FUENTE

Antes de empezar vamos a dejar las cosas claras y así nadie se sentirá ofendido…

Axioma 1.
“Este no es un sesudo artículo donde se juzgue si la “Sanidad Privada” es mejor que la “Sanidad Pública” o viceversa en términos de eficiencia empresarial y/o complejas teorías macroeconómicas”. Eso se lo dejamos a otras personas (“molt sabudes”, por cierto) que por fortuna o por desgracia no se enfrentan día si y día también al devenir de un Sistema Sanitario.

Axioma 2.
“El fin último que persigue la “Sanidad Pública” es (o debería ser), dar el mejor servicio posible a la mayor cantidad de población posible, optimizando los recursos disponibles de la mejor manera posible. Para la “Sanidad Privada”, como empresa, este fin no es otro que obtener beneficios económicos y repartirlos entre sus accionistas”. Ambos fines, eso si, son igual de válidos, lícitos y respetables.

Axioma 3.
“Solo existen dos tipos de Gestión Sanitaria: La Buena y la Mala”. Todo lo demás es mentira. Y los Reyes son los padres ¿Está claro?

 

Hablar de la política sanitaria del gobierno del PP en la Comunidad Valenciana durante todos estos años es, inevitablemente, hablar del “Modelo Alzira”. Como bien sabrán, el Hospital de la Ribera fue el primer Hospital del estado español (¿esto hay que ponerlo en mayúsculas?) en régimen de concesión administrativa. La gestión del Hospital, inscrito en un área sanitaria de aproximadamente 250.000 habitantes, fue adjudicada para su explotación por un período en un principio de 10 años a un grupo de empresas privadas que conformaron la UTE Ribera Salud, compuestas a saber por: Adeslas 51%, Bancaja y CAM (ay! la CAM) 45%, ACS – Dragados 2% y Lubasa 2%. Tras finalizar este periodo el hospital revertiría al sector público…

No deja de ser curioso ver a conocidas empresas del ramo “ladrillero” jugando a “médicos y enfermeras”. No criticamos esta estrategia de diversificación empresarial, todo lo contrario, más bien les recomendaríamos que se dedicaran a mejorar su verdadera competencia, léase la construcción. Así, el Hospital de Alzira costó la friolera de 72 millones…frente a los 41 millones presupuestados en un principio. Pues empezamos bien, dirán ustedes…pues eso digo yo.

El modelo que iba a regir los destinos del nuevo hospital fue el del “pago capitativo” frente al “pago por procesos”. El pago capitativo (el corrector del Word insiste en poner “caritativo”, será cachondo…) consiste en que el Gobierno pacta con la UTE una cantidad a pagar por cada habitante del área de salud y por año, sin importar el uso que haga ese habitante del servicio prestado…¡como si no lo usa nunca!

El concepto “capitativo” sale más “económico” que el del “pago por procesos” (donde se paga por cada actividad realizada sobre el paciente, siendo una tasa acumulativa), y se presta menos al fraude, esto es, cuando la empresa privada hincha las estadísticas de procesos realizados con el fin de ganar más dinerito. En ocasiones estos procesos incluso llegan a no realizarse realmente. A nivel del laboratorio clínico a esta práctica se le conoce como “sink testing” (de “sink”: fregadero, vayan pensado mal y acertarán). De hecho en los EEUU (no mentaremos como está el patio de la Sanidad por aquellas tierras porque con la “terreta” ya tenemos más que suficiente) hay un chorro de sentencias judiciales a tal efecto con indemnizaciones archimillonarias de por medio.

Ahora es cuando ustedes, lectores sagaces, piensan ¿y acaso no hay fraude en el “pago capitativo”? Total a mí como empresa me van a pagar la misma cantidad al año por todos y cada uno de los habitantes del área de salud, sin importar si vengan o no al hospital…lo que interesa es que ¡no vengan! O que cuando vengan, hagan el menor gasto posible…Y es cuando yo contesto: pues algo hay de eso. Volveremos al tema más adelante…

Entrada principal del hospital de Alzira. El personal de recepción, siempre deseoso de agradar y presto a atender a los enfermos cabrones que vienen ahí a joder el balance de cuentas

Lo que está claro es que ambas fórmulas se prestan al “mangoneo”, o bien por exceso (“procesos”) o bien por defecto (“capitativo”). Como siempre y como todo en esta vida hay que fiarse de la profesionalidad de la empresa proveedora de servicios. No hay otra.

