Los ladrones de Banco de Valencia

Atribuyen a ex directivos del Banco de Valencia un agujero de 137 millones

Domingo Parra, Aurelio Izquiero y Eugenio Calabuig.Domingo Parra, Aurelio Izquiero y Eugenio Calabuig.

  • El FROB investiga relación entre compra de acciones y ‘pelotazos’
  • El presidente de Aguas de Valencia pagó 12 millones de euros a Domingo Parra y Aurelio Izquierdo por su negocio inmobiliario
  • Los administradores prevén estar más de tres años en el Banco

ELMUNDO.es | Valencia

Actualizado martes 10/07/2012 09:32 horas

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ha cifrado en cerca de 137 millones de euros el agujero que algunos de los ex directivos de Banco de Valencia pudieron provocar en la entidad.

El FROB, según un informe pericial cuyo contenido ha desvelado la cadena Ser, acusa al ex consejero delegado del Banco de Valencia, Domingo Parra, de los supuestos delitos de estafa, apropiación indebida y administración desleal. También acusa a su socio Aurelio Izquierdo, ex director general de Banco de Valencia y ex director comercial de Bankia, de participar en los hechos supuestamente delictivos “a título lucrativo”.

Según el FROB, ambos se aprovecharon del Banco de Valencia para realizar diversas operaciones financieras e inmobiliarias a través de sociedades instrumentales sin contar con la aprobación del consejo de administración.

Tal y como ha venido publicando EL MUNDO, tanto Parra como Izquierdo vendieron sus negocios inmobiliarios a un solo empresario, Eugenio Calabuig, presidente de Aguas de Valencia, accionista también de las dos sociedades en las que invirtieron a través de Izpa (Izquierdo-Parra): Capital Residencial y Casa Amiga Portugal.

Calabuig pactó en noviembre de 2008 -aunque la operación se formalizó a principios de 2009- pagar a Izquierdo y Parra 12,37 millones de euros por las sociedades con las que invirtieron en el litoral de Valencia y Castellón y con la que dieron el salto al Algarve portugués.

Gracias a esa operación, los dos ex directivos obtuvieron un beneficio de 9,3 millones de euros. Calabuig sostuvo que las participaciones se tasaron en 22 millones y solo se pagaron 12.

Parte de la investigación del FROB iba encaminada a encontrar una supuesta compensación de Calabuig a Parra por la operación que le dio el control de Aguas de Valencia o por los beneficios que obtuvo de las operaciones inmobiliarias.

Denuncia ante la Audiencia Nacional

Desde que el pasado mes, los administradores del FROB denunciaran a los anteriores gestores del Banco de Valencia ante la Audiencia Nacional tras apreciar indicios de “diversos delitos”, las investigaciones sobre su gestión han ido avanzando.

El administrador del Banco de Valencia, Jose Antonio Iturriaga, ya anunció en mayo de una “acción legal significativa” contra los anteriores gestores del Banco de Valencia durante el transcurso de una junta de accionistas.

La querella presentada antes por pequeños accionistas fue admitida a trámite en marzo de este año y en ella se denunció el delito de formulación de cuentas falsas y el de administración desleal.

Se dirigía a los miembros del Consejo de Administración y otros órganos de dirección, entre los que se encuentroba José Luis Olivas, en representación de Bancaja -que poseía el 39% del Banco de Valencia-, Antonio Tirado, Domingo Parra, Celestino Aznar y Agnés Noguera, así como el representante de Deloitte.

Acciones y ‘pelotazos’

Tal y como informó EL MUNDO la semana pasada, los nuevos administradores del Banco han ampliado sus investigaciones hacia algunas prácticas supuestamente desplegadas desde la entidad para conseguir que inversores compraran de forma masiva acciones de la entidad y mantener alto en valor en Bolsa. El FROB sospecha que podría haber una vinculación entre determinadas operaciones inmobiliarias del Banco de Valencia y la compra de acciones.

La práctica habría consistido en favorecer fuertes ganancias a algunos inversores en la compra de solares o en promociones inmobiliarias, mediante la implicación directa o indirecta de la entidad, a cambio de que una parte de los beneficios obtenidos se destinara a comprar acciones del Banco de Valencia.

El proceso seguido en el Banco de Valencia tiene paralelismos con el aplicado en la CAM, intervenida como aquel en julio del año pasado.

Uno de los elementos de coincidencia entre la CAM y el Banco de Valencia fue la creación de sociedades con determinados promotores inmobiliarios locales, cuyo acceso a la cúpula de la entidad habría sido más sencilla. En el caso del banco valenciano, el FROB podría haber puesto la lupa sobre las tres sociedades constituidas junto a Bancaja, una por provincia, para gestionar los activos inmobiliarios que iba asumiendo como dación en pago.

El futuro del Banco

La situación de la entidad ha provocado un giro en la posición del FROB en el Banco de Valencia. El nuevo plan de trabajo de José Antonio Iturriaga, según ha publicado este periódico, se está diseñando para un periodo de permanencia largo, de entre tres y cuatro años, pasado el cual se abrirá el proceso de colocación de las acciones del Estado en Banco de Valencia, ya sea en un bloque único, ya en forma de paquetes accionariales.

El FROB también planea romper la sociedad que crearon en su día el Banco de Valencia y Eugenio Calabuig, presidente de Aguas de Valencia, para controlar el 60% de la concesionaria tras rastrear posibles irregularidades en la gestión de la entidad.

El Banco de España decidió intervenir el Banco de Valencia a finales del año pasado y destituyó a su consejo de administración.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s