El documento de la reforma de las pensiones que oculta el Gobierno

FUENTE

Existe cierta desazón entre los agentes sociales porque el Gobierno les está ocultando datos sobre la reforma de las pensiones. Hasta el momento, les ha remitido un dossier con siete folios en los que se recogen las líneas generales del anteproyecto, pero no el impacto que va a tener sobre la cuantía de las prestaciones. Éste figura en otro documento que la ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha decidido no revelar por ahora a los miembros del Pacto de Toledo.

El informe, de unos 25 folios, incluye una serie de tablas y gráficos que ponen en contraste la fórmula elegida por el Gobierno y la que proponía el comité de expertos al que el propio presidente del Ejecutivo encargó el diseño de la reforma. Gira sobre dos ejes: el primero, muy de Rajoy, crea un factor que ajusta la cuantía de las pensiones a la esperanza de vida, lo cual conducirá irremisiblemente a una devaluación de éstas, pero aleja su implantación de cualquier cita electoral. El segundo, también muy de Rajoy, crea un factor para revisar las pensiones año a año en función de los ingresos y los gastos del sistema, como le pedían los expertos y la Comisión Europea, pero sin ligarlo del todo del IPC, ya que impone un suelo en la revalorización (0,25%), así como un techo (IPC más 0,25%). Es decir, que cumple con todos sin cumplir con nadie más que con su calendario electoral.

La clave está en la página 15 del documento todavía oculto. En él figura una tabla con una simulación de cómo se revalorizarán anualmente las pensiones según el modelo ideado por el Gobierno, y cómo lo harían si se hiciera caso a los expertos. Hemos elaborado el gráfico adjunto con dicha tabla.

 

 

Si el lector no se fija mucho parece que el modelo elegido por Rajoy nos libra de tres años de caída abrupta de las pensiones, y después lo compensa con un incremento más paulatino en los años en los que supuestamente la economía se recuperará.

Sin embargo, de una lectura más detenida de la evolución, se desprende que el Gobierno no contempla subir las pensiones más de un 0,25% durante 2013, 2014, 2015, 2016, 2017, 2018 y 2019. En un alarde de generosidad con la tercera edad plantea que las prestaciones suban en 2020 ¡un 0,4%! Y en 2021 ¡un 1,1%! Ya en 2022 se podría estirar a un 1,65%. Mientras tanto, los precios, según las previsiones del Gobierno, subirán entre un 1,6% y un 1,8% cada año de aquí a 2016. Posteriormente a esa fecha, si la economía sigue al alza, la  presión de la inflación será mayor. Por tanto, la pérdida de poder adquisitivo de los pensionistas es evidente y notable.

Esta simulación permite al presidente cuadrar el círculo de sus compromisos: es verdad que, como prometió a sus electores, no va a congelar las pensiones y van a tener cierta relación con el coste de la vida, pero para compensar a sus socios europeos, las prestaciones van a ser revalorizadas al mínimo pese a que la economía ya se haya recuperado y los recursos del sistema permitan una subida mayor.

El gráfico esconde otra trampa. El comité de expertos planteaba un ajuste de las pensiones a los recursos del sistema de la seguridad social. Eso implicaba congelarlas los primeros años, pero nunca rebajarlas. Son especialistas en pensiones y, por tanto, se han leído el artículo 50 de la Constitución, que prohíbe cualquier revisión por debajo de cero de las prestaciones. Por tanto, la comparación entre el sistema actual, fijado al IPC, el que proponen los expertos y el que plantea el Gobierno quedaría fijado en el siguiente gráfico, y no en el elaborado por el Ejecutivo.

 

 

Despejadas todas las incógnitas sobre la reforma de las pensiones, cabría responder a las siguientes preguntas:

1.            El Gobierno dice que no bajarán las pensiones, ¿pero lo harán? Sí, cuando a partir de 2019 se aplique el factor de solidaridad intergeneracional, la pensión a la que tenga derecho cada jubilado se repartirá entre un mayor número de años, por lo que la prestación anual será menor.

2.            ¿Se congelarán las pensiones en algún momento? No, el factor de revisión anual que ha diseñado el Ejecutivo impedirá que suban menos de un 0,25% cada año.

3.            ¿Perderán poder adquisitivo los pensionistas? Sí, y además lo harán de forma continua. Durante estos primeros años, las pensiones subirán mucho menos que la inflación. Pero incluso cuando la economía se recupere, el techo fijado por el Gobierno hará muy difícil que las prestaciones recuperen el terreno perdido.

4.            ¿Cuál será el primer gobierno que sufra los efectos impopulares de un recorte nominal de las pensiones? El que gane las elecciones dentro de dos legislaturas. Rajoy posiblemente no.

Una respuesta a “El documento de la reforma de las pensiones que oculta el Gobierno

  1. LA ESCOPETA NACIONAL

    OTRA DESGRACIA MÁS A LAS QUE NOS TIENE ACOSTUMBRADOS EL MENTIROSO Y CAINITA GOBIERNO DE RAJOY.
    DENTRO DE POCOS AÑOS VEREMOS A LOS POLÍTICOS ENCHUFADOS EN EMPRESAS QUE OFRECERÁN PLANES DE PENSIONES PRIVADOS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s