Volvamos a Alzira. El Hospital se inaugura el 1 de enero de 1999 y se fija una cantidad de 204 euros por habitante y año para el área de salud (47 millones de euros) a cobrar por la UTE sin importar si se usan o no los servicios del Hospital (¡que no los usen, por favor!). Aun con todo, el PP, en plan “estrenas navideñas de aquel tío al que nunca veías el pelo pero te soltaba un billete de cinco mil pesetas para curar su conciencia”, engrosa el censo unos 11.000 habitantes y por tanto el montante anual en 2,4 millones de euros más. No está mal un empujoncito para empezar.

La cosa no carbura. De 1999 a 2002, el Hospital reconoce pérdidas de 5,24 millones de euros. El pago capitativo había subido a 225 euros por habitante y año (52,2 millones de euros al año). El experimento patina que da gusto y surgen las primeras dudas sobre la viabilidad del modelo. De hecho, Caixa Carlet, participe de la UTE en un porcentaje ínfimo, quiebra miserablemente tras no poder asumir las pérdidas reales del proyecto y es fagocitada por Bancaixa. En la Consellería se niegan a dejar caer el “juguete” (¡Jamás! ¡Quina vergonya, en lo bonico que estava quedant!) Es cuando empiezan los experimentos de “ingeniería médico – financiera” o para entendernos el “así cualquiera, chato”…

Se le concede la potestad al Hospital de atender a ciudadanos de fuera del área sanitaria y que no constan en el censo. En estos casos el Hospital de La Ribera podría cobrar “por procesos” (más beneficioso para la UTE) en lugar de por “pago capitativo” (lo que se había firmado en el contrato). Alzira ve un “nicho de oportunidad” en el tema de los partos. Dispone a tal efecto de una legión de anestesistas dispuestos a poner la epidural a toda mujer que vaya dar a luz a su Hospital y así ahorrar un dolor que a día de hoy, en el 2011, tiene cojones que tenga que sufrirlo una mujer en un país mínimamente civilizado. La Consellería colabora con la idea de “Ven a parir a Alzira” y hace todo lo posible para que en otros hospitales de la “contornà” (Alcoy, Xàtiva, Ontinyent, Gandía) encontrar a un anestesista para poner una epidural sea más difícil que ver a Ricardo Costa vestido del Zara. ¡A parir a Alzira se ha dicho! Mientras que el incremento de “alumbramientos” atendidos en el resto de Hospitales Públicos de la Agencia Valenciana de Salud fue del 0,7, en Alzira ¡¡aumentó un 37%!! La de xiquets de La Ribera que tenim ara! (Nota del pago por procesos: Alzira cobraba por aquel entonces a estos pacientes, perdón, más bien a sus hospitales de origen, 2.566 Euros por parto con cesárea y 1.202 por parto normal).

A todo esto, les recuerdo que, hasta hace bien poquito, los Hospitales Públicos de la Comunidad Valenciana tenían prohibido pasarse cargos por aquellos pacientes que atienden de fuera de sus áreas. Ejemplo: Soy de Xeraco, me toca el Hospital de Gandía, pero me tienen que hacer unas pruebas en La Fe. La Fe no pasa factura por ello, pues se entiende que la Agencia Valenciana de Salut es una “CAJA COMÚN” y las gallinas que entran por las que salen. ¿Entienden? Volveremos a este tema más adelante

Siguen los ejercicios de “ingeniería”: Se factura 1 millón de euros (díganlo con el meñique apoyado en el labio inferior en plan Doctor Maligno) por atención a salud mental (aspecto que ya estaba dentro del “pago capitativo” y que por lo tanto no debería haber sido facturado). La desfachatez continúa…se factura 1,7 millones de euros (por favor, el meñique al labio inferior) por atención a pacientes del área de salud que estaban en lista de espera en la fecha de inauguración del Hospital. ¡Antes de mí, El Caos!

