Anonymous filtra informes del ‘CNI catalán’ sobre la actividad ‘on line’ de activistas y periodistas

FUENTE

El colectivo catalán de Anonymous filtró en la tarde del domingo una treintena de documentos presuntamente elaborados por los Mossos d’Esquadra en colaboración con el Centre de Seguretat de la Informació de Catalunya (CESICAT), una fundación creada por el Tripartito catalán de ERC, PSC e ICV en 2009. Estos informes dan cuenta del seguimiento realizado a través de Internet y redes sociales de activistas, organizaciones sociales, políticas y sindicales, medios de comunicación y periodistas.

Los 38 documentos filtrados (consúltelos aquí) han sido elaborados durante el mes de mayo de 2012 y se refieren a distintas campañas y movilizaciones que tuvieron lugar en esas fechas. Entre ellas se encuentra el primer aniversario del 15-M, las campañas contra Bankia y La Caixa, las protestas contra la cumbre del BCE en Barcelona o la manifestación del 1 de mayo. Estos informes contienen fundamentalmente enlaces de páginas web y redes sociales como Facebook, Youtube, Twitter, fotos y estadísticas de diferentes hashtags, así como quien fue el primer usuario que lo creo.

Según recogen los propios documentos, los coordinadores de esta actividad habrían sido dos miembros de la fundación CESICAT en colaboración con otros dos trabajadores de la empresa privada TB Security, socia estratégica de CESICAT desde su creación.

En la información recogida en estas páginas hay fundamentalmente un seguimiento a cuentas de Twitter, entre las que destacan la de la activista y periodista Esther Vivas, el periódico catalán La Directa, el 15-M catalán Acampadabcn, CGT Catalunya, Izquierda Anticapitalista y Revolta Global, la organización de la esquerra independentista Endavant OSAN, el periodista Albert Martínez o el activista @Hibai_. También se incluye la cuenta de David Fernández, periodista de La Directa y actualmente diputado en el Parlament de Catalunya por la Candidatura d’Unitat Popular.

Otros medios de comunicación que estaban siendo espiados eran el quincenal El Accent , la agencia de noticias Sirio, el periódico madrileño Diagonal y el observatorio crítico de medios de comunicación Mèdia.cat. El periodista Manu Simarro, el fotoperiodista de Nación Digital Jordi Borràs , la redactora de Cadena Ser Anna Punsí o el documentalista Aritz Cirbian son otros de los profesionales que aparecen en estas páginas.

Los documentos, titulados con las siglas CME (Cos dels Mossos d’Esquadra), incluyen diferentes infografías en las que se recogen la evolución, así como los picos de máxima difusión, de las etiquetas de Twitter que tenían controladas. Además, hacen una selección de algunos de los tuits más populares relacionados con las distintas campañas. Así, una de las cuentas más citadas por los documentos es la de La Directa, descrita en diversas ocasiones como de las más activas.

 

Estas revelaciones llegan justo cuando el escándalo del espionaje de Estados Unidos se encuentra en plena ebullición y en el centro del debate político nacional e internacional. Este mismo lunes el secretario de Estado para la UE, Iñigo Méndez de Vigo, ha trasladado hoy al embajador de Estados Unidos en Madrid, James Costos, su “preocupación” por el supuesto espionaje de su país a España, unas prácticas que, de ser ciertas, serían “impropias e inaceptables entre socios y países amigos”.

Rápidamente, la noticia ha provocado críticas contra el CESICAT y acusaciones de haber estado violando la privacidad de las personas de forma ilegal. Una de las víctimas de este seguimiento, Esther Vivas, colaboradora Público, ha escrito en su blog: “A menos Estado social, más Estado penal y punitivo. Hoy luchar contra los desahucios, los despidos, los recortes en sanidad y educación, los CIEs… es tipificado, por lo que vemos, de delincuencia y, por lo tanto, susceptible de ser espiado, denunciado y penado”.

Junto al comunicado, el colectivo catalán de Anonymous ha publicado un vídeo reivindicando la filtración y explicando la información obtenida en los citados documentos.

El CNI particular de la Generalitat

El CESICAT nació el 17 de marzo de 2009, bajo la segunda legislatura del Tripartito. Como recuerda el comunicado publicado por Anonymus, el principal objetivo de esta entidad es proteger a la Administración catalana de las ciberamenazas, cuyas competencias están atribuidas exclusivamente al Ministerio de Defensa a través del Centro Criptológico Nacional-CCN, organismo que forma parte del CNI. Está configurada como una fundación, en cuyo patronato está se encuentra La Caixa y su presidente es Carles Flamerich, director general de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información de la Generalitat de Catalunya. Sus dependencias se encuentran en la localidad de Reus, en la provincia de Tarragona.

En su página web, el propio CESICAT se define como un “organismo ejecutor del plan nacional de impulso de la seguridad TIC“, cuya misión es “garantizar una Sociedad de la Información Segura para todos en Catalunya, operando como herramienta para la generación de un tejido empresarial catalán de aplicaciones y servicios de seguridad TIC que sea referente nacional e internacional”. Así, los objetivos estratégicos de este plan son “ejecutar la estrategia nacional de seguridad TIC establecida por el Gobierno de la Generalitat, el apoyo a la protección de las infraestructuras críticas TIC nacionales, y la promoción de un tejido empresarial catalán sólido en seguridad TIC”. Y, dentro de este amplio plan, el CESICAT actúa “como entidad auxiliar e instrumental del gobierno de la Generalitat y de los entes que la componen”.

Sin embargo, la información que recogen los informes sin duda pertenece al ámbito de la seguridad interna. Pero ni Estatuto catalán ni la Constitución otorgan dichas competencias a las comunidades autónomas, quedando éstas restringidas únicamente en el Ministerio de Defensa, como recogía la Estrategia Española de Seguridad, aprobada por el Consejo de Ministros del pasado 24 de junio de 2011. Dicho comunicado también recuerda que el CESICAT, “entre otras instituciones de la seguridad catalana, lo inspiró Miquel Sellarès, primer director de la policía autonómica catalana y responsable del polémico informe que indicaba la ideología de los principales periodistas catalanes, cuando éste era secretario de comunicación bajo el primer Gobierno de Pasqual Maragall”.

Gestiona una licitación plurianual de la Dirección General de Telecomunicaciones y Sociedad de la información por valor de 3.156.969,19 euros para la ejecución de los servicios determinados en el Plan Nacional de impulso de la Seguridad TIC. En este sentido, Anonymous denuncia que “son muchas las voces que apuntan a una grave malversación y a un proceso irregular en las adjudicaciones” y exige que “se investigue la violación de derechos y la corrupción a la que nos tiene acostumbrados la clase política catalana, que dispone de un cuerpo como la STASI exclusivamente a su servicio”.

Por estas razones, los hackers catalanes afirman que sus revelaciones demuestran que “el ente actúa en Internet coartando la libertad de expresión de ciudadanos, pero además sin tener competencias investigan actividades y realizan bases de datos no sujetas a regulación por un organismo controlador como la Agencia de Protección de Datos, una actividad que demuestra cómo el Gobierno de Mas y ERC no tienen el más mínimo respeto por la ciudadanía, ni por sus datos personales ni por su vida como hemos visto lamentablemente en las últimas horas”.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s