El Castor era innecesario: ya hay cuatro almacenes en España y la demanda de gas no repuntará en 10 años

Lo confirman todos los expertos del sector energético español: el almacén estratégico de gas del Castor no es necesario ahora ni lo será en la próxima década.

Cuando en 2002, el Gobierno de José María Aznarhizo la planificación de un país con altísima dependencia energética del exterior y que crecía a más del 4% cada año, un nuevo reservorio de gas para posibles contingencias tenía todo el sentido.

 

Era tan descomunal la demanda eléctrica en los años de bonanza que España se llenó de centrales de ciclo combinado (utilizan el gas para producir electricidad) en paralelo al progresivo desarrollo de las energías renovables. Consumían tanto gas estas centrales y el sector industrial español que, en aquel momento, era recomendable tener gas reservado en almacenes estratégicos por si un conflicto con Argelia o en Oriente Medio cerraba el grifo y nos quedábamos sin tan valiosa materia prima energética.

 

Pero todo ha cambiado radicalmente: La demanda de gas sigue en caída libre (un 9,3% en lo que va de 2013), según el operador Enagás, y los ciclos combinados están bajo mínimos. Estas centrales, que en 2008 consumían el 42% de toda la demanda de gas nacional, en 2013 sólo representarán un 17%.

 

La crisis económica y el consiguiente parón industrial, el imparable auge de las renovables (sobre todo el eólico, que hay días que aporta más del 50% de electricidad al mix) y el mayor peso de las centrales térmicas de carbón en el sistema han dejado fuera de juego a los ciclos combinados (Iberdrola ya ha anunciado el cierre de una planta).

 

Nada será igual que antes y los ciclos nunca volverán a consumir, ni por asomo, el gas que en su día necesitaron, porque el peso de las renovables les está desplazando del sistema eléctrico.

 

Según las estimaciones del sector, la demanda de gas para generación de electricidad ha caído más de un 42% desde 2008, con lo que se ha revisado la planificación hasta 2020.

 

Pero no solo es el horizonte de demanda de gas lo que no recomienda ahora poner en marcha el Castor, sino que el hecho de que España ya disponga de cuatro almacenes de gas estratégicos para afrontar situaciones de crisis de suministro hace innecesario, incluso con la llegada de la recuperación económica, la entrada en funcionamiento de otro reservorio.

 

“Con los almacenes de Yela, Gaviota, Serrablo y Marismas, España tiene más que suficiente para afrontar cualquier tipo de crisis internacional”, destacan estas fuentes, que añaden que “en los años de bonanza, la generación eléctrica de gas se llevaba más del 40% de toda la demanda, de forma que era tan grande la dependencia del sistema eléctrico del sector del gas que convenía contar con gas almacenado para situaciones de crisis. Pero ahora, las renovables tienen tanto peso que los ciclos combinados cada vez pesarán menos en el mix”.

 

Con los actuales cuatro almacenes estratégicos, el sistema cumple la legislación vigente de contar con gas almacenado suficiente para afrontar el corte total del suministro externo por 21 días.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s