Pero cuando ya crees que lo has visto todo, esta Comunitat, la Comunitat de “tochs”, nos demuestra que a un valenciano a cara dura, a jeta como el cemento armado, a ser un auténtico cabrón que mientras te sodomiza vilmente te pone la mejor de las sonrisas mientras te canta el pasodoble “Valencia” y te ofrece un gotet d´orxata i fartons…no nos gana nadie. Vista la caída en picado del “experimento” la Consellería rescinde el contrato y convoca un nuevo concurso (algo así como “aspera que açó era una prova…ara voràs, la mateixa pero carregaeta de bombo”). Reproducimos el diálogo hipotético del asunto:

Conselleria: Vamos a ver, ¿cuál es el problema de que el Hospital pierda pasta, chicos? ¡Si os lo he puesto a huevo! ¡Si el Concurso Público me lo dictásteis vosotros palabra por palabra!
UTE: Snif, snif…¡todo es culpa de la Atención Primaria! ¡Esos ambulatorios de mierda, que no tienen ni puta idea y nos llenan el Hospital de enfermos! ¡Habrase visto, decirle a la gente que está enferma y que tienen que venir al Hospital! ¡Como si esto fuera un…un Hospital!
Conselleria: Secaros esas lágrimas, chicos. A ver si lo entiendo…lo que pasa es que no tenéis un auténtico control de la demanda ¿verdad? Esos de Primaria no saben hacer la O con un canuto…y vosotros lo haríais mucho mejor…¿no?, ¿es eso?
UTE: ¡Claro, claro!
Conselleria: Eso lo arreglo yo “per la mare que m´ha parit” que para eso tengo el DOGV. No patiu, no patiu…
UTE: Snif, snif…¡Y sube el “capitativo” porfa!

El Conseller, ufano: “Mirad qué apañá me ha quedado la legislación ad hoc para favorecer al Hospital de Alzira todo lo que haga falta”

Dicho y hecho. En el nuevo concurso se privatiza la gestión de la Atención Primaria de la zona (13 centros de Salud). Ahora el Hospital tendría el auténtico control de la demanda. Pero no acaba todo ahí. Al extinguirse el contrato, la Conselleria estaba obligada por contrato a “rescatar el hospital” y abonar a la UTE el importe de la inversión realizada. 44 milloncejos de euros de nada. En 2003, eso supone el 40% de la inversión que Consellería tenía prevista para nuevos centros públicos.

Esperen, esperen…no rompan el teclado de su PC todavía o no derramen el cubata de Cacique – Cola sobre su metrosexual portátil Mac. A pesar de que en el contrato ni figuraba en ningún apartado el concepto de “Lucro Cesante”, la Consellería le suelta a la empresa 25 millones de euros (si tienen valor llévense el meñique al labio inferior) como “indemnización para cubrir el lucro cesante por los 6 años que quedaban”. ¿Pero no habíamos quedado que se perdía dinero? En lugar de lucro cesante, debería haberse llamado “quiebra cesante”. ¿Aun tienen esfuerzos para algo más? De premio final de consolación, les soltaron 44 millones de euros por los activos que quedaban por amortizar (un 60% quedaba). El Tribunal de Cuentas o Síndic de Comptes puso el grito en el cielo…pero como siempre no le hizo caso ni su madre. Ni que decir tiene que el nuevo concurso se lo vuelve a llevar, a ver si lo adivinan, ¡sí!, ¡la UTE Ribera Salud!. Y en esas estamos…el “pago capitativo” actual ronda los 400 euros. Y se ha prolongado el período de concesión a 15 años.

NOTA: El pago capitativo que Alzira recibe anualmente es total y absolutamente improrrogable por la Consellería. Es decir, esta última tiene que pagar religiosamente a la UTE cada año, sin demora. A diferencia del 99% de proveedores de material sanitario que ni por asomo cobrarán sus facturas antes de dos años vista, la UTE debe cobrar su parte en tiempo y forma, llueva o truene.

La pregunta que se estará haciendo el lector en estos momentos será ¿pero ahora ganan dinero? Ya se lo digo yo: ¡A cabaços! (3,1 millones de euros de beneficios en 2007) ¿Entonces dónde esta el problema? El problema está en “cómo” lo hacen…Explicaremos las curiosas medidas sanitario – económicas que Alzira practica y/o derechos adquiridos adicionales “por que yo lo valgo” en la próxima entrega, que llevará por título “O follamos todos o tiramos la puta al río”.

En el próximo capítulo: ¿Sabía usted que la UTE del Hospital de Alzira no asume los gastos de la prestación farmacéutica de toda el área? ¿Sabía usted que este capítulo representa el 30% del presupuesto anual de la Consellería de Sanitat? ¿Sabía usted que la UTE del Hospital de Alzira tampoco asume los gastos del transporte sanitario (ambulancias), ni la oxigenoterapia, ni las prótesis ortopédicas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s