Los Mossos mantan a un empresario con puñetazos de distracción.

FUENTE

Barcelona. (Redacción/agencias).- La titular del Juzgado de Instrucción 20 de Barcelona, Eva Moltó, ha decidido acceder a la petición de medidas cautelares de la Fiscalía, la acusación particular y la acusación popular y ha ordenado que los ocho mossos imputados por el llamado caso Raval se presenten cada 15 días ante el juzgado al considerar que hay posibilidad de que eludan la acción de la justicia.

El último de los mossos imputados por la muerte de Juan Andrés Benítez que ha declarado este miércoles ha admitido ante la juez que propinó puñetazos “de distracción” al empresario, pero no en la cabeza, sino en el costado, y ha alegado que las patadas que dirigió a la víctima durante la reducción eran para apartar a una compañera. Según un informe de la Policía Nacional, el agente propinó cinco puñetazos en la cabeza a la víctima. Además, ha argumentado que esos puñetazos eran meros “golpes de distracción“, previstos en las técnicas y protocolos policiales, y prueba de ello es que, pese a ser diestro, los propinó con el brazo izquierdo, con el que tiene menos fuerza.

Precisamente, el lugar en el que impactaron esos cinco puñetazos es uno de los detalles del informe de la Policía Nacional que el Departamento de Interior puso en cuestión, ya que según la versión de la consellería esos golpes no se dirigieron a la cabeza sino al tronco de la víctima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s