Cuatro meses, 1.600 terremotos

FUENTE

En Torreperogil y Sabiote (Jaén) la tierra no para, se han llegado a registrar hasta 151 seísmos en un día. Algunos pasan inadvertidos, pero son muchos los que se sienten y crean alarma. Algunos vecinos han dormido en coches, se han refugiado en otros pueblos o pasan la noche en duermevela. Los expertos apuntan teorías, pero no hay nada definitivo. Hay quienes creen ver detrás una polémica técnica de sondeo de gas, el ‘fracking’.

Nadie sabe a ciencia cierta qué es lo que produce los terremotos sucesivos que mantienen en vilo a la población de la comarca jienense de La Loma desde el 20 de octubre pasado. Son cuatro meses de intranquilidad y desconcierto por la serie de sacudidas que se han instalado en la zona, en las poblaciones de Torreperogil y Sabiote. En una comarca que hasta ahora no estaba clasificada como sísmica, los más de 1.600 temblores registrados han alarmado a los vecinos y desconcertado a las autoridades, que han pedido y logrado la creación de un equipo multidisciplinar de expertos que ofrezca una tesis fiable.

De momento hay varias hipótesis sobre la mesa, aunque ninguna de ellas ha conseguido acabar con la intranquilidad que hay en las calles de estos dos pueblos jienenses. La Universidad de Navarra y el CSIC, en una hipótesis elaborada por los geólogos Antonio Aretxabala y Miguel de las Doblas, coinciden en que la causa puede ser la alternancia de periodos de lluvia y sequía, que provocan cambios bruscos en la presión ejercida sobre el suelo. El sismólogo José Antonio Peláez, de la Universidad de Jaén, opina que es debido a la existencia de una falla sobre la que se asienta la zona que provoca los movimientos.

Tocar el tema en cualquier esquina de Torreperogil es alimentar un debate en el que todos tienen algo que decir. “Nos hemos convertido en expertos sismógrafos, aquí ya sabemos decir si el terremoto ha sido de dos grados o ha pasado de tres”, dicen. Es tal la familiaridad que siente la gente de esta población que los temblores han sido la estrella en los carnavales de este año. Las chirigotas han utilizado la sorna para burlar el miedo que muchos dicen sentir. “Nos hemos inventado un nombre, en lugar de Torreperogil, somos Torremoto”, dice Dolores López Hervás, presidenta de la asociación de vecinos María Lejárrega, la más numerosa de la localidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s