorno social que tienen otras prioridades antes que proteger a los niños”, dijo la directora de la organización Red para los derechos de los niños, Myrsine Zorba.

Por las calles de Grecia mendigan miles de niños de los países balcánicos, pero además, cada vez más menores griegos intentan encontrar trabajo en tabernas y cafés. Según los medios, en un instituto en la península del Peloponeso casi tres cuartos de los alumnos tiene un trabajo temporal tras las clases. Bruselas pide otro apretón de tuercas

Por su parte, la Comisión Europea ha pedido este martes a Grecia que reanude la fracasada privatización de la empresa pública de gas (DEPA) “lo antes posible” por considerar que se trata de un “elemento crucial” del programa de ajuste económico al que está sujeto el país a cambio del rescate de la UE.

“El proceso de privatización de DEPA debe reanudarse lo antes posible para minimizar posibles efectos en los plazos y los ingresos de las privatizaciones”, ha dicho el portavoz de Asuntos Económicos, Simon O’Connor.

La erradicación del trabajo infantil sigue en la agenda mundial

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) proclamó en 2002 el 12 de junio como Día Mundial contra el Trabajo Infantil, para atraer la atención hacia el movimiento por prohibición del trabajo de niños, especialmente en sus formas como esclavitud, obras peligrosas, prostitución, pornografía infantil y actividades delictivas.

A este movimiento le dieron comienzo las conferencias de Ámsterdam y de Oslo de 1997, cuyos participantes plantearon la necesidad de desarrollar esfuerzos globales para liquidar ese fenómeno ominoso.

La OIT enfoca la lucha contra el trabajo infantil como parte inalienable del desarrollo económico y social de los Estados.

Según datos de esta organización, en el planeta se ven obligados a trabajar 215 millones de niños, de los que 115 millones se dedican a las peores actividades, incluida la prostitución.

El gran número de los menores de edad obligados a trabajar son consecuencia de una situación en que más de 5.000 millones de habitantes del planeta, o un 75% de la población global, no tienen protección social eficaz.

Muchos de tales niños no van a la escuela, casi no tienen tiempo para jugar, se subalimentan y están privados del cuidado necesario. Un 15,5 millones de menores se dedican a faenas domésticas, de los que un 52% hacen trabajo peligroso y un 47% todavía no han cumplido 14 años.

Los Estados miembros de la OIT se plantearon el objetivo de erradicar las peores formas del trabajo infantil hacia 2016, comprometiéndose a efectuar las respectivas reformas políticas y legislativas.

(Con información de DPA, RIA-Novosti y Europa Press

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s