La Policía destapa en un informe las mentiras de Francisco Camps

FUENTE

La Policía Nacional de Valencia ha remitido un oficio al juez que instruye el caso Noos, José Castro, para dar cuenta de las labores que los agentes llevaron a cabo durante la jornada del pasado 16 de noviembre para localizar a Francisco Camps y que declarara como testigo por los contratos que la administración pública valenciana concedió a Iñaki Urdangarin. Los agentes estuvieron por espacio de 20 minutos llamando a la puerta de su domicilio pero nadie abrió la puerta. Camps aseguró en las páginas de ABC que ese fin de semana no se movió de casa.

Primero lo intentaron en el teléfono en el número de móvil que el propio Francisco Camps dejó en el juzgado. Le llamó la secretaria judicial del juzgado de instrucción número tres de Palma y también la policía pero el expresident valenciano no cogió el teléfono y no respondió a los mensajes. El juez José Castro y el fiscal Pedro Horrach querían que prestara declaración el fin de semana del 15 de noviembre por escrito y en calidad de testigo por los contratos de la administración pública valenciana con Iñaki Urdangarin pero finalmente no hubo suerte.

Según el oficio, firmado por el jefe de la brigada de la policía judicial de Valencia, a las cinco de la tarde del sábado 16 de noviembre, los agentes recibieron la orden de ir a buscar a Camps a su domicilio. Allí “estuvieron llamando en repetidas ocasiones al timbre” sin obtener respuesta. Para evitar el error, los policías también llamaron a las dos puertas vecinas, cuyos inquilinos aseguraron que la vivienda contigua era la de Francisco Camps. “En el lugar se estuvo 20 minutos intentándolo reiteradamente y sin éxito”, concluye el informe. La policía deja en evidencia a Camps porque aseguró, después de la polémica, que estuvo en su casa todo el fin de semana.

El exdirector de Cacsa envenena la rama valenciana del caso Nóos

Jorge Vela, exdirector de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, la sociedad que participó en la contratación del Instituto Nóos para organizar tres jornadas de la Valencia Summit a cambio de 3,6 millones de euros ha entregado al juez Castro correos electrónicos para demostrar que el Ayuntamiento de Valencia y el conseller Gerardo Camps estaban encima de las negociaciones. El escrito presentado por los letrados de Vela señala que los contratos con Urdangarin “estaban cerrados a priori desde el primer convenio con un papel predominante del Ayuntamiento de Valencia” y que el interlocutor principal con el Instituto Nóos fue Jaume Mata.

Así se desprende de uno de los correos electrónicos en el que el asesor de la secretaría de eventos le dice a una responsable de Cacsa que “las directrices del conseller -supuestamente Gerardo Camps- fueron claras, hacer lo que haga el Ayuntamiento”. Y es que Valencia se perfilaba en los buenos años del Instituto Nóos como la tierra prometida de Iñaki Urdangarin que llegó a enviar una carta al entonces presidente, Francisco Camps, en la que aseguraba que quería convertir a Valencia “en el Davos del deporte y las ciudades, en la referencia mundial en la organización de grandes eventos deportivos”. Carta fechada en abril de 2004 y que también se ha incorporado ahora al sumario.

LUCÍA BOHÓRQUEZ / PEDRO JIMÉNEZ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s