Fabra considera que el Castor es una infraestrutura al servicio de la sociedad pese a los seismo que provoca.

FUENTE

AGENCIAS 01.10.2013 – 21:15h

Los vecinos de varias localidades costeras de Tarragona y Castellón han sufrido en los últimos 15 días más de 300 movimientos sísmicos, la mayoría de baja intensidad, con origen en el Golfo de Valencia, en el entorno del almacén subterráneo de gas natural Castor, situado frente a las costas de la localidad de Vinaròs (Castellón), que podría estar detrás de estos movimientos telúricos.

Solo este martes han sentido más de 20 seísmos, uno de ellos de 4,2 grados de magnitud, el mayor hasta la fecha, según datos del Instituto Geográfico Nacional (IGN).

Por ello, técnicos del Ministerio de Industria van a examinar este miércoles las instalaciones del proyector Castor para investigar las posibles incidencias de la actividad en los seísmos registrados, según han anunciado los alcaldes de Vinaròs, Benicarló y Peñíscola.

Por su parte, vecinos de la zona, así como expertos como el presidente del Colegio Oficial de Geólogos de España, relacionan al auge de esta actividad sísmica con la inyección de gas que ha tenido lugar en ese almacén submarino, situado a 21 kilómetros de la costa, en las últimas fechas.

 

El denominado proyecto Castor, que cuenta con una inversión de 1.200 millones de euros, trata de aprovechar un antiguo pozo petrolífero a 1.750 metros de profundidad bajo el nivel del mar para almacenar, y luego suministrar, hasta un tercio de la demanda de gas del sistema durante 50 días.

Según la empresa, desde el día 16 de septiembre, fecha en la que se concluyó la inyección de gas colchón programada hasta la fecha, sigue paralizada la actividad de inyección de gas en el almacén en estricto cumplimiento de las órdenes del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, que decretó el 26 de septiembre la paralización temporal de esta actividad.

La empresa Escal UGS, que gestiona el almacén subterráneo de gas natural Castor, ha afirmado que la planta “está en perfectas condiciones” y “todo el personal sigue en sus puestos de trabajo garantizando la seguridad”. Siempre según el comunicado de la empresa, todo el proceso “se ha realizado siguiendo los controles y normativa existente en este tipo de almacenamientos subterráneos”.

Activado el plan de riesgo sísmico

El ministro de Industria, José Manuel Soria, ha asegurado que tiene “la constancia” de que el almacenamiento subterráneo de gas Castor, cuenta con todos los estudios necesarios, pero que su departamento lo está estudiando.

De momento, la Generalitat Valenciana ha activado el plan de riesgo sísmico en tres municipios: Peñiscola, Vinaròs y Benicarló. Protección Civil no ve probable un terremoto que provoque daños en los edificios. Mientras, la Generalitat catalana recabará información sobre el origen de los movimientos sísmicos y asegura que se reservan la posibilidad de actuar legalmente.

Antes, el delegado de la Generalitat en las Terres de l’Ebre, Xavier Pallarés, en declaraciones a RAC 1, apuntaba a que “la gente de Castor no ha hecho caso al Ministerio y ha extraído gas o bien que el almacén no cumple las características y hay poros por donde se escapa el gas“. A juicio de Pallarés, en el origen de los movimientos sísmicos “puede haber una negligencia o simplemente que la presión de las rocas no ha aguantado todo el gas que se inyectó”.

Los expertos alertan de más seísmos

Este martes, el presidente del Colegio Oficial de Geólogos de España, Luis Eugenio Suárez, ha asegurado en Radio 5 que “hay una relación clara” entre el proyecto Castor de almacenamiento de gas y los seísmos que se suceden en Tarragona y Castellón. “Lo que está ocurriendo, desde nuestro punto de vista, está ocurriendo una sismicidad inducida, algo que ocurre también cuando se está construyendo un pantano o se aplica el fracking“. Por eso le ha parecido correcta la orden del Ministerio de Industria de suspender la actividad.

El pasado lunes, el vocal del Colegio del Colegio de Geógrafos de España Jonathan Gómez Cantero aseguraba, en declaraciones a Efe, que nos encontramos ante una situación “no controlada” por lo que es necesario “mantener la alerta”. Estos movimientos sísmicos podrían tener consecuencias en la zona y, según Gómez Cantero, afectar a la costa y al fondo marino, donde se pueden producir “deslizamientos submarinos”, ya que además la zona es propensa a este tipo de fenómenos geológicos debido a la proximidad con el delta del Ebro, donde el terreno es arcilloso y a la naturaleza kárstica del entorno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s