Científicos alertan del riesgo de explosiones de gas en el entorno del Proyecto Castor

FUENTE

Según un informe elaborado por un experto del Instituto de Geociencias de Madrid ( IGEO), que depende del CSIC y la Universidad Complutense de Madrid al que se refería la cadena SER, como consecuencia del aumento e intensidad de los terremotos del Delta del Ebro, el techo de la bolsa de gas inyectada por el proyecto Castor también podría romperse, lo que provocaría una fuga masiva de gas al exterior y, como el metano es muy inflamable, existe riesgo de explosión.

El informe elaborado por el geólogo Miguel de las Doblas en colaboración con Antonio Jesús Galindo, experto en Navegación Marítima, explica que un posible escape, en caso de producirse cerca de la plataforma, podría ser peligroso. En declaraciones a la SER, Doblas apunta que “si sale el gas en la zona alrededor de la plataforma marina del proyecto Castor y hay actividad ahí, cualquier mínimo roce o una chispa de alguna máquina máquina podría provocar una catástrofe”.

El geólogo aconseja al Gobierno que desaloje la plataforma del proyecto Castor ante el riesgo de explosión del gas que se inyectó en el subsuelo marino ante el aumento de la actividad sísmica de esta zona. Ecologistas en Acción se hacía eco de este informe y advertía que una fuga de metano de la bolsa subterránea podría acarrear nefastas consecuencias, como la explosión de la propia plataforma.

Según explica el documento del Instituto de Geonciencias de Madrid, los terremotos producidos por la propia eyección de gas podría fisurar y terminar de romper parte del techo del almacén de gas, lo que provocaría que el gas natural escapara de forma violenta. De igual modo, advierte que los trabajos que se han desarrollado en el subsuelo de la zona desde hace años (vaciado de hidrocarburos, rellenado con agua de mar, vaciado para rellenar con gas comprimido, etc.) pueden haber influido en la existencia de fracturas o fisuras, lo que unido a los movimientos sísmicos podría provocar el mencionado escape.

En caso de escape, advierte el documento que probablemente aparecerían muchas especies marinas muertas y habría un enorme riesgo de explosiones si el gas entra en contacto con algun foco de fuego.

El Gobierno ha encargado a un grupo de científicos que analice el impacto de la instalación submarina de inyección de gas, ya que desde que comenzó a funcionar se han registrado más de 500 terremotos en la zona del Delta del Ebro, entre las provincias de Tarragona y Castellón.

El pasado 26 de septiembre, el Gobierno paralizó el proyecto Castor, cuando los seísmos sobrepasaron la barrera de la magnitud 3 en la escala de Ritchter, y está a la espera del informe de la comisión para decidir si la paralización es definitiva

